VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Big
Escrito por Error Humano   
Lunes, 10 de Agosto de 2009


Valoración espectadores: 7.10

Big (Penny Marshall, 1988)

Valoración de VaDeCine.es: 7

ImageTítulo original: Big
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 1988 Duración: 104 min.
Dirección: Penny Marshall
Guión: Gary Ross, Anne Spielberg
Fotografía: Barry Sonnenfeld
Música: Howard Shore
Intérpretes: Tom Hanks (Josh Baskin), Elizabeth Perkins (Susan), Jared Rushton (Billy), Robert Loggia (MacMillan), John Heard (Paul), David Moscow (joven Josh)
Trailer

 

Parece imposible sacudirse la nostalgia al rememorar ciertas películas. Se trata de films que forman parte de los recuerdos infantiles de toda una generación. Principalmente de aquella hornada de chavales que tantas reposiciones televisivas engulló. Big es, sin duda, uno de los estandartes de estos productos de entretenimiento. Ideada con cierto sentido y la sencilla fórmula mágica de los ochenta, la cinta, fábula moderna, juega con el deseo de querer ser mayor que todo niño ha sentido alguna vez, ya sea tras ser ninguneado al opinar en alguna reunión familiar o por no ser tomado en cuenta por una chica del colegio.

Lograda la empatía con su público objetivo, la historia se muestra en su inicio ocurrente y atractiva, con un inolvidable Tom Hanks moviéndose como pez en el agua en el rol de niño grande que le consagró. En ciertas secuencias la carcajada nos asaltará ineludible; y es que no conviene olvidar el potencial cómico y gestual del ahora respetado actor de blockbusters. En otras ocasiones, la memoria nos sorprenderá tarareando cierta canción que para los protagonistas es símbolo de su amistad y para nosotros de una niñez que creíamos más lejana de lo que en realidad se encuentra.

 

Image
Hanks ruega a Zoltar, el concede-deseos, no volver a rodar otro libraco de Dan Brown.

Siendo el leitmotiv principal resaltar la importancia de la infancia como época imprescindible y formativa, el maniqueísmo asoma en algún que otro personaje para mostrar, por contraposición, el lado interesado y desalmado del mundo adulto. Perdonable simplificación por cuánto aporta a la capacidad de síntesis de una historia que podemos tragarnos de buen grado cualquier tarde de siesta en su enésima reprogramación, aun con anuncios.

Pasada la mitad del film, sus realizadores intentan evitar quedarse en la simple comedia, introduciendo una trama romántica que, con menor empalago que el reciente Caso de Benjamin Button, viene a mostrarnos asimismo la imposibilidad e impotencia de un amor contra natura, o más bien, a contratiempo. Cierto que aquí, en busca de empaque, la película desemboca en lugares comunes, mostrándose predecible y moralizadora, si bien también es innegable que, para entonces, ya resultará inevitable que nos quedemos con la sonrisa dibujada en los labios, el grato recuerdo de un teclado gigante y un pegadizo estribillo refrescado en nuestra mente:

Simisimi cocoboc
simisimi rooooock
Conozco una chica, ¡bonita!
le pido una cita, ¡repita!
Quiere un helado de limón
que le gusta un montón
uuuuuuuuuuuuh… ¡mareo!
damos un paseo
que no es nada feo
La canto, la bailo,
la saco y la distraigo,
pero a pesar de todo...
no la podré ligar.......

Image
Estudios para piano de Liszt a cuatro pies.

 

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook