VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
La fortaleza maldita
Escrito por Dr. Manhattan   
Viernes, 14 de Agosto de 2009


Valoración espectadores: 6.50

La fortaleza maldita (Michael Mann, 2009)

Valoración de VaDeCine.es: 6.5

Póster de La fortaleza malditaTítulo original: The keep
Nacionalidad: Reino Unido
Año: 1983 Duración: 96 min.
Dirección: Michael Mann
Guión: Michael Mann
Fotografía: Alex Thomson
Música: Christopher Franke, Edgar Froese, Johannes Schmölling
Intérpretes: Scott Glenn (Glaeken Trismegestus), Alberta Watson (Eva Cuza), Jürgen Prochnow (Capitán Klaus Woermann), Robert Prosky (Párroco), Gabriel Byrne (Major Kaempffer), Ian McKellen (Dr. Theodore Cuza)

Tráiler

La fortaleza maldita (The keep) es prácticamente la única incursión en el fantástico del director Michael Mann. Rodada en 1983, posee el reconocible aroma ochentero, destilado en una imperfecta pero a la vez atractiva estética (ya irrepetible, ciertamente, con la consiguiente nostalgia que nos arranca el visionado de una de aquellas cintas), y cuajado en un guión no del todo satisfactorio pero que plantea un argumento imaginativo (en esta ocasión, adaptación de la obra de F. Paul Wilson).

Gabriel Byrne

En el año 1941, en el marco del cerco a Rumanía por parte de los nazis, un grupo de ellos se refugia en una pequeña aldea instaurada en el corazón de los Cárpatos. En ese lugar se alza una imponente fortaleza, de estructura piramidal y rara predisposición interior, ya que parece que más que proteger de la invasión del enemigo, guarda a sus entrañas de escapar al exterior. A su alrededor, la inmensidad del cielo nuboso y un aire general de misterio y superstición en lo que concierne al significado de las cruces de níquel que habitan el torreón, junto a la predisposición de Mann a desplazar la cámara sugestivamente entre sus paredes a la par que una fría ventisca descuartiza nazis exploradores, configuran una atmósfera intrigante, terrorífica por momentos.

Sin embargo, la repentina aparición de personajes rectilíneos y poco explicados mediado el film, junto a la nula profundización en el misterio planteado (dejando entreverse una cierta moraleja al final, pero alcanzada a través de los carriles de la tosquedad narrativa), desemboca en la explicitud de lo anteriormente sugerido que, si bien era uno de los reclamos principales de la cinta (la visión de un ser de forma terrorífica que elimina nazis tenía que serlo), ciertamente logra un menor impacto. La corporeización del bien que ha de hacer frente a la expansión nazi, cuyo poder es mucho mayor, finalmente trunca en ambición propia deshumanizada, y queda claro que todo ente encerrado y desconocido, siempre debiera quedar en ignorancia para el común de los humanos, por mucho que aquí el golpe final lo aseste otro “ser superior” de similar magnitud a aquél; en una lectura ciertamente confusa y amparada únicamente en los parámetros de la pura ciencia-ficción.

El monstruo que encierra The keep

The keep se erige pues en una extraña cinta, de atractivo visionado sin duda y que apuesta por mantener ese aire extraño, viciado, hasta el final, por más que la ambición de Michael Mann en crear su propio icono (bien diseñado y parido al fin y al cabo) envuelto en efectos especiales (simples, efectistas) no le diera el resultado esperado. De ahí probablemente que no volviera a transitar por ese camino y girara de nuevo hacia su género fetén, el auténtico policiaco que ya visitara en su anterior Ladrón. Sus seguidores se lo agradecemos.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook