VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
La Profecía
Escrito por Barry Lyndon   
Domingo, 25 de Octubre de 2009


Valoración espectadores: 6.60

La Profecía (Richard Donner, 1976)

Valoración de VaDeCine.es: 6.5

Cartel PelículaTítulo original: The Omen
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 1976 Duración: 111 min.
Dirección: Richard Donner
Guión: David Seltzer
Fotografía: Gilbert Taylor
Música: Jerry Goldsmith
Intérpretes: Gregory Peck (Robert Thorn), Lee Remick (Katherine Thorn), Harvey Stephens (Damien), David Warner (Jennings), Billie Whitelaw (Mrs. Baylock)

Trailer


“Algo tendrá el agua cuando la bendicen”. Pues bien, el sabio refrán nos viene muy a mano para explicar por qué este título se ha convertido en un todo clásico del género. Y es que resulta difícil encontrar seguidores del terror que no guarden en su memoria la inquietante presencia de Damien, el pequeño y diabólico protagonista de La Profecía. Sólo un niño de inocente apariencia, pero poseedor de una turbadora mirada capaz de congelar el alma. ¿Argumento suficiente para soportar el peso de la obra? En esta ocasión, y ayudado por un enrarecido clima de suspense, desde luego diría que sí.

El pequeño Damien

Cierto es que su torpe guión adolece de una cojera crónica que impide tomar brío a la narración. No menos verdadera resulta la ingenuidad de los diálogos, vulgarmente simplistas, encaminados a empujar la historia a marchas forzadas. No obstante, a nadie se le escapa que su tensa atmósfera resulta lo suficientemente sugestiva como para alterar al espectador más calmado. Una cuidada ambientación que, asentada en la lograda fotografía y una banda sonora sobrecogedora, salva de las llamas esta enésima encarnación cinematográfica del Infierno en el ser más insospechado.

Nacida a la sombra del extraordinario éxito de El Exorcista, ciertamente la cinta que nos ocupa pierde el pulso enfrentada a aquella obra maestra del terror. No estamos aquí ante un film tan maduro y original como el de William Friedkin, y, pese a la aparente semejanza argumental entre la niña Regan y el pequeño Damien, la diferencia es sustancial. Mientras la primera es un ser inocente invadido por Satanás, el segundo es el verdadero Anticristo nacido hombre. Ese importante matiz distingue ambas historia de posesión, resultado más interesante la agónica corrupción de la niña que la intriga de un verdadero monstruo de apariencia angelical y alma oscura desde la cuna, por mucho que ésta sea tan ilustre e influyente como la del hijo de un embajador de los Estados Unidos.

La vigilante mirada de la niñera

En cualquier caso imprescindible para amantes del terror psicológico y el suspense, su impronta es reconocible en multitud de títulos posteriores del género. Nadie lo duda: Damien, su andrógina niñera, así como el celoso rottweiler que les protege son ya, por derecho propio, historia del cine fantástico. Una imaginativa manera de entender un arte que respeta profundamente iconos como el creado por este satánico churumbel.


“Aquí la sabiduría. El que tenga inteligencia calcule el número de la Bestia, un número de hombre. Su número es 666"
APOCALIPSIS 13.18.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook