Efectivamente, se trata de un biopic muy digno y entretenido. Además toca con tino los temas más interesantes en la vida de Bruce Lee, como su entusiasmo, ambición, rechazo al racismo y la mala suerte de la familia. Rescata cientos de movimientos del maestro y encierra muchísimos homenajes a su obra. Una buena piedra de toque para conocer al mito.