VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
El mundo de los perdidos
Escrito por Inmafun   
Miércoles, 16 de Septiembre de 2009


Valoración espectadores: 3.75

El Mundo de los Perdidos (Brad Silberling, 2009)

Valoración de VaDeCine.es: 2.0

ImageTítulo original: The Land of the Lost
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 2009 Duración: 93 min.
Dirección: Brad Silberling
Guión: Chris Henchy, Dennis McNicholas (Historia: Sid Krofft, Marty Krofft)
Fotografía: Dion Beebe
Música: Michael Giacchino
Intérpretes: Will Ferrell (Dr. Rick Marshall), Danny McBride (Will), Anna Friel (Holly)

Página web
Trailer


Bienvenidos al túnel del horror. En esta atracción de feria sondearán agujeros espacio-temporales que les transportarán a universos de cartón piedra, descubrirán lagartos verdes de látex, animales prehistóricos  y homínidos degenerados. Y todo ello de la mano de Siberling, director de Casper (1995) y Una serie de catastróficas desdichas (2004) y responsable directo de esta amalgama de extravagancias que, en busca de la gamberrada, se disuelve en un catálogo de gags low-cost.

Will Ferrell, protagonista de esta innecesaria revitalización de la serie del 74, encarna al Dr. Rick Marshall, un científico sin crédito que pasa por una mala racha. Éste conocerá a Holly (Anna Friel), estudiante devota de sus teorías acerca de los taquiones, partículas subatómicas capaces de abrir puertas a otras dimensiones alterando el espacio-tiempo. Juntos, decididos a jugarse el pellejo en la prueba de un exótico acelerador de taquiones, se desplazarán a un lugar propicio para ello. El sitio elegido serán las dependencias de una cueva que, a modo de pasaje fantasmagórico, Will (Danny McBride) explota para su propio beneficio en una especie de homenaje a la casa de los 1000 cadáveres. De este modo, los tres personajes serán transportados a un extraño universo daliniano dominado por los sleestaks, unos lagartos humanoides decididos a dar matarile a los desorientados intrusos.

Image

Sin embargo, no serán estos los únicos problemas que tendrán que afrontar nuestros antihéroes. El acelerador de taquiones ha desaparecido, un T-rex se ha propuesto hacerles la vida imposible y, además, un príncipe simio de modales cuestionables se unirá al grupo como colmo del desconcierto. Conspiraciones intergalácticas, decisiones trascendentales, cristales mágicos y entornos surrealistas son los elementos que componen esta locura argumental sin pies ni cabeza, y lo que es peor, sin chispa.

Image

El libreto, intencionadamente absurdo y cargado de jokes escatológicos y sexuales, no atiende a concierto alguno y parece más bien fruto de un brainstorming que de una calculada maniobra. Podría alegarse que el espíritu de la cinta emana precisamente de ese caos argumental, sin embargo, las numerosas carencias evidencian una clara falta de tino, que viene consagrada principalmente por los delatadores altibajos en el ritmo. Además, como culminación a esta “genialidad”, los efectos especiales y, sobre todo, los toscos “disfraces” que la variedad de bichejos portan, son premeditadamente herederos de una serie B que enfatiza el carácter cutre de la cinta.

Dudo que este petardo pueda entretener a alguien, ya sea niño o adulto. De modo que absténganse de acudir a las salas si no quieren ser testigos de una de las mayores aberraciones cinematográficas de este año. Es un consejo.

Image

 

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook