VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Una noche para morir
Escrito por Dr. Manhattan   
Lunes, 16 de Junio de 2008


Valoración espectadores: 4.33

Una noche para morir (Nelson McCormick, 2008)

Valoración de VaDeCine.es: 1

Cartel de Una noche para morirTítulo original: Prom night
Nacionalidad: EE.UU/Canadá
Año: 2008 Duración: 88
Dirección: Nelson McCormick
Guión: J.S. Cardone
Fotografía: Checco Varese
Música: Paul Haslinger
Intérpretes: Brittany Snow (Donna), Scott Porter (Bobby), Jessica Stroup (Claire), Dana Davis (Lisa), Collins Pennie (Ronnie), Kelly Blatz (Michael), James Ransone (Detective Nash), Johnathon Schaech (Richard Fenton)
Página web
Trailer


Proliferan en la cartelera, semana tras semana, películas americanas de terror adolescente que ni siquiera alcanzan a tener un propósito específico, perdidas en el océano de la desubicación, tan irrelevantes que ni tan siquiera sirven para entretener -¡ni mucho menos asustar!- a la típica pareja de adolescentes con ganas de emociones fuertes en una aburrida tarde de domingo, relegando a los susodichos a otros menesteres más placenteros (no puedo imaginarme otra cosa más sensata transcurrido un cuarto de hora de película).

Y sí, Una noche para morir se encuadra a la perfección en esa clasificación. A ver si os suena: una joven (¿por qué todas las tías de estas películas deben estar buenas?; quizás las cosas podrían comenzar a cambiar por ahí, mira por donde ya sería un muy tonto pero mínimo apunte de una más que necesitada originalidad, cuya carencia es el mal endémico en este prototipo de película) es perseguida la noche de su graduación por un psicópata que escapa de la cárcel, un antiguo profesor suyo que, enamorado de ella, decide traumatizarla a costa de cualquier matanza, ya sea la de su familia (razón por la cual fue encerrado), la de sus amigos o la de la señora de la limpieza del hotel…

Brittany Snow, la acosada protagonista

La muestra inequívoca de la falta de cualquier mínimo viso de inspiración son precisamente los asesinatos: todos muy similares, carentes de fuerza (no basta montar aceleradamente para crear tensión), anodinos en definitiva como la película en sí misma; y claro, ya me contará usted qué le puede quedar al asunto si lo mínimo exigible en un film “de terror”, la creación de una cierta atmósfera de misterio, está desaparecido por completo. No hay esbozo de drama, porque los personajes -el personaje, porque si ya la chica nos hace esbozar una sonrisa complaciente, todos los que la rodean sencillamente nos hacen reír- vuelven a ser igual de planos que los crímenes, sin ninguna clase de profundización en sus a priori marcados traumas; no hay unos actores -aunque más bien debería decir personas con frases aprendidas- que sostengan el despropósito aportando alguna seña de identidad propia que se desmarque de la insipidez; no hay una realización que destaque en ningún aspecto, que aporte nada a recordar, deambulando por los caminos de la más aburrida estandarización; no hay nada, en el fondo, más allá de una sucesión de insignificantes secuencias prolongadas para llegar al final, deseado desde el tercer beso que el chico le dio a su novia en su butaca compartida, muy cansados ya en la incomodidad que el respaldo de ésta les supone.

No sé usted, pero yo al final de estas películas siempre deseo fervientemente que la chica acabe descuartizada, es lo que me supone la mayor satisfacción de su visionado; total, ya lo dice el título, así que algún ingenio querrían haberle dado los simpáticos traductores cuando trasladaron ese “Prom night” a nuestro idioma… Ni por esas.

Compartir
Comentarios (2)
  • Mr. Sandman

    Qué dura es la vida del crítico! :cheer:

  • Rolo Tomasi

    No te metas con que sólo salgan tías buenas en estas películas, para una cosa interesante que tienen.

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook