VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Brüno
Escrito por Dr. Manhattan   
Miércoles, 15 de Julio de 2009


Valoración espectadores: 5.45

Brüno (Larry Charles, 2009)

Valoración de VaDeCine.es: 2

Póster de BrünoTítulo original: Brüno
Nacionalidad: EE.UU.
Año: 2009 Duración: 81 min.
Dirección: Larry Charles
Guión: Sacha Baron Cohen, Anthony Hines, Dan Mazzer, Jeff Schaffer
Fotografía: Anthony Hardwick, Wolfgang Held
Música: Erran Baron Cohen
Intérpretes: Sacha Baron Cohen (Brüno), Gustaff Hammarsten (Lutz), Chibundu Orukwowu (O. J.), Josh Meyeres (Kooku)

Página web y tráiler


La pareja formada por el director Larry Charles y el camaleónico y capacitado actor Sacha Baron Cohen lo han vuelto a hacer. Tres años después de Borat, se han vuelto a unir para parir una nueva comedia desmedida, salida de tono se mire por donde se mire y con ganas de provocar (carcajadas, obviamente; sólo los más puritanos se podrán sentir ofendidos por una película como esta, a todas luces irreverente). Esta vez se trata de Brüno.

La cuestión aquí me parece clara: ¿qué postura debe adoptar el crítico ante las correrías de este personaje (de Baron Cohen en definitiva), un austriaco maricón hasta la médula que busca desesperadamente la fama emigrando a EE.UU. y vertiendo allí su verborreica capacidad de desmadre y exceso, en un contexto, bien sabido, hostil para su atrevida imagen y alocadas formas?

Sacha Baron Cohen, gay convencido esta vez

Pues bien, resultaría del todo absurdo entrar a machete desde una pose academicista, puesto que no procede por cuanto considero necesario la previa adaptación de la visión del espectador al juego de la narración que se propone; es evidente que no se puede mirar a todo por igual. Así pues, una vez solventado este “proceso” de limpieza del prejuicio, y por fin adentrados en la historia de este parlanchín desvergonzado, uno se da rápida cuenta de su mayor problema: la agotadora, grosera repetición de un humor, mayormente de índole paródico y raíz sexual, que podría incluso llegar a hacer gracia a alguien (seguidores e incluso admiradores de esta manera de hacer chistes, sean vocales, gestuales o concebidos como imagen en sí misma, tan rematadamente zafia, chabacana, vulgar y tosca al fin, habrá), pero que de ninguna manera va a alguna parte.

Porque más allá de que puntualmente aparezca un chispazo que ilumine de manera fugaz la escena para que el dardo ronde el centro de la diana, la inmensa mayoría de las pretendidas críticas que por aquí asoman, no hacen más que eso: asomar sin que el que las mira un poco detenidamente (tampoco mucho, no crean) las tome siquiera en consideración, riéndose de ellas de la misma forma que Baron Cohen se ríe con ellas. ¿Que no deja de ser, como mínimo, transgresor en sus tonterías, y esa especie de riesgo debe ser tenido en cuenta? Podría, pero nunca he encontrado el sentido a la provocación per se, más aún si ésta va envuelta en la (falsa) pompa.

Brüno en una pose muy característica...

¿Qué queda, entonces? Pues algo que, al menos, alivia en parte la broma de mal gusto que acontece, y es precisamente su estilo visual. Porque sin ese tono documental que Charles adopta tras la cámara -por falso que, en última instancia, también resulte-, donde ésta sigue a escasos metros a la locaza de Baron Cohen (me niego a decir Brüno, lo siento), cual reality televisivo posmoderno, los escasos noventa minutos de duración hubieran resultado del todo insoportables.

Compartir
Comentarios (2)
  • agente cooper

    Ese momentazo Palestino-Israelí es un monumento a la absurdez de todo conflicto entre seres humanos. Oro puro. Como ese los hay contados, pero son tan desternillantes que a mi me compensaron tanta desfachatez escatologica.

  • barry lyndon

    lo siento doc, pero yo m he descojonado d risa! Aunque entiendo también tu postura.

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook