VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Mi Primo Vinny
Escrito por Agente Cooper   
Miércoles, 09 de Septiembre de 2009


Valoración espectadores: 6.67

Mi Primo Viny (Jonathan Lynn, 1992)

Valoración de VaDeCine.es: 6.5

ImageTítulo original: My Cousin Viny
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 1992 Duración: 120 min.
Dirección: Jonathan Lynn
Guión: Dale Launer
Fotografía: Peter Deming
Música: Randy Edelman
Intérpretes: Joe Pesci (Vincent Gambini); Marisa Tomei (Mona Lisa Vito); Fredd Gwynne (Juez Haller); Lane Smith (Fiscal Trotter)

Trailer


En 1992 Marisa Tomei ganó un Oscar a mejor actriz secundaria por su papel de novia de un picapleitos (Joe Pesci) de Brooklyn que viaja al sur del país para sacar a su primo adolescente (Ralph Macchio) del lío en que, sin comerlo ni beberlo, se ha metido junto a un colega. Algo que deja bien a las claras Mi Primo Vinny es que la comedia nunca ha necesitado grandes alardes para funcionar. Dos actores principales con empaque, secundarios con oficio y un guión efectivo. Tan fácil… y tan difícil de encontrar. Películas como ésta, de sobremesa y sin pretensiones, parecen animales extintos ante tanto monumento a la sofisticación.

La película, es cierto, divaga demasiado en el contraste de los personajes con el entorno pueblerino, hecho que acarrea problemas de arrancada y lleva el metraje demasiado lejos de los aconsejables 90 minutos. Pese a ello, el espectador tiene la carcajada asegurada en cuanto entra en el tribunal presidido por el Juez Haller (casi irreconocible Fred Gwynne sin el maquillaje de German Monster) y asiste a sus careos con un siempre solvente Joe Pesci, actor de raza, con aura de chico listo que tocó la excelencia en sus colaboraciones con Scorsese en Toro Salvaje, Uno de los Nuestros -por la que ganó un oscar dos años antes de esta película- y, posteriormente, Casino. Faceta interpretativa ésta a la que el director hace un guiño en el malentendido que surge al visitar a los convictos en la cárcel por primera vez.

Image

Con un toque más cercano a Juzgado de Guardia que a Doce Hombres sin Piedad, Lynn no se enreda. La película hace gala de una excelente estructuración narrativa y alcanza momentos de sorprendente ritmo durante el proceso, un incremento de revoluciones que llega justo a tiempo para captar al espectador antes de su huida. Y así, en constante aceleración, alcazamos la resolución catártica del entuerto (con un error de guión eso sí) en un movimiento típico de la comedia clásica, con Tomei aleccionando a la parroquia en esto del automovilismo a la par que calma su enfado con su novio y libra a los chicos de cualquier sospecha.

Nada del otro mundo, pero desde luego tampoco un título olvidable, ni en la carrera de sus actores ni en la comedia de los años 90. Casi veinte años después, Mi Primo Vinny se conserva con la misma frescura y capacidad para hacer pasar un rato divertidísimo.

Compartir
Comentarios (2)
  • Mr. Sandman

    Supongo que conoceréis que según la leyenda, Jack Nicholson, el cual le entregó el oscar a la Tomei, leyó el nombre que le dió la gana y que el óscar no era, supuestamente, para ella.

    Jejeje.

  • barry

    Por supuesto que conozco esa leyenda..pero no me creo nada,..Efectivamente, es cierto corre hace años por hollywood ese rumor, seguro, sin sentido

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook