VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Rudo y Cursi
Escrito por Rolo Tomasi   
Viernes, 08 de Mayo de 2009


Valoración espectadores: 3.50

Rudo y Cursi (Carlos Cuarón, 2009)

Valoración de VaDeCine.es: 3

Cartel de Rudo y CursiTítulo original: Rudo y Cursi
Nacionalidad: Méjico
Año: 2008 Duración: 100 min.
Dirección: Carlos Cuarón
Guión: Carlos Cuarón
Fotografía: Adam Kimmel
Música: Leoncio Lara
Intérpretes: Actor (personaje que interpreta)

Página web
Trailer

Una película que cuenta como protagonistas a Gael García Bernal y Diego Luna, y que está producida por, nada más y nada menos, que los tres tenores del cine mejicano (Alfonso Cuarón, Guillermo del Toro y Alejandro González Iñarritu) se merece, como mínimo, el beneficio de la duda. Una vez vista, queda claro que de no ser por sus ilustres responsables esta película nunca hubiera llegado a las pantallas españolas debido a su escasa calidad, y menos aún teniendo en cuenta el escaso impacto que tiene el cine mejicano en nuestras salas.

Es un país como España, repleto de fanáticos por el fútbol, una historia ambientada en el mundo del balompié parece un reclamo perfecto para la taquilla pero aquellos que se acerquen al cine con la intención de ver una especie de episodio de Campeones, no podrán salir más decepcionados. En toda la película no hay más de cinco minutos en los que aparezca un centímetro de césped y los que hay, para más inri, están rodados con tal torpeza que resultan obvios los trucos usados para convertir a Gael García Bernal en un crack del balón cuando, en realidad, no había dado una patada a un bote en toda su vida antes del rodaje. El error de casting no se reduce sólo a Gael, sino que se extiende también a Diego Luna, difícil de creer en su papel de guardameta excepcional. Aun a pesar de que cada uno resulta poco convincente en su papel, la química establecida entre ellos ayuda a sobrellevar con cierta permisividad tan importante fallo.

Image

Si el tema principal no es el fútbol, ¿cuál es entonces? El precio de la fama. Un asunto interesante y que da para muchas y profundas reflexiones que Rudo y Cursi se limita a tratar con una superficialidad irritante. El argumento sobre chicos pobres que consiguen la riqueza y la popularidad gracias a su talento, permite a Gael García Bernal autoparodiarse pero siempre sin lograr arrancar algo parecido a una sonrisa. Por si fuera poco, la voz en off que aparece a lo largo de todo el relato, le da a la película un barniz de moralina que la hace aún más difícil de digerir. La moraleja acerca de la maligna influencia que ejerce la gran ciudad sobre unos inocentes pueblerinos, mientras que el mundo rural, a pesar de sus miserias, resulta el último refugio de la buena gente, resulta más propia de una película de Paco Martínez Soria que de una del siglo XXI.

Narrativamente, Rudo y Cursi es, por decirlo de alguna manera, extraña. En lugar de seguir un flujo narrativo continuo, está estructurada de forma que la película se compone de escenas faltas de un armazón compacto, para las que el espectador tiene que suponer gran parte de sus antecedentes y sus consecuencias, lo que provoca momentos de confusión, algo especialmente grave dada la escasa complejidad de la historia que se nos cuenta.

Por cierto, Rudo y Cursi se supone que es una comedia pero apenas hace reír. Pocas cosas peores pueden pasar viendo una película que pensar que vas a pasar un buen rato divirtiéndote con sus gracias y, al final, acabar medio cabreado por haber estado la mitad del tiempo mirando el reloj como si con ello fuera a avanzar más deprisa. Si tuviera que decir algo bueno de ella, lo mejor que se me ocurre es que podría haber sido aún peor (aunque me cuesta imaginar cómo).

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook