VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Nacho Vigalondo presenta 'Extraterrestre'
Jueves, 27 de Octubre de 2011


Valoración espectadores: 8.00

Por Alba Cantón (Colaboración)

El placer de dirigir

Tuve tiempo de comer, de ver media Gantz II, de terminar una biografía de Frida Khalo y de pasear el vestido azul una y otra vez por la terraza del Meliá esperando a Nacho Vigalondo. Pero es que, ¡no tuvo ni un momento! Fotos, cámaras de vídeo persiguiéndole, entrevistas interminables... Ya estaba anocheciendo cuando se me acercó disculpándose. Ante mí, el reto: tratar de evitarle OTRA entrevista más, de que respondiera a las mismas preguntas entre las que seguramente llevaba 7 horas. Parecía cansado y yo también. Así que le miré cómplice, enchufé la grabadora y empezamos a, simplemente, charlar.

Vigalondo con cara de cansado en Sitges

Festival de Sitges. ¿Vienes de promoción siempre o has podido venir alguna vez sólo a ver pelis?

Me da rabia reconocerlo pero siempre he venido aquí con películas. Por circunstancias de la vida nunca he podido venir como fan. Hubiese querido muchos años pero siempre se juntaba algún asunto en el último momento, laboral o económico. Entonces, bueno, siempre tuve una deuda con este festival que resolví trayendo películas. O sea que es una manera de equilibrar las cosas. Lo que pasa es que trayendo películas lo que no haces es ver películas de otros. O ves muy pocas.

¿No te ha dado tiempo a ver nada?

Ayer pude ver Emergo. Y, vamos, me parece una gozada. Sobre todo en un año en el que ya parece que el cine español está ¿consolidísimo?

¿Consolaridadísimo?

De repente descubrimos que no existe esta palabra.

(Nos reímos. No nos sale. Tras varios intentos sí. Consolidadísimo).

Es un poco la comidilla del festival, ¿no? Como que ya no es algo reseñable que haya muchas películas españolas de calidad. Es un sentimiento muy emocionante. Además, es un género muy delicado porque ya está muy explotado, entonces cuesta añadir algo nuevo al género en el que participa Emergo pero hay bastantes detalles muy interesantes en la película que la hacen única. Hay un juego con píxeles en pantalla y hay una alusión a la altura del mundo fantasmal con respecto al terrenal que me pareció muy gracioso. Se explica que hay una altura de 90 cm del mundo fantasmal con respecto del nuestro. (Se ríe emocionado con la idea)  Cosa que me parece una idea de Noguera.

Totalmente. (¡Qué ganas de verla...!) ¿Habrá una promoción para Extraterrestre tipo el Cronojuego? ¿Un Extrajuego?

Ojalá. Bueno, ojalá no. Lo va a haber, lo va a haber. Es un recuerdo tan bueno que tengo del Cronojuego como el de la película. Después del estreno de Cronocrímenes tenía tantas ganas de hacer otra película como de hacer otro juego para internet. Hasta el punto de que me hubiera gustado hacer un juego para internet sin necesidad de que estuviese vinculado a la promoción de una película.  Es que es divertidísimo. Tiene la emoción de estar aparentemente explorando un lenguaje nuevo. No solamente quiero repetir la experiencia sino también mejorarla y depurarla. Corrigiendo los fallos que tuvimos en su momento.

¿Se sabe ya cuándo será el estreno de Extraterrestre?

A principios de año pero la fecha no está clara.

Presentación de 'Extraterrestre' en Sitges
Te voy a hacer una pregunta que siempre he querido preguntarle a un director de cine que haya hecho esto. El hecho de actuar y dirigir a la vez, ¿cómo lo llevas? Tanto en 7.35 de la mañana como en Cronocrímenes apareces... O tienes a un primero de dirección muy bueno o estás tú a todo...

Intento trabajar en un entorno muy cómplice a base de repetir con la gente. Tengo una relación muy sólida, mi ente de dirección es el mismo siempre. Y en ese sentido ayuda. Por otro lado, tal y como me planteo el rodaje todo está definido antes. Tanto porque el cuerpo me lo pide como porque las condiciones del rodaje no son las más volubles y uno tiene que rodar equis planos en un día porque no hay mucha pasta, o no hay  muchos días, o no podemos tener mucho tiempo la localización.. es más a tiro hecho. Y para bien o para mal es el estilo que me está definiendo. A partir de ahí ya todo está hecho de antemano. Llegar al rodaje es ejecutar un plan que ya está definido y como mucho hay que improvisar soluciones a los problemas que nos van surgiendo. Pero eso también ayuda que puedas salir de repente en la pantalla. Pero tampoco lo quiero convertir en una costumbre. Nunca fue para mí una costumbre el salir en pantalla. Y de hecho, si bien empecé como actor y en mis primeros cortos yo me tomaba más en serio como actor que como director he aprendido a enamorarme del lenguaje audiovisual hasta el punto de disfrutar menos los días en que yo en Cronocrímenes estaba delante de la pantalla que los días es que estaba solamente detrás. El placer de dirigir es tan grande que llega un momento en el que estar delante de la pantalla era un esfuerzo extra que no disfrutaba. Si está todo claro tienes más margen de maniobra.

A la hora de escribir el guión de Extraterrestre, ¿tenías pensado quién querías que interpretaran a tus personajes o surge después?

Me gusta tener más o menos claro quién va a hacer de cada personaje porque me gusta adecuar mucho el guión a los personajes hasta el punto de que la última versión de guión está hecha después de los ensayos con ellos. Para acercarme mucho más a lo que ellos pueden dar en cada secuencia. Adaptarlo a los gestos, todas las sutilezas que puedan dar ellos. Por ejemplo, el personaje del vecino no sería así si yo no conociera a Carlos Areces de antemano. Lo mismo con Julián Villagrán. Quien entró a través de cásting fue Michelle Jenner. En un principio no tenía claro que ella fuese quien hiciera el personaje porque el perfil que yo imaginé para la actriz no tenía el perfil que da ella pero hizo un casting que me enloqueció. A mí y a Julián. Hicimos el cásting con ella y nos cautivó al instante.

Hubo mucha química entre los actores...

Hubo una química magnífica. Julián estaba preocupado porque decía:  “Una mujer como Michelle jamás tendría un romance con un hombre como yo“. Pero no solamente eso sino que teníamos que parecer que fuera creíble que Michelle fuera novia de Raúl Cimas cuando no encaja ni la edad ni el tamaño de los cuerpos. (Lo escenifica con un gesto y me sonríe) Sin embargo cuando los vimos juntos todo funcionaba.

Michelle Jenner en el rodaje con Nacho Vigalondo
Sí, si sí... ¿Por qué no? (Recuerdo la película, recuerdo a Raúl y  Michelle, y no sé por qué pero aunque dudé al principio luego me cuadraban perfectamente) ¿Cuántos cafés caen al día? ¿Cuántos llevas hoy? (Yo, apasionada del café, él al que ya le he visto pedir tres o más. Duda.)

Estoy intentando no reprimir mi adicción al café pero sí dosificarlo de manera más inteligente. Porque creo que la cantidad de café que cada uno puede tomar al día es muy limitada. No puedes tomar más de cinco cafés al día el sexto ya no sabe a café. Ya sabe a otra cosa. A partir de ahí me gusta mucho dosificar el uso del café  a momentos muy útiles del día o puntuales. Por ejemplo, si sé que tengo que escribir por la tarde, no me tomo un café por la mañana. Me lo tomo justo antes de arrancar a escribir. No aumento mi dosis de café diario. Intento hacerlo de una manera inteligente.

¿Que es más o menos...?

No suelo dar números en las entrevistas...

(Nos lanzamos un par de sonrisas desafiantes... Corto y cambio.)

¿Te apetecería rodar fuera de España? Tanto Hollywood, Asia... ¿Te llama la atención? ¿Te lo has planteado alguna vez?

No. No veo un atractivo extra en rodar fuera de España. Lo que sí es que me gustaría es rodar un guión que pida que sea rodado fuera de España. Lo que sí que quiero es poder tener la oportunidad de poder grabar cualquier cosa. Pero el punto de partida nunca son elementos secundarios como la nacionalidad del proyecto sino la historia en sí. No pienso rodar en Japón, pero si recibo un guión o lo escribo, de una historia que tiene que ser rodada en Japón pues quiero ir y me voy para allá. En principio siempre es la historia, no lo otro.

¿Has ido alguna vez a un karaoke fuera de España?

De hecho creo que he ido a más karaokes fuera de España que en España. Claro.

(Me lo imaginaba...).

Bueno, pues cuéntame cuál ha sido el mejor...

Recuerdo  un karaoke en Japón en el que era imposible reconocer ninguna de las canciones que estaba en la lista. Entonces eso se acercaba a la esencia del karaoke más pura. La pureza absoluta del karaoke, que es el desastre anunciado, la catástrofe asegurada. Pidas lo que pidas no vas a saber cuál es la canción, ni siquiera vas a saber leer lo que aparece en pantalla. Va a ser un ridículo sí o sí y a partir de ahí estamos en el núcleo de lo que es un karaoke. Es el fracaso elevado a la máxima potencia.

¿Eso pasó?

Claro, por supuesto. Lo de triunfar en un karaoke no tiene sentido.

Me quedo con ganas por preguntarle por los karaokes en China. Pero las connotaciones que eso conlleva y la pesadez de las horas que han pasado me impiden saber si pillará el tono irónico. Le agradezco su tiempo. Nos despedimos. Hasta la próxima...


Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Entrevistas