VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Good
Escrito por Dr. Manhattan   
Martes, 02 de Junio de 2009


Valoración espectadores: 4.67

Good (Vicente Amorim, 2008)

Valoración de VaDeCine.es: 3

Póster de GoodTítulo original: Good
Nacionalidad: Reino Unido/Alemania
Año: 2008 Duración: 96 min.
Dirección: Vicente Amorim
Guión: C. P. Taylor, John Wrathall
Fotografía: Andrew Dunn
Música: Simon Lacey
Intérpretes: Viggo Mortensen (John Halder), Jason Isaacs (Maurice), Jodie Whittaker (Anne), Steven Mackintosh (Freddie), Mark Strong (Bouhler), Gemma Jones (madre Halder), Steven Elder (Eichmann)

Página web
Trailer


Cuando se aborda el tema del nazismo, debemos ponernos en cuarentena. Es una cuestión igual de delicada que de manida, y pocas cosas -más aún en la sociedad de la información en que estamos inmersos en la actualidad- nos quedan ya por saber sobre una de las etapas más abyectas de la historia de la humanidad, si bien, obviamente, nunca está de más denunciar el horror para poner sobre aviso a las nuevas generaciones. El problema, pues, radica en ver si existe la posibilidad de elaborar algo diferente y que de verdad aporte una novedad a tener en cuenta, cuestión inevitablemente complicada considerando lo anterior.

Good es un nuevo paso atrás en ese sentido. Su director, Vicente Amorim, toma como referencia visible a una película como La lista de Schindler, la cual no es precisamente un mal modelo, pero la realidad es que de ninguna manera le llega a hacer competencia, ni tan siquiera homenaje, más aún, bordea el ridículo en su intento de recoger y adaptar la sensibilidad que en la obra de Spielberg rodeaba al personaje de Liam Neeson para arrimarla aquí a un desconcertado profesor de universidad que flirtea sin cortapisas con el régimen nazi. Éste está interpretado por Viggo Mortensen, otro gentleman; ni por esas.

Parece increíble, pero cuando John Halder acepta reunirse con un oficial nazi por el agrado que las ideas que publicó en un libro han tenido en el propio führer, y a medida que avanzan sus progresos en el colaboracionismo con el régimen, en ningún momento parece darse verdadera cuenta de lo que sucede a su alrededor, de dónde se ha metido y de las consecuencias que tendrán sus actos. Esto supondría una lúcida metáfora de la imposibilidad de absentismo de las garras del horror cuando se está inmerso sin oficio ni beneficio en él, de no ser por la deficiente construcción de un guión que no explica las motivaciones del personaje, del que no sabemos a ciencia cierta su cometido salvo cuando hacia el final, vestido con el traje oficial, se ve obligado a expulsar de sus casas a los judíos (secuencia precedida de otra en la que, mientras se viste y toma una primera conciencia de su situación al verse delante de un espejo, su mujer, admirada por su porte, se la borra de sopetón mediante una felación en off; posiblemente lo mejor del film y un temible apunte de la importancia de la mujer alemana en la construcción del III Reich).

Imagen de Good

La figura del arrepentimiento del personaje nos viene dada mediante un amigo de su juventud, judío. Durante toda la película existe una dialéctica entre ambos (en realidad, la única existente), pero nada relevante se extrae de ella porque Halder parece ensimismado, incapacitado para hacer nada por él por mucho que lo intente y se preocupe; una perfecta parábola de la encerrona narrativa en que navega el propio film.

Finalmente, nos queda una realización plana que brevemente vira su adocenado rumbo hacia el terreno del surrealismo para capturar las alucinaciones que en algunos momentos sufre el personaje. Pasajes de adorno que confunden aún más al espectador, quien sin duda saldrá aturdido (si no indignado) de la sala tras contemplar la peligrosa simpleza del asunto cuando haya visto y oído el esperpéntico plano final.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook