VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Exorcismo en Connecticut
Escrito por Error Humano   
Miércoles, 12 de Agosto de 2009


Valoración espectadores: 2.33

Exorcismo en Connecticut (Peter Cornwell, 2009)

Valoración de VaDeCine.es: 2,5

ImageTítulo original: The Haunting in Connecticut
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 2009 Duración: 92 min.
Dirección: Peter Cornwell
Guión: Adam Simon, Tim Metcalfe
Fotografía: Adam Swica
Música: Robert J. Kral
Intérpretes: Virginia Madsen (Sara Campbell), Kyle Gallner (Matt Campbell), Elias Koteas (Reverendo Popescu), Amanda Crew (Wendy), Martin Donovan (Peter Campbell), Erik Berg (Jonah)
Página web y Trailer


Parece el cine de terror campo propicio para el debut de nuevos talentos captables por la industria. Casos como el de Sam Raimi, Peter Jackson o Guillermo del Toro así vienen a corroborarlo. Como nexo en común, en sus planteamientos casi amateurs, todos los componentes de esta lista compartían el gusto por el riesgo, la pasión cinéfila y la diversión como conceptos básicos para experimentar con el celuloide. Pero no todo el monte es orégano. En Exorcismo en Connecticut, tal vez Peter Cornwell se toma demasiado en serio a sí mismo. O quizás, atenazado por la responsabilidad de dirigir su primer largo, el novel realizador acude al tenebrismo como único fin, aplastando al espectador con tragedia y oscuridad a un tiempo, como si por añadir desgracias al claroscuro fotográfico el film tuviese que tornar irremediablemente inquietante. Sin embargo, el enrevesado libreto a cuatro manos de Tim Metcalfe y Adam Simon no sólo carece de enjundia para generar intriga, sino que en su mezcolanza de ectoplasmas, casas encantadas e inquietos difuntos compone todo un insustancial canto al tedio.


Image
La ansiedad inguinal propia de la adolescencia causa estragos.

Con la reiteración de respingos como exclusivo hilo conductor medianamente reconocible hasta bien entrado el metraje, el único misterio por resolver que realmente importa aquí es dónde demonios dejó Cornwell el sentido del ritmo. Sin batuta ni mando, un sincopado montaje de flashbacks explicativos, aderezado con los omnipresentes sobresaltos, conforma la paupérrima solución fílmica aportada. Un recurso casi tan burdo como el intento de emocionar a través del cáncer sufrido por su protagonista. Enfermedad que, todo sea dicho, finalmente no conduce a ningún punto en concreto.

Aun rescatando desde la benevolencia alguna secuencia de cierto impacto visual, la escenografía también termina por naufragar a causa de su afán por mostrar en lugar de sugerir, malogrando la atmósfera para dejar al descubierto sus carencias imaginativas. Escaso bagaje pues para esta prescindible medianía de nulo valor argumental y olvidable realización. Para ahorrarles tiempo, en sintética suerte, probaré a exorcizar sus potenciales ánimos de pagar por ver este largometraje con una sola palabra: Insufrible.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook