En mi opiníon esta es la mejor película de Bruce Lee, tiene las mejores peleas y un argumento interesante. Quizá le falle un poco el guión, pero está muy sobre la media de las películas típicas de kung-fu que se producía en los 70.