Fuera de crítica: En cuanto a la supuesta carga antisemita de Gibson, no la veo cinematográficamente más radical que el propio Evangelio, osea que ese aspecto tan mencionado está, en mi opinión, algo fuera de lugar por más que el director pueda declararse (no estoy seguro de ello)antisemita abiertamente.