VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Yol
Escrito por Error Humano   
Martes, 12 de Mayo de 2009


Valoración espectadores: 6.20

Yol (Yilmaz Güney, 1982)

Valoración de VaDeCine.es: 7,6

ImageTítulo original: Yol
Nacionalidad: Turquía, Suiza
Año: 1982 Duración: 114 min.
Dirección: Yilmaz Güney
Guión: Yilmaz Güney
Fotografía: Erdoan Engin
Música: Sebastian Argol Kendal
Intérpretes: Tarik Akan (Seyit Ali), Serif Sezer (Ziné), Halil Ergün (Mehmet Salih), Meral Orhonsay (Emine)

Trailer

 

Hay ocasiones en que el cine traspasa su lenguaje con el fin de servir de válvula de escape emocional, excediéndose en su habitual cometido. Pocos ejemplos tan significativos de lo expuesto como Yol, traducida en algunos sitios como El Camino. En ella, la sinceridad se apodera del celuloide empleado y el controvertido Yilmaz Güney, director turco-kurdo encarcelado durante buena parte de su vida, exorciza sus propios fantasmas y, junto a ellos, los de sus compañeros de celda. Evitando centrarse en un solo personaje, el guión se compone de lo acontecido a varios presidarios durante un permiso carcelario. El largometraje tiene poco de ficción y no cuesta imaginar al propio Güney escuchando emocionado el relato de camaradas regresados tras algunos días de licencia. Precisamente esos sentimientos comunitarios, esos anhelos y temores son los que se plasman en el film.


Image
El niño con cabeza de garbanzo otea triste a través del cristal.

La esperanza se mide aquí en ansías de libertad, en el vuelo de un pájaro o las crines de un caballo alborotadas por el viento. Sin embargo, y como contrapunto, en medio de ese simbolismo se planta, inamovible, la desesperanza de la realidad. Lo soñado ya no es tal, la familia no espera y el mundo ha seguido girando mientras ellos cumplían condena. Y, durante ese tiempo, la historia no ha sido precisamente benévola con el país otomano. La crueldad militar reina a sus anchas y absurdas leyes rigen la vida cotidiana de los ciudadanos. De un lado, las recientemente impuestas por el opresivo nuevo régimen; de otro, las ancestrales tradiciones religiosas y morales, brutales y sexistas.

Acierta Güney con el tono del discurso, pues desde la sencillez formal muestra a sus personajes tan reales y creíbles como la vida misma, huyendo del bondadoso dibujo de roles para implicarlos de forma activa en la barbarie, tomando parte aceptada del juego machista, intolerante y costumbrista. Sin embargo, la mayor dureza provendrá de la resignación de la mujer a su mezquino papel y de la continuidad que aportan los niños, nuevas generaciones consagradas con pasmosa naturalidad al pisoteo de derechos humanos. Este realismo granítico es capaz de helar cualquier corazón, congelando el alma del espectador.

 

Image
Sentida conversación en el Belén viviente.

Aunque cuidada formalmente, se nota en la factura su humilde condición, hecho que no restó un ápice de emoción al jurado de Cannes, que no dudó en premiarla con la Palma de Oro, premio compartido ex aequo con la también crítica Missing (Costa-Gavras, 1982). Y es que Yol supone un ejercicio de sinceridad cinematográfica cuya innegable autenticidad  conmueve a cuántos le ofrezcan una oportunidad. Sin embargo, de su libérrimo espíritu y propia convicción surgen enormes trabas para llegar al público. No es éste un film de los que generan expectación y, ahondando en su propio intimismo, peca de falta de gancho durante la primera media hora, ensimismado como está en narrar sus propias sensaciones a su necesario y pausado ritmo. No obstante, superado este tiempo luce su mayor virtud: la capacidad de generar historias de atractiva narrativa cinematográfica y épico lirismo. Secuencias de las que, uno no sabe muy bien porqué, quedan grabadas en la memoria de todo aquél que dedicó un par de horas de su vida a conocer esta obra de Yilmaz Güney, uno de los nombres más polémicos y misteriosos del cine europeo del pasado siglo.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook