VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
The Town. Ciudad de ladrones
Escrito por Inmafun   
Domingo, 21 de Noviembre de 2010


Valoración espectadores: 7.33

The Town. Ciudad de Ladrones (Ben Affleck, 2010)

Valoración de VaDeCine.es: 6.8

The Town. Ciudad de Ladrones (Ben Affleck, 2010)Título original: The Town
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 2010 Duración: 125min.
Dirección: Ben Affleck
Guión: Ben Affleck (Novela: Chuck Hogan)
Fotografía: DRobert Elswit
Música: CDavid Buckley, Harry Gregson-Williams
Intérpretes: Ben Affleck (Dough), Rebecca Hall (Claire), Jon Hamm (Adam Frawley), Jeremy Renner (James)

Página web
Trailer


Hay ocasiones en las que ciertos trabajos cinematográficos desprenden un aroma tópico del que resulta difícil zafarse. Sin embargo, existe un reducido número de cintas privilegiadas que, con gran ardid, mucha astucia y, por supuesto, una buena dirección, logran escapar de la monótona sensación de dejavú. Es ésta la gran artimaña y principal virtud de The Town, la segunda incursión de Ben Affleck en el terreno de la realización tras la buena acogida de Adiós, pequeña, adiós (2007).

Con The Town, Affleck demuestra un talento en expansión que, a pesar de necesitar un leve pulido, consigue brillar gracias a una dirección sólida, convirtiendo un thriller al uso en un complejo ejercicio de perspectivas y encrucijadas personales a las que hacer frente. De este modo, una banda de atracadores consigue ganarse el beneplácito y consiguiente empatía del público y todo ello gracias a un meritorio planteamiento de la trama y a una, en general, cuidada presentación de personajes. Esto, unido a un sabio manejo de la tensión, un clímax acertado y un gran empaque en cuanto a la filmación de las secuencias de acción se refiere, hacen de esta cinta un ejemplo de cine comercial que consigue llegar a buen puerto.

La banda

Charlestown, un conflictivo barrio de Boston, se convierte en escenario físico y motor del hacer de los personajes, cobrando un peso específico y determinante en la obra. El Affleck realizador se interesa por la psicología de los personajes principales, dándose tiempo para definirlos, estudiarlos y malearlos convenientemente. Acaparando el film en todos y cada uno de sus aspectos, también Affleck se erige protagonista en el papel de Dough, un atracador marginal que trata de escapar a un pernicioso destino trazado por su entorno. Sin embargo, a pesar de tomarse con seriedad su rol, el polifacético actor no consigue otorgar credibilidad a su personaje, siendo éste uno de los grandes desaciertos que empañan al conjunto. Algo más acertada resulta la actuación de su counterpart femenina, Rebeca Hall, que luce espléndida en el papel que se le brinda, siempre y cuando omitamos que encarna a una superflua e inverosímil directora de banco. Pese a que el resto del reparto consigue estar a la altura, por el contrario, cabe apuntar que la imprecisión con que se dibuja algún secundario no concuerda con la trascendencia que desprende, quedando relegado a un simple vehículo con el que hilvanar la trama. Es este el caso de Jon Hamm (Mad Men) en su papel de agente del FBI. 

La cinta avanza pausada pero enérgica y firme, destilando una acritud seductora. Con una propuesta formal academicista poco o nada estridente, se emplea el flashback en blanco y negro como único recurso expositivo, apostando así por una discreción narrativa que quizá derive en la impersonalidad. Affleck sucumbe ante un declamado deseo de trascender que se hace excesivamente obvio. Pese a ello, el realizador demuestra grandes destellos de ingenio, especialmente en unas secuencias de acción que, grandilocuentes e intensas, consiguen el objetivo que todo thriller persigue: que el espectador vibre.

Hall y Affleck


Hay ocasiones en las que ciertos trabajos cinematográficos desprenden un aroma tópico del que resulta difícil zafarse. Sin embargo, existe un reducido número de cintas privilegiadas que, con gran ardid, mucha astucia y, por supuesto, una buena dirección, logran escapar de la monótona sensación de dejavú. Es ésta la gran artimaña y principal virtud de The Town, la segunda incursión de Ben Affleck en el terreno de la realización tras la buena acogida de Adiós, pequeña, adiós (2007).
Con The Town, Affleck demuestra un talento en expansión que, a pesar de necesitar un leve pulido, consigue brillar gracias a una dirección sólida, convirtiendo un thriller al uso en un complejo ejercicio de perspectivas y encrucijadas personales a las que hacer frente. De este modo, una banda de atracadores consigue ganarse el beneplácito y consiguiente empatía del público y todo ello gracias a un meritorio planteamiento de la trama y a una cuidada presentación de personajes principales. Esto, unido a un sabio manejo de la tensión, un clímax acertado y un gran empaque en cuanto a la filmación de las secuencias de acción se refiere, hacen de esta cinta un ejemplo de cine comercial que consigue llegar a buen puerto.
Charlestown, un conflictivo barrio de Boston, se convierte en escenario físico y motor del hacer de los personajes, cobrando un peso específico y determinante en la obra. El Affleck realizador se interesa por la psicología de los personajes principales, dándose tiempo para definirlos, estudiarlos y malearlos convenientemente. Acaparando el film en todos y cada uno de sus aspectos, también Affleck se erige protagonista en el papel de Dough, un atracador marginal que trata de escapar a un pernicioso destino trazado por su entorno. Sin embargo, a pesar de tomarse con seriedad su rol, el polifacético actor no consigue otorgar credibilidad a su personaje, siendo éste uno de los grandes desaciertos que empañan al conjunto. Más acertada resulta la actuación de su counterpart femenina, Rebeca Hall, que luce espléndida en el papel que se le brinda, siempre y cuando omitamos que encarna a una superflua directora de banco. Pese a que el resto del reparto consigue estar a la altura, por el contrario, cabe apuntar que la imprecisión con que se dibuja algún secundario no concuerda con la trascendencia que desprende, quedando relegado a un simple vehículo con el que hilvanar la trama. Es este el caso de John Hamm (Mad Men) en su papel de agente del FBI.
 La cinta avanza pausada pero enérgica y firme, destilando una acritud seductora. Con una propuesta formal academicista poco o nada estridente, se emplea el flashback en blanco y negro como único recurso expositivo, apostando así por una discreción narrativa que quizá derive en la impersonalidad. Affleck sucumbe ante un declamado deseo de trascender que se hace excesivamente obvio. Pese a ello, el realizador demuestra grandes destellos de ingenio, especialmente en unas secuencias de acción que, grandilocuentes e intensas, consiguen el objetivo que todo thriller persigue: que el espectador vibre.

Compartir
Comentarios (4)
  • Carmelo, el del Cádiz CF

    Si es que Affleck empezó con buen pie en esto del cine con el guión del El Indomable Will Hunting y sus primeras colaboraciones con Kevin Smith: Mallrats y la gran Persiguiendo a Amy.
    Queda claro que a este tipo le va mejor andar a su aire que formar parte del star system.

  • Sr.Bean

    JOe macho a ver si ponéis ya la critica de The Town...a coño que ya esta aquí :D

    Bueno, yo salí contento del cine, me gusto mucho el trabajo de Affleck (detrás de las cámaras), y como se comenta, yo también quede plenamente satisfecho y, tal vez, algo impresionado con las secuencias de acción. Impresionado por que pensé que las resolvería de manera algo más tosca.

    Y si, el gran defecto es el Affleck cara palo actuando...pero, este otro Affleck que empieza a andar me está gustando y mucho. Si el tío tiene tino con los guiones como ha demostrado y sigue en esta linea de ejecución...yo estaré atento de sus proyectos.

    Un saludo.

    P.D: que raro es decir "como mola Ben Affleck", pero bienvenido sea.

  • Inmafun

    jeje, sí que es algo raro, Mr. Bean,pero tal y como anda el panorama cinematográfico... pues ojalá nos llevásemos muchas más sorpresas como ésta.

    y sí, las secuencias de acción son geniales.

    Yo también salí bastante contenta con el conjunto, y eso que no soy una enamorada del género precisamente...

    Saludos!!!

    Pensaremos En Redimir Determinadas Obras Nefastas Ante Directores, Reprimiremos El Tópico Revelador A Sus Ordenes

  • Sr.Bean

    Mr. Bean??? No por dios que me recuerda a: View image, mejor Sr.Bean o Bean a secas, porque él se lo merece: View image

    Un saludo.

    P.D: y preciosa tus frases finales ;)

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook