VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Un Hombre Soltero
Escrito por Error Humano   
Sábado, 20 de Febrero de 2010


Valoración espectadores: 7.13

Un Hombre Soltero (Tom Ford, 2009)

Valoración de VaDeCine.es: 7

Un Hombre Soltero (Tom Ford, 2009)Título original: A Single Man
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 2009 Duración: 99 min.
Dirección: Tom Ford
Guión: Tom Ford, David Scearce (Novela: Christopher Isherwood)
Fotografía: Eduard Grau
Música: Abel Korzienowski
Intérpretes: Colin Firth (George), Julianne Moore (Charley), Nicholas Hoult (Kenny), Matthew Goode (Jim), Jon Kortajarena (Carlos)
Página web
Trailer



LA ELEGANCIA CINEMATOGRÁFICA DE UN DEBUT DE FIRMA

Es habitual adjetivar como ‘renacentista’ a aquél que busca expresarse a través de diferentes lenguajes artísticos. No obstante, en la exaltación de esta cualidad se puede obviar una certeza del arte en nuestros días: la ingente mezcolanza de influencias, la creciente vaguedad de la actual frontera entre diversas disciplinas. El cine, séptimo ordinalmente, es tal vez uno de los ámbitos artísticos que más atinadamente acapara variadas ascendencias. Así, no resulta extraño ver como un cineasta busca un tratamiento de la luz para la fotografía inspirado en el dramatismo barroco de Caravaggio o en la singular cotidianeidad norteamericana de Hopper.

Ciertamente más inusual, y por ello curioso, se nos presenta el intrusismo a la inversa, la visita de un pintor, un músico o un diseñador -en el caso que nos ocupa-, a los recovecos de la cinematografía. Pues bien, esta intromisión o peculiaridad constituye el gran atractivo inicial de Un Hombre Soltero, debut en la dirección del hasta ahora diseñador Tom Ford, salvador en su momento de la firma Gucci y refinado gentleman.

Al pobre Colin le costará sacar las manchas de maquillaje del cuello de la camisa!

Afortunadamente, más allá de que la cinta quede impregnada poderosamente de la fragancia de su creador, ésta alcanza cotas más elevadas que las del modismo cinematográfico o la modernez impostada que cabría esperar. Y es que Un Hombre Soltero supera ampliamente las expectativas. Eminentemente formal, Ford no desaprovecha la oportunidad de huir del cliché romántico/promiscuo homosexual para abrazar sutilmente el verdadero amor, independientemente de cuántas equis o íes griegas se repartan entre los cromosomas de la pareja.

Anotada la evidencia de la inclinación gay del film, al referirme a sutileza más bien quisiera resaltar lo vívido y empático que resulta el novel cineasta en su propuesta, tal vez por lo biográficamente cercana que le pueda quedar la novela de Isherwood en la que se inspira el guión. Así, en medio de la cuidada estética y ambientación de Los Ángeles a comienzos de los 60, conocemos la decoloración que provoca la pérdida trágica, impactante y repentina, de un amor que se siente genuinamente veraz. Sin embargo, donde en otro cine surge el dolor más sentimentaloide, aquí aparece el continuismo imperativo, la obligación de seguir adelante a pesar de la tremebunda pena. Asoma incluso el humor surrealista al intentar acabar con la vida cuando ésta se empeña en seguir ofreciendo su luminosidad y cromatismo.

'And I saw her smile...' cantaba el pequeño bastardo Tony Stonem.

Es cierto que la adaptación de la novela pierde fuerza en sus diálogos más pretenciosos, donde le queda lejos el grave intelectualismo de Bergman o la aparente, y sin embargo tan estudiada, culta naturalidad de Rohmer, un referente intencional aún demasiado distante. Es aquí donde uno teme que, tras el encomiable envoltorio, Ford juegue a trilero o a prestidigitador de truco mil veces visto u oído. Sin embargo, justo cuando el film amenaza con acampar en tierra de nadie, con quedar a medio camino entre el caprichoso experimento y el interesante debut, aparece un magníficamente contenido Colin Firth para recordarnos sus estupendas cualidades interpretativas y, de paso, evidenciar que Ford no es simplemente un advenedizo gratuito, sino que el exquisito gusto del diseñador va más allá de la pose y la estética.

En prueba de ello, en esta su primera y sugestiva apuesta, Tom Ford combina provechosamente dirección artística e historia, amparado en la sabia elección de un reparto al que, al mencionado y celebrado Firth, se suman la competencia de Julianne Moore y la novedad de un efébico Nicholas Hoult (el maquiavélico Tony Stonem de la serie británica Skins), por fin catapultado al cine.

Así pues, tras la prometedora escaramuza de Un Hombre Soltero, ya se aguarda con interés la próxima parada fílmica de Tom Ford, un recién destapado cinéfilo de indudables cualidades, impecable paladar artístico y un largo camino por recorrer.

Compartir
Comentarios (2)
  • Dialoguista  - EXCELENTE

    Excelente tu introducción y tu crítica, no entiendo en qué le bajaste 3 puntos eso si :0 jajaja
    Para mi, esta peli es un 10 redondo, profunda, bien filmada, buena historia, bien actuada. Excelente ;)

  • cruela de vil

    Cuando se juntan Moore y Firth, saltan chispas. El resto... bueno, ahi está.

    Impagable el comentario de Moore sobre las rubias de bote, los alientos y hacer el pino.

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook