VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Entrevista a Alastair Kirton, el zombie de las 50 libras
Escrito por Mr. Sandman   
Jueves, 22 de Octubre de 2009


Valoración espectadores: 7.23
Alastair Kirton en Colin

Colin es la nueva sensación del género zombie en Gran Bretaña. Con un presupuesto de apenas 50 libras y contada desde el punto de vista de uno de los infectados, ha conseguido estrenarse en salas comerciales y armar ruido. Hablamos con su protagonista, un joven Alastair Kirton que tras su paso por la escuela de arte dramático debuta en un largometraje, en el marco del Festival de Sitges, donde se pudo ver la cinta.

Vadecine.- ¿Qué le parece el Festival de Sitges?

Alastair Kirton.- Es genial, un placer estar aquí, increíble. Había oído hablar de él y nunca pensé que podría llegar a estar aquí.

VDC.- ¿Cómo es el salto del anonimato absoluto a cierta notoriedad como tiene ahora?

AK.- Ha sido extraño, ver fotos mías como un zombie por aquí, no me acostumbro a verme así, incluso cuando me veo en la pantalla, es raro.

VDC.- Siendo su primer trabajo, ¿cómo se ve en la película?

AK.- Sí, es mi primera película, por eso siempre estás nervioso al verte, buscando lo que has hecho mal, eres muy crítico contigo mismo. Una de las cosas que realmente me gustó cuando vi Colin por primera vez fue lo mucho que disfruté la historia, eso fue un gran alivio para mí. Es realmente excitante y fantástico verte en pantalla grande.

VDC.- ¿Cuantas veces la ha visto ya?

AK.- Algo así como siete, no son tantas.

VDC.- ¿Y todavía piensa que podría mejorar algo de su actuación, al verse?

AK.- No necesariamente. Normalmente en los festivales veo los dos primeros minutos y luego dejo al público verla tranquilamente. Aquí en Sitges es la primera vez que hago promoción sin el director, hemos pasado mucho tiempo juntos. La peli sale en Halloween en Gran Bretaña y hemos hecho mucha promoción en festivales. Se suponía que él estaría aquí pero está muy liado con el estreno, la salida en DVD, no ha podido.

Mr. Sandman con Alastair Kirton
Mr. Sandman con Alastair Kirton

VDC.- Entonces se están dando un descanso.

AK.- Digámoslo así.

VDC.- Pero son una pareja sólida.

AK.- Absolutamente (risas).

VDC.- ¿Se conocían antes del rodaje?

AK.- Nos conocimos a través de un amigo mutuo que de hecho está en la peli, le arranco la cabeza. Yo estaba en la escuela de arte con él y a su vez él estaba con Mark (director) en la Universidad. Rodamos un par de cortos, nos empezamos a llevar bien ya que nos gusta el mismo tipo de cine, terror, ciencia ficción, cine indie. Empezamos a pasar tiempo juntos, hablar mucho y entonces Mark me ofreció hacer Colin.

VDC.- ¿Cuál fue su reacción?

AK.- Yo le dije: "¿Una película desde el punto de vista de un zombie? ¿En serio?". Pero bueno, era algo nuevo, Mark es un director muy creativo y brillante. Él quería hacer una película, sacarla adelante, todos los días nos encontrábamos con problemas que resolver, simplemente al nivel de crearla. Ha sido un trabajo de mucha paciencia, él ha estado trabajando en ella 18 meses y además los dos teníamos a la vez nuestros trabajos. Teníamos que levantarnos prontísimo, usar fines de semana, días libres.. sólo el hecho de que la hayamos consiguido terminar y que la gente la vea es increíble.

VDC.- Ver su trabajo en pantalla, terminado, debe de ser indescriptible.

AK.- Sí, es increíble, ir a muchos festivales alrededor del mundo y que la gente se interese, no sólo en cómo la hicimos, sino en la cinta en sí.

VDC.- Una curiosidad, ¿Sale el director en la película? Estoy seguro de que sí.

AK.- Sí, lo está. Hace de zombie... de hecho creo que lo hace porque ese día se quedó sin gente para actuar (risas). Hizo que Michelle (otra actriz) le maquillara. Michelle intentó vengarse de tanto maquillaje como ella había llevado poniéndole de todo pero Mark estaba encantado. Mark interpreta además otro papel, el del personaje que me golpea con el carrito de la compra. Dijo que era su "día del cameo" y me dejó a mi elegir su indumentaria. Así que le dí un look pegajoso y asqueroso, otra venganza. Pero él nincluso se hechó una jarra de agua encima para hacer ver que se había meado en los pantalones.

VDC.- Así que por ser el director no tuvo tratamiento especial.

AK.- No, no, para nada. Creo que una de las razones por las que ha funcionado todo es porque todos los que estábamos involucrados confiábamos unos en otros, nos ayudábamos, nadie quedaba por encima de otros. Por eso los extras volvían una y otra vez y se traían amigos, compañeros de piso e incluso gente que habían conocido la noche anterior en el pub. Nunca tenías ni idea de a quién ibas a conocer...

VDC.- ¿Qué fue lo peor, lo más duro del rodaje?

AK.- Bueno, por ejemplo el maquillaje no estuvo mal, lo podíamos hacer nosotros mismos. De lo más difícil fue el rodaje en Londres. Casi todo está rodado en Londres menos algun cosilla en Gales. Siempre había gente, no teníamos control sobre eso. Un día nos teníamos que levantar muy, muy pronto pero no salimos a tiempo, así que había gente en la cafetería donde queríamos rodar. Mark estaba al otro lado de la calle intentado hacer un plano un poco abierto y era imposible. La gente se acercaba a ver qué pasaba, me preguntaban que si yo estaba bien porque mi cara se veía un poco verde y gris. Las partes de exteriores fueron jodidas. Pero es parte de la diversión, resolver los problemas que se presentaban.

Haciendo el... ¿zombie?
Haciendo el... ¿zombie?

VDC.- ¿Qué hay de improvisación en las interpretaciones, os daba muchas instrucciones el director?

AK.- Mark sabía exactamente los planos que quería. Teníamos un guión de rodaje, que era básicamente los puntos iniciales de cada uno. Sabíamos la historia, lo que queríamos hacer y lo que tenía que decir cada personaje. Mark es realmente bueno con los actores, le gusta probar cosas nuevas. Rodábamos con una cámara de mano pequeña y teníamos un montón de cintas, de sobra, ya que uno de sus compañeros de piso trabaja en la tele y nos las dio. Así que podíamos rodar y rodar, probar cosas, eso es fantástico. Todos llegábamos con ideas, las probábamos en distintas tomas y luego veíamos qué funcionaba, qué nos dejaba satisfechos.

VDC.- En ese sentido, hay una escena en la que su personaje se acerca a una paloma, y esta sale volando, como huyendo, eso no estaba preparado...

AK.- No, no estaba planeado. Yo estaba haciendo el zombie en esa parte vacía del norte de Londres, las palomas estaban por ahí y yo interaccionaba con ellas. Hacía viento y la cámara se le movía a Mark, lo cual le encantaba y lo metió en la peli.

VDC.- El humor también es muy importante en las películas de zombies.

AK.- Sí, por supuesto.

VDC.- Me gusta mucho la escena en la que Colin está toda una noche intentando abrir una puerta, es lo que los zombies de las otras películas hacen.

AK.- Sí, Mark quería hacer algo con los picaportes de las puertas, y además tenía la idea del plano de la ventana en la que se hace de día, así que lo mezcló. Nuestro trabajo era jugar con ideas como ésa. Otro ejemplo es cuando intento perseguir a alguien andando muy despacio y al final lo dejo, es gracioso. Es difícil encontrar el momento en el que meter el humor en una película como ésta.

VDC.- Para preparar el papel, ¿vió muchas películas del género, en qué se inspiró?

AK.- Soy un gran fan de las películas de terror. La primera película que vi de este género fue Rabbits, de Cronenberg. Me encanta Un hombre lobo americano en Londres, es divertida y te asusta. 28 días después me gusta, en cierto modo es parecida a Colin, pero ellos pudieron hacer las tomas grandes de Londres, y tiene ese componente de supervivencia que nosotros no tenemos. Antes de rodar Mark me dió mis deberes, un montón de películas para ver. Bob de Day of the Death fue una gran influencia, Dawn of the Death también.

VDC.- ¿Por qué cree que el género está otra vez de moda?

AK.- Mark y yo tenemos teorías diferentes. Él piensa que por un tiempo las películas se han preocupado de hacer volar lo que sea, pero grande, por los aires y cosas así, mientras que con los zombies se hacen cosas más pequeñas que crean inquietud a un nivel más casero, más familiar. Estoy de acuerdo, pero también creo que triunfan porque puedes llevarlas donde quieras. Las puedes hacer divertidas, muy violentas, lo que se te ocurra, es una parte importante del género de terror, que la gente siga buscando nuevas vías para contar diferentes historias. Por ejemplo la nuestra es como la historia personal de un zombie (risas).

VDC.- Me gusta que no intenten explicar el origen de todo.

AK.- Sí, eso simplemente está pasando y la gente se enfrenta a ello de maneras diferentes.

VDC.- Hubo una cosa que me llamó la atención. Cuando Colin recoge el ipod del suelo y se pone a oir música, ¿querían expresar cierta denuncia a cómo ciertos entretenimientos atontan a la gente o algo así?

AK.- No, la verdad es que no. Es interesante que digas eso. La música aparece por la película de vez en cuando. Lo bueno de esa escena es que Colin tiene la opción de comerse a alguien pero se interesa más por los auriculares, así que es un zombie un poco cutre (risas). No, en serio, es un gran zombie (risas).

VDC.- Podrían haber usado Thriller.

AK. Sí, claro (risas). Pero eso habría reventado el presupuesto.

VDC.- Un poco como Duncan Jones, que no usó canciones de su padre en Moon por temas de dinero o eso dice él.

AK.- Probablemente. Vi Moon por segunda vez el otro día y me volvió a encantar. La segunda vez puedes fijarte en otras cositas, trocitos.

VDC.- ¿Le interesa alguna otra película del festival (Sitges 2009)?

AK.- Quiero ver Thirst, me encanta Old Boy. Me hubiera encantado ver Alien en pantalla grande, también quiero ver Carriers.

VDC.- ¿Cómo van los contratos de exhibición de Colin?

AK.- En España no tenemos, veremos si sale alguno. En Gran Bretaña estrenamos en 15 salas en Londres, en Halloween, después de eso esperamos salir fuera.

VDC.- Y en cuanto a usted, ¿qué nuevos proyectos tiene?

AK.- Estoy trabajando con Mark en otra película, soy su Bruce Cambpell (risas).

VDC.- ¿Y de qué se trata? ¿Colin 2: the Revenge?

AK.- No, no (risas). Tiene lugar en un bombardero de la Segunda Guerra Mundial que vuelve de una misión en Europa.

VDC.- Vaya, suena un poco más complicado que Colin.

AK.- Sí, vamos a necesitar un presupuesto de verdad (risas). Queremos hacer una película de la que estemos orgullosos y con Colin esperamos encontrar apoyo para el siguiente proyecto. Esa es la idea, tratar de hacer algo de bajo presupuesto, pero no invisible (risas). Vamos a intentar empezarla el año que viene, se llamará como el avión donde van los protagonistas.

Tags: alastair kirton  sitges  
Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Entrevistas