VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
La Coleccionista
Escrito por Error Humano   
Martes, 06 de Abril de 2010


Valoración espectadores: 8.80

La Coleccionista (Éric Rohmer, 1967)

Valoración de VaDeCine.es: 8,5

La Coleccionista (Éric Rohmer, 1967)Título original: La collectionneuse
Nacionalidad: Francia
Año: 1967 Duración: 89 min.
Dirección: Éric Rohmer
Guión: Éric Rohmer
Fotografía: Néstor Almendros
Música: Blossom Toes
Intérpretes: Patrick Bauchau (Adrien), Haydée Politoff (Haydée), Daniel Pommereulle (Daniel), Alain Jouffroy (escritor)
Trailer

 


A Éric Rohmer siempre le fascinaron las encrucijadas del amor, los diferentes recovecos de la pulsión sexual y el papel crucial de la casualidad en todo ello. En esta línea, en La Coleccionista, cuarto de su serie de Cuentos Morales (tercero cronológicamente), exploró los pensamientos de un galán en retiro veraniego, valiéndose para ello de la reiterada estructura de éste su primer serial: triángulo amoroso, voz en off y un relato de elección en la mente de su protagonista. Aquí, Adrien, el eje de la narración, decide pasar el verano alejado de su pareja estable, en la casa costera de un amigo y acompañado únicamente de Daniel, un extravagante pintor conceptual que comparte el objetivo vacacional de Adrien: alcanzar la nada absoluta en su quehacer diario. Sin embargo, en su camino hacia la vacía perfección, se toparan con el obstáculo de un tercer invitado en la casita: Haydée, una preciosa joven que encarna la vitalidad y la sensualidad.


Image

Se interesa así Rohmer por la ruptura del letárgico equilibrio deseado por los dos caballeros ante la presencia femenina. Evidentemente, con la aparición de Haydée, ya no será posible desocupar la mente y descansar el espíritu, por más que la joven acepta voluntariosamente colaborar en mantener la pretendida quietud, pues el macho inevitablemente varía su conducta ante la hembra. El sutil director francés elige la óptica del narcisista Adrien para desentrañar una trama perfectamente tejida, mostrando el inicial enfado ante la desaparición del status quo masculino y las posteriores maquinaciones de un Adrien que entiende que la joven sólo desea seducirle para añadirlo a su colección de amantes juveniles, idea que ya será incapaz de despejar de su cabeza.

Sin reparos en escudriñar en varios sentidos los sentimientos de sus personajes, La Coleccionista muestra, desde la fría serenidad, cómo sus indisimuladamente cultos y presuntuosos roles masculinos quedan retratados ante la inminencia de la naturalidad sexual juvenil. A pesar de sus palabras de contención y búsqueda de la calma absoluta, los actos de los dos varones protagonistas no difieren en demasía de los de un adolescente en celo. Ambos, desde la vanidad, hacen ver su enojo por la simple posibilidad de que una vulgar chiquilla quisiera acostarse con ellos, gente cultivada y de vuelta de todo que tan sólo anhela un prosopopéyico reposo.


Image

Con su habitual economía de medios, ínfimo presupuesto y una destacable planificación, Rohmer impregnó de color la pictórica fotografía de Néstor Almendros y un guión al que los propios intérpretes aportaron conversaciones y sinceridad, filmando así su reflexivo verano del amor, no exento de una bien contenida ironía.

Ejemplo patrón de determinado tipo de cine, La Coleccionista permanecerá indeleble para los amantes de la sutileza, los diálogos impecables y el humanismo. En esencia, toda una pequeña maravilla del existencialismo.

Compartir
Comentarios (2)
  • Anónimo

    De Rohmer, una de las cosas que más me gusta es precisamente ese juego azaroso en el que hace caer a sus personajes, que tantas veces actúan de manera inversa a su discurso verbal-moral. Esa fina ironía y humor, de la que bien hablas, siempre llena de cariño hacia ellos. Todo un humanista.

  • Agente Cooper

    A mi esta película me ha parecido casi perfecta. Mi querido Error está ultimamente de un rácano con las notas...

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook