VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Last Days
Escrito por Mr. Sandman   
Lunes, 07 de Julio de 2008


Valoración espectadores: 5.86

Last days (Gus Van Sant, 2005)

Valoración de VaDeCine.es: 1

ImageTítulo original: Last Days
Nacionalidad: U.S.A.
Año: 2005
Duración: 97 min.
Dirección: Gus Van Sant
Guión: Gus Van Sant
Fotografía: Harry Sabrides
Música: Rodrigo Lopresti
Intérpretes: Michael Pitt (Blake-Kurt), Lukas Haas (Luke), Asia Argento (Asia), Scott Green (Scott)
Página web
Trailer

Primer plano de la película. Vemos a un personaje con ropas medio harapientas, paseando errático por un bosque. Segundo plano. Véase primer plano. Tercer plano. Véanse primer y segundo plano. Cuarto plano. El personaje encuentra un río, se baña vestido. Hace un fuego, pone a secar la ropa. Oscurece, el personaje deshace sus propios pasos y vuelve a una casa destartalada, vieja. Fin de la introducción.

Image
Kurt se va de Jueves Lardero

Siendo una película del Gus Van Sant ‘independiente', no es que me esperase un ritmo alto, ni una cascada de diálogos ni nada por el estilo. Prometo que estaba preparado para mucha secuencia contemplativa (si habéis visto Elephant entendéis lo que quiero decir), planos largos... en fin, que sabía a lo que me exponía. Incluso al final de la introducción que expongo en el primer párrafo todavía pensaba que hasta ahí la cosa era pasable. Aburrida pero pasable. El problema viene cuando el tono de dicha primera secuencia se expande a lo largo de absolutamente toda la cinta. ¿Eso que quiere decir? Pues que lo que podría servir para caracterizar un personaje principal desdibujado, perdido en sus propias obsesiones, sirve para dotar a todo el metraje de falta de diálogos, de sentido, de focalización, de absolutamente nada que merezca la pena.

Yo, que amo ‘El indomable Will Hunting', que incluso llegué a medio perdonar ese engendro que era ‘Psycho', que reconozco que, aunque Elephant no me emociona tiene una fuerza innegable, me acerqué a la sala receloso y mis peores temores se vieron confirmados, ya que el señor Van Sant se introduce, reboza, empapa, pringa en lo peor del independentismo cinéfilo, que es intentar trascender, ser pretenciosos a base de no serlo absolutamente nada, haciendo un engendro que ni es Dogma, ni un falso documental, ni un biopic ni nada reconocible. ¿Entonces qué demonios es? Pues una pérdida de tiempo, una tomadura de pelo y una paja mental del amigo Gus (no he visto Gerry ni se me ocurrirá), que todavía se estará descojonando de los modernetes de mierda que para colmo aplauden y dicen que ‘esto' es una obra maestra (véase ‘mejor película del año 2007' de la revista musical ‘RockDeLuxe').

Image
Michael Pitt

Si esta película la hace un desconocido con sus amiguetes un fin de semana en la casa del pueblo no le hace ni caso ni Blas. Esto es así. "Es que es Gus Van Sant, ya sabes". Si, ya sé. Aburrido, mira-ombligos, detestable, en fin, parece intentar hacer anti-cine, de modo que obvia cualquier cosa que pueda ser meramente interesante y entretenida para el espectador bajo la coartada del retrato de un Kurt Cobain cuesta abajo y sin frenos. Bueno, es que hasta eso lo tenemos que intuir, porque Michael Pitt simplemente deambula de un lado para otro sin decir ni pío con supuesta cara de atormentado. De hecho es que supongo que no conseguirían los derechos (o no los creían necesarios) de los nombre reales y los personajes se llaman de otra forma aunque todos sepamos de quiénes se tratan, lo que le da al tinglado un surrealismo aún mayor. El único momento en que Van Sant parece que se lanza a dirigir (el resto lo podía haber filmado yo sin problemas) nos ofrece una escena insustancial desde dos perspectivas distintas, algo que no aporta nada, no viene a cuento y no tiene sentido ninguno, da la impresión de que alguien le dijo "¿Oye, por qué no cuentas esta escena desde el salón y luego desde la cocina?¿Y eso para qué? Pues no sé, por hacer algo. Ah, ¡vale!"

Dicho esto, tengo que decir que hubo un momento de la película que si me gustó, el desenlace. El protagonista descansa y nosotros también. Que no os engañen, esto es un truño mayúsculo. Y tú, Gus, amiguete, ya no me pillas en otra.


 

Compartir
Comentarios (2)
  • Tyler Durden

    Con dos cojones.
    Me cago en los modernos de mierda.

  • Mr. Sandman

    Si no es cosa de modernos o no modernos, es sólo que Last Days es simplemente una tomadura de pelo.

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook