Largometraje tragicómico este, en el que nos muestra que la vida es como una montaña rusa, con sus momentos de subida y sus momentos de bajada. Donde se toma los golpes que te puede dar la vida con una media sonrisa en los labios. Con unas situaciones que nos pueden pasar a cualquiera. A destacar alguna escena divertida y los temas escogidos para la banda sonora. Agradable de ver.