VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Aliento (Breath)
Escrito por Inmafun   
Viernes, 24 de Septiembre de 2010


Valoración espectadores: 4.50

Aliento (Kim ki duk, 2007)

Valoración de VaDeCine.es: 6.8

Aliento (Breath) (Kim Ki-duk, 2007)Título original: Soom
Nacionalidad: Corea del Sur
Año: 2007 Duración: 84min.
Dirección: Kim Ki-duk
Guión: Kim Ki-duk
Fotografía: Jong-moo Sung
Música: Kim Myung-jong
Intérpretes: Chen Chang (Jang Jin), Ji-a Park (Yeon), Jung-woo Ha (marido)

Página web
Trailer


Si por algo se caracteriza la filmografía de Kim Ki-duk es por explotar de modo recurrente unas constantes que, para muchos, ya resultan inherentes a su cine. Tópicos tales como la soledad, el dolor físico como elemento expiatorio o las relaciones amorosas poco convencionales suelen leerse en todos y cada uno de sus trabajos, reiterándose y explorándose desde diferentes ángulos y, aun así, conservando una hipnótica complejidad. De este modo, sus obras conforman un poliédrico microcosmos a través del cual entrevemos las monomanías y obsesiones del peculiar realizador.

En esta ocasión, Aliento versa en torno a la relación de Yeon, una mujer engañada por su marido, y Jang Jin, un reo condenado a muerte que ha intentado suicidarse en varias ocasiones. Una vez más, Ki-Duk obvia la palabra y se decanta por el lenguaje visual y conductual de los actores. Los parcos diálogos matizan la frustración y el desarraigo de ambos protagonistas que, intentando sobrevivir a la experiencia de la muerte, optarán por compartir sus miserias en un intento de arrojar algo de luz y esperanza a sus vidas. El propio Ki-duk, escondido tras la cámara de seguridad de la sala de encuentros, a nuestros ojos, será un reflejo en una pantalla, voyeur testigo de los encuentros de la pareja.

Los amantes

Tal y como ya sucediera en Primavera, verano, otoño, invierno… y primavera (2003), el director utiliza las diferentes estaciones como recurso dramático con el que pautar las diferentes etapas y, una vez más, moviéndose en un abstracto plano metafórico de lo más íntimo y personal, consigue cautivar y conmover con un cine descarnado, visceral y violento.

Si bien la cinta conserva la original impronta que suele distinguir las obras del surcoreano, en esta ocasión entrevemos cierta reincidencia en algunos patrones argumentales, dejando al espectador con una ligera sensación de déjà vu. En otros trabajos del director, tal y como exponíamos al principio, la repetición de constantes elude la monotonía gracias a la singularidad y extravagancia del enfoque. No obstante, en esta ocasión, Ki-duk parece haber perdido cierto gancho. Esto se une a que el aspecto visual del film, algo menos cuidado que de costumbre, supone un pequeño fiasco para nuestras expectativas que, quizá demasiado elevadas y exigentes, no se ven satisfechas plenamente esta vez. Como resonaba en la conciencia de aquel superhéroe, un gran poder conlleva una gran responsabilidad. En este lance, Ki-duk parece eludir en cierto sentido el compromiso que le ata a su público. Sin embargo, a pesar de decepcionar ligeramente en varios aspectos, el conjunto resulta muy estimulante y turbador.

Compañeros de celda


Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook