VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
I'm Not There
Escrito por Error Humano   
Miércoles, 24 de Febrero de 2010


Valoración espectadores: 7.61

I'm Not There (Todd Haynes, 2007)

Valoración de VaDeCine.es: 8

I'm Not There (Todd Haynes, 2007)Título original: I'm Not There
Nacionalidad: Estados Unidos, Alemania
Año: 2007 Duración: 135 min.
Dirección: Todd Haynes
Guión: Todd Haynes, Oren Moverman
Fotografía: Edward Lachman
Música: Bob Dylan
Intérpretes: Cate Blanchett (Jude), Christian Bale (Jack / Pastor John), Richard Gere (Billy), Marcus Carl Franklin (Woody / Chaplin boy), Ben Whishaw (Arthur), Heath Ledger (Robbie), Kris Kristofferson (Narrador, voz), Charlotte Gainsbourg (Claire), Julianne Moore (Alice Fabian), Michelle Williams (Coco Rivington)
Página web y Trailer


SUBTERRANEAN IMPRESSIONISM BLUES


Contemplo viejas fotografías familiares y reparo en mi madre, con sus largas trenzas, enfundada en una blanca camiseta serigrafiada con el rostro de Bob Dylan, el hombre que fuera reflejo de una época, mito y voz generacional. Valga esta imagen para evocar la ascendencia de un músico que traspasaba fronteras, llegando a Europa, calando incluso en una España aún tristemente franquista. Una tierra incapaz de comprender sus letras pero que lucharía por asimilar, con años de retraso, el mensaje que el icono contracultural propugnara en sus tiempos de canción protesta, justo antes de descubrir la electricidad.

Ecléctico inclasificable, la prensa nunca se cansó de intentar etiquetarle. Todos resultaron intentos vanos, pues inadvertían que existen mil y un personajes en un simple cuerpo, el del huidizo Robert Allen Zimmerman. Partiendo de esta fragmentación, el cineasta Todd Haynes, con su I’m Not There, suerte de biografía surrealista, capta la esencia deconstruyendo al artista: poeta, comprometido, irreverente, forajido, profeta, impostor... genio. Tantas aristas como adjetivos calificativos. Dylan es todos, Dylan es ninguno. Esbozos necesarios para componer un retrato genuino, original, acertadísimo.

¿Quién es quién?

Porque I’m Not There viene a revolucionar el concepto de biopic. Donde habitualmente impera el detallismo cronológico, un inspirado Haynes propone la pincelada ágil, certera e instantánea, cambiando realismo por impresionismo. Así, al igual que aquel sol anaranjado reflejado sobre aguas gris-azuladas que Claude Monet titulara Impresión, sol naciente, este film capta lo esencial, ignora lo superfluo, generando una impresión, un parecer, apenas una silueta sobre el lienzo.

De este modo, Todd Haynes no ejerce simplemente de estudioso de la ingente cantidad documental que existe sobre el músico, sino que la asimila, le comprende. Y sólo así se explica esta caleidoscópica semblanza, donde desfilarán tantos actores, personajes y canciones como sea menester para narrar una historia que bien podría ser la del citado trovador o la de medio siglo norteamericano, tanto da.

En el singular relato destacan el necesario montaje, el simbolismo como reclamo para el público más dylaniano y la conseguida fotografía, también variable en su uso del color y la luz. Como variado y lúcido es el reparto, entre los que se eleva una Cate Blanchett en espectacular metamorfosis hacia el Dylan que todos guardamos en nuestras retinas.

Bob Dylan es un crack, pero se fija demasiado en Calamaro, ¿no?

Tan absolutamente inabarcable como la carrera de Bob Dylan, la película se despliega exuberante, con algunos pasajes mágicos, como aquellos acompañados por los míticos temas I Want You o Ballad of a Thin Man. Otros se antojan más oscuros pero igualmente necesarios, imprescindibles diría yo. Porque Dylan no es sólo el The Freewheelin’ Bob Dylan o el Highway 61 Revisited, no sólo el Blonde on Blonde, también es aquellos discos incomprendidos, personales, divagantes. Y Todd Haynes no duda en poner el objetivo en estos puntos conflictivos, huyendo de la incondicional reverencia para mostrarnos un personaje egocéntrico a veces, hipertrofiado en el estrellato otras, genuino siempre.

Disfrutable a todos los niveles excepto al más primario, el largometraje se olvida del espectador más usual, aquél de gustos narrativos clásicos, presentando así sus credenciales al fracaso comercial. I’m Not There, con su libérrima propuesta artística, con su arriesgado envite por mantener el misterio, fomenta la leyenda más sugestiva del músico de Minnesota, asentando los pilares de lo que ya podríamos considerar “Mitología del siglo XX”. Con Bob Dylan, el héroe al que las palabras le crecían a borbotones, habitando el remozado Olimpo.

Compartir
Comentarios (6)
  • agente cooper

    Ahí queda eso.

    De 2007, más o menos cuando Control, por ejemplo. La demora en el estreno patrio es casi un sacrilegio. Todd Haynes no es un cualquiera.

  • barry lyndon

    Muy interesante, desde luego. El suicidio comercial es evidente, pero el talento artístico brota en cada secuencia.

  • Agente Cooper

    La traductora de Murakami ha puesto de moda el "tanto da". (perdón por el inciso).

  • error humano

    Buena apreciación Cooper, pero, a riesgo de perjudicar irreversiblemente mi imagen, debo reconocer que mis "tanto da" seguramente vengan más influenciados por Juanma Trueba!

  • error humano

    Me lo temía.
    Así pues, mi respuesta ha sido un rodeo para acabar dándote la razón.
    Además coincido bastante con las recomendaciones de Trueba, a las que añadiría, relacionando literatura y pasión por el fútbol, a Eduardo Galeano.

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook