VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Pájaros de papel
Escrito por Mr. Sandman   
Jueves, 18 de Marzo de 2010


Valoración espectadores: 6.50

Pájaros de Papel (Emilio Aragón, 2010)

Valoración de VaDeCine.es: 5

Pájaros de papelTítulo original: Pájaros de papel
Nacionalidad: España
Año: 2010 Duración: 125 min.
Dirección: Emilio Aragón
Guión: Emilio Aragón y Fernando Castets
Fotografía: David Omedes
Música: Emilio Aragón
Intérpretes: Imanol Arias (Jorge); Lluis Homar (Enrique); Roger Princep (Miguel); Carmen Machi (Rocío)

Página web y tráiler


Ya sabemos que Emilio Aragón proviene de una estirpe de cómicos. Por mí, encantado con que haga una peli-homenaje a ello, ése no es el problema. Su problema es el propio Emilio Aragón cineasta. Su forma de contar la historia. No tiene medida, no sabe contenerse. Por eso sube el volumen y la carga fanfárrica de la música cuando quiere expresar la gran pérdida del protagonista en el francamente poco elocuente prólogo. Por eso introduce a su padre para dar la frase final y con su presencia redondear el homenaje a su profesión (y por extensión a su clan) a la vez que terminar de aleccionar por si alguien ha andado despistado los otros 120 minutos de metraje. Y por eso en ciertos momentos se atropella con lo que quiere contar, no dejando fluir la historia y entorpeciéndola con detalles introducidos de forma poco sutil.

Image
Lluis Homar e Imanol Arias, grandes


Sutileza, precisamente la cualidad de la que más adolece ésta Pájaros de papel. Aragón, en vez de centrarse en las microhistorias y con pinceladas transmitir un mensaje global, muestra sus propósitos de forma tan transparente que se echa en falta algún gris entre tanto blanco y negro. Si a eso le sumamos lo ñoño de la omnipresente relación paterno-filial (o tutor-alumno que tanto da) el conjunto queda un poco blando y amable en demasía, la diferencia entre la sensación del espectador y lo que quieren transmitir los fotogramas es demasiado grande. La gente sufre, sí, muere y pasa penurias, sí, pero el lado cómico-artístico que tanto le gusta mostrar al director y que supone el "descanso" de la parte melodramática fagocita en demasía a su contrario.

Sin embargo, cuando más se olvida el autor de su propósito y más deja hablar a sus personajes en vez de a él mismo, más hace pensar al espectador y se enriquece la cinta. El reparto brilla, excepto el niño, que si bien en la bis cómica destaca se atranca en la dramática, y hace que los entresijos entre número y número resulten interesantes. No es que sea El viaje a ninguna parte, pero tampoco lo pretende. La parte farandulesca (esa Machi) entretiene y divierte.

Image
Los protagonistas


El mejor ejemplo a todo lo vertido arriba es la escena en que la troupe, sentada detrás de la pantalla donde se proyecta el NO-DO antes de su función, contempla una imagen de Franco. Al estar sentados detrás, su imagen es vista como si de un espejo se tratara, por lo que parece que el Generalísimo saluda con su mano izquierda. Una imagen que por sí sola es potente, y más mezclada con la mirada de rabia y pena de los artistas, queda arruinada con el correspondiente comentario de uno de ellos. Emilio, por favor, ya nos habíamos dado cuenta de la ironía de la imagen, no hace falta que lo subrayes todo. Ahora siente pena, ahora piensa en todo lo pasado por nuestros mayores, ahora llora, ahora ríe, ahora deja el odio aparcado, ni más ni menos eso hace Aragón durante toda la película y de manera demasiado forzada. En definitiva, Emi, deja un poco de trabajo para el espectador, no se lo des todo mascadito. Y por favor, no metas la mano en todo, guión, música...zapatero a tus zapatos. Todos te lo agradeceremos.

 

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook