VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Mi Noche con Maud
Escrito por Error Humano   
Martes, 06 de Abril de 2010


Valoración espectadores: 8.60

Mi Noche con Maud (Éric Rohmer, 1969)

Valoración de VaDeCine.es: 8,5

Mi Noche con Maud (Éric Rohmer, 1969)Título original: Ma nuit chez Maud
Nacionalidad: Francia
Año: 1969 Duración: 110 min.
Dirección: Éric Rohmer
Guión: Éric Rohmer
Fotografía: Néstor Almendros
Música: W. A. Mozart
Intérpretes: Jean-Louis Trintignant (Jean-Louis), Françoise Fabian (Maud), Antoine Vitez (Vidal), Marie-Christine Barrault (Françoise)
Trailer

 


Rohmer, como católico convencido, defendió desde el racionalismo y el debate abierto la existencia de Dios, pero, paradójicamente y a pesar de sus memorables Cuentos Morales, nunca se manifestó como un moralista al uso. Al menos no desde la definición clásica. Si bien sus filmes hablan de moralidad, en estos no se atisba para nada que ésta deba ser única, ni mucho menos necesariamente religiosa. Mi Noche con Maud, tercero de su serial moral según el orden que el realizador consignó, ejemplifica esta afirmación. Así, en el filme se departe abiertamente sobre la problemática de la elección pascaliana, constante filmográfica del realizador francés. Sin embargo, Rohmer no se ciñe a la postura tradicional de  la Apuesta de Pascal, en la que se afirma que si la cuestión de la existencia de Dios es, dada nuestra incertidumbre, puramente azar; sería racionalmente más inteligente apostar por ella, pues aún siendo dicha probabilidad extremadamente pequeña, dicha pequeñez se vería compensada por los grandes beneficios que se obtendrían, es decir, la gloria eterna. Jugando con esta idea de partida, Rohmer presenta en Mi Noche con Maud, el debate entre un católico que no termina de comulgar con Pascal y un marxista que aplica la probabilidad pascaliana a su ideario; con Maud, ejemplo de una nueva moral y librepensamiento, como moderadora o incitadora, según se mire.

Image

Girado pues en su dialéctica, lo cierto es que el personaje principal, Jean-Louis, el católico, identificable en conjunto al propio Rohmer, a pesar de desdeñar la pascalidad en la existencia de Dios, sigue contradictoriamente un comportamiento puramente acorde a la citada teoría en sus decisiones a lo largo del film. Así, ante la inmediatez de una relación amorosa con Maud, a priori alejada de la moral católica, Jean-Louis apuesta por lo improbable, por el reencuentro casual con una finísima chica rubia que vislumbró en la iglesia. Estamos pues ante un nuevo diagrama de elección y azar de Rohmer. De nuevo ante un triángulo puramente intelectual. De nuevo, ante un cuento moral, tal vez, el más conocido de la serie.

La franqueza del guión, arropada por una desnuda planificación en 4:3 de llaneza y simplicidad apropiadas, vendrá dada por la autenticidad de unos personajes alejados del estereotipo, pues ni Vidal será un marxista al uso, ni Jean-Louis un abnegado jansenista, sino un católico cuya moral “es de este siglo”, compatible con el amor y el disfrute de la vida. No será la Iglesia quien le condene con su pensamiento único, sino que vivirá acorde a un equilibrio vital que va más allá del recuento de pecados individuales.

Image

En la lucidez de Mi Noche con Maud tampoco faltará la ironía, y aunque Rohmer, tan absolutamente fascinado por la casualidad y la fortuna, premie a aquellos de sus personajes que apuestan por lo improbable desde la candidez, el autor galo se reservará su opinión sobre si finalmente la ganancia obtenida con el envite incierto fue mayor que la certeza que se tenía inicialmente al alcance. En este sentido, y aunque Jean-Louis (o Rohmer, tanto da) cumpla su anhelo, Maud siempre será Maud. Y el recuerdo de una noche con ella, dará incluso para denominar una de las cúspides fílmicas de uno de los más libérrimos cineastas, o pensadores, que jamás hayan existido.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook