VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Sólo Ellos
Escrito por Barry Lyndon   
Domingo, 11 de Abril de 2010


Valoración espectadores: 6.29

Sólo Ellos (Scott Hicks, 2010)

Valoración de VaDeCine.es: 6.5

Cartel Título original: The Boys Are Back
Nacionalidad: Australia
Año: 2009 Duración: 104 min.
Dirección: Scott Hicks
Guión: Allan Cubitt (Novela: Simon Carr)
Fotografía: Greig Fraser
Música: Hal Lindes
Intérpretes: Clive Owen (Joe Warr), Laura Fraser (Katy), Nicholas McAnulty (Artie), George MacKay (Harry), Julia Blake (Barbara)

Trailer


Quizás ustedes consideren sugestiva la temática, pero personalmente el asunto se aleja bastante de mis intereses dentro de una sala de butacas. No obstante, con este subjetivo y desubicado parecer, sólo pretendo ahuyentar espectadores reticentes a los dramas familiares de sobremesa con poco más que ofrecer que los vecinos del quinto. Y es que la cruda cotidianidad puede empalagar a quien recurre al cine para escapar de ella. Pero obviando inapetencias por esta cinta, estamos ante una digna crónica, por supuesto basada en hechos reales, capaz de asentar su discurso con efectividad y cierto empaque cinematográfico.

Inspirado en la novela autobiográfica de un periodista deportivo, el director Scott Hicks firma un proyecto convincente y natural en la respuesta de sus personajes ante la tragedia. De esta manera, la siempre funesta muerte de una mujer joven, madre y esposa, obliga a nuestros protagonistas, los chicos, a reconstruir una familia con muchas incertidumbres, pero toneladas de amor, paciencia y comprensión como cimientos. Una nueva estructura necesitada de tiempo para su consolidación. Repleta de altibajos anímicos. Rebosante de dolor y negación. Una difícil situación orientada a la superación, el aprendizaje y la supervivencia entre necesidades de mucho afecto y pocas pero grandes reglas.

Los chicos

Sorprende la nueva aventura interpretativa de Clive Owen. Su buen trabajo dramático, ciertamente inspirado como viudo y decidido padre de familia, resulta una de las buenas noticias del film. Ésta, sumada a la gran naturalidad de los hijos en sus papeles, consolida con rigor las intenciones psicológicas de la obra: bucear en el drama paterno-filial, dejando evolucionar los personajes sin urgencias ni sentimentalismos gratuitos.

Algo enturbiada por una vulgar voz en off, así como por el desconcertante e innecesario espectro custodio de la fallecida, la obra también encuentra lagunas en lo estereotipado de una casa convertida en pocilga sin presencia femenina. Tampoco es que el asunto llegue a molestar. Pase como medio cómico y relajante en esta ocasión; pero vayamos dejando de reír estas gracias en los tiempos que corren. Esto, bien se lleva al delirio -742 de Evergreen Terrace en ausencia de Marge- o el recurso empieza a oler a cuco. En cualquier caso, y si se animan tras mi displicente descripción, encontrarán una cinta correcta y digerible, aunque probablemente con escaso recorrido en su memoria.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook