VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Entrevista a los directores de ESCORTO'09
Escrito por Dr. Manhattan   
Domingo, 28 de Junio de 2009


Valoración espectadores: 7.00

Directores de ESCORTO

Quién mejor que los responsables directos de este festival para que nos cuenten acerca del mismo y todo lo que le rodea. Hemos tenido la oportunidad de hablar con ellos para que nos ayuden a comprender un poco mejor qué se esconde tras ESCORTO.


- VaDeCine.es: Incluso antes de la creación de ESCORTO, los tres ya teníais cierta experiencia dentro del mundo del cortometraje, por lo que, en primer lugar, nos gustaría haceros algunas preguntas respecto a este tema. ¿Qué sentido le encontráis al cortometraje? ¿Lo veis como una simple plataforma de aprendizaje o pensáis que puede llegar a tomar entidad propia como arte?

- Raúl Cerezo: Entidad propia, con la democratización digital del cine, lo veo complicado. Se hace TANTO que los únicos filtros que uno tiene son los festivales, y aún en éstos se cuelan muchas cosas que quizá no deberían. Creo que la vida del cortometraje siempre será de culto, pero eso no tiene por qué ser malo.

- Raúl Méndez: Sobre la teoría el cortometraje se puede pensar en términos cinematográficos, al igual que un largometraje, el problema llega en la practica, cuando te das cuenta que el acceso a los medios necesarios para ejecutarlo están al alcance de todo el mundo, de ahí que la producción de estos trabajos sea enorme y por lo general, de una calidad ínfima. No debemos confundir este hecho con la idea de que el cortometraje es un simple ejercicio de aprendizaje, lo es en la medida en que uno no puede empezar a hacer cine con un largo, no en los planteamientos e ideas que los originan. Existen cortometrajes, en mi opinión, cuyo contenido iguala al de grandes películas, siendo su metraje la única diferencia. Respecto a si tienen algo que ver con el arte depende del talento de quienes lo realizan y si su propuesta va encaminada hacia eso, hay que recordar que el cine no es sólo una disciplina artística, sino un producto de consumo cuyo valor es comercial y nada tiene que ver con las necesidades del alma.

- Diego López: Desde mi punto de vista el cortometraje es una vía práctica de aprendizaje de cómo contar historias en imágenes, algo demasiado complejo. Quien consigue lo anterior y además lo hace con talento logra que el cortometraje sea un arte. Difícil encontrarlos.


- VDC: El esfuerzo necesario para sacar adelante un cortometraje es titánico, pero su distribución es, por desgracia, prácticamente nula. ¿Merece la pena poner semejante empeño en un proyecto que, a priori, ofrece tan poca recompensa?

- RC: Yo es que tampoco creo que sea nula. A veces creo que puede tener mejor vida que un largometraje: hay más de 200 festivales en España, más de 1000 en el mundo, muchas opciones de ventas y una red entera para copularla, entre otras cosas. Creo, de hecho, que hay muchos cortometrajes que tiene más vida que un largometraje.

- RM: Cuando a uno le ronda la idea de hacer un cortometraje no piensa en las dificultades que se pueden presentar, sino en el modo de solventarlas. Los problemas con la distribución en el mundo del corto son quizás menos notorios que en el largometraje, donde se invierte mucho más dinero y la vía para salvarlo pasa por ser exhibidos en cines, cosa que a muchos no les llega. Como digo, en el corto uno sabe la limitación que tiene más allá de poder ser proyectado en algún que otro festival. Si merece la pena hacer un corto o un largo depende del público, ellos son quienes te hacen necesario, al fin y al cabo uno trabaja para las personas.     

- DL: Es la pregunta del millón. ¿Merece la pena trabajar en algo que no te reporta nada durante toda tu vida? En la vida merece la pena todo aquello que uno considera fundamental para su persona, y en este sentido, como director y productor de cortometrajes, me merece la pena todo ese esfuerzo titánico que mencionas, aunque sea consciente que probablemente mis trabajos pasen desapercibidos para prácticamente todo el mundo.


- VDC: Hoy día, ¿cuál es la situación gubernamental en relación a la creación y difusión del cortometraje nacional? ¿Existen facilidades, o pensáis que debería haber más de las que ahora mismo pueda haber? ¿Cómo deberían proceder las instituciones?

- RC: Hay muchas subvenciones de diversos sitios y yo creo que no están nada mal. El problema del mundo del cortometraje radica en que los perdedores, en los cuales yo mismo me he encontrado muchas veces, hacemos mucho ruido.

- RM: Sobre este asunto nos podríamos extender demasiado y sinceramente, no creo que esté demasiado al tanto de cómo funcionan las altas estancias, hace mucho que deje de depender de ellos para sacar adelante un trabajo precisamente por la maraña legal en la que te ves envuelto si te vinculas a ellos. No estaría mal tomar nota del modelo francés donde el cine es en sí mismo una institución absolutamente autosuficiente, además de patrimonio cultural y educacional del pais.

- DL: El principal error en nuestra cinematografía a nivel institucional es que el cine, normalmente, está en manos de personas que no conocen ni sienten lo que es el cine. No soy político ni quisiera ponerme en su piel, sin embargo los políticos sí se quieren poner en la piel del artista y se ponen.

Raúl Cerezo
Raúl Cerezo

- VDC: Como conocedores de este amplio mundo propio que es el formato corto, ¿existen diferencias reseñables en la situación de España respecto a la de otros países? ¿Se valora igual, en mayor, o en menor medida con respecto a otras cinematografías?

- RC: El cortometraje español ahora mismo está en el ojo del huracán, sobre todo ahí fuera. Tenemos un nivel muy alto que, obviamente, hace que se endurezca nuestra cinematografía. De hecho, nos cuidan más que aquí, donde creo que si nos cuidaran más, tendríamos mejor cine largo, ya que muchas veces el largometrajista llega con fatiga. En cuanto al cortometraje internacional, en este país es ninguneado del todo. No tiene salida, porque el corto por sí mismo aquí no interesa, salvo las propuestas nacionales en sus sitios más concretos.

- RM: Creo que en mi respuesta anterior queda patente esa diferencia.

- DL: Francia es un espejo al que siempre aconsejaría a todos los que tienen el poder que se miraran, aunque sólo fuera por curiosidad, para que vieran que allí el cine es patrimonio cultural y fuente educacional del país. Y lo que es más importante, el cine se abastece por sí mismo, no depende del gobierno. No será un modelo perfecto (no existe la perfección), pero sí más completo que el nuestro.


- VDC: En 2006 decidís lanzaros a la piscina y organizáis el I Festival de Cortometrajes de El Escorial, ¿qué razones os impulsaron a enfrentaros a un reto de semejante envergadura?

- RC: Fue en una cafetería y en pro de ayudar al cortometraje. También ayudarnos a nosotros mismos. Y, a nuestro juicio, Escorto tiene muchas cosas que deberían ser sinequanon en otros sitios.

- RM: Precisamente dar cobertura a este tipo de obras, a cuidarlas y a diferenciarnos de otros festivales en cuanto a su selección y planteamiento, creando un espacio de calidad y debate, no sólo de proyección. Y por supuesto accesible a todo el mundo.

- DL: Las ganas por crear un festival en el que se diera difusión a esas obras que mencionaba anteriormente, historias con talento.


- VDC: ¿Cómo ha ido evolucionando ESCORTO a lo largo de sus tres ediciones?

- RC: Pues creo que hemos conseguido estar en boca de todo el mundo y, dichas bocas, ahora sonríen. En anteriores ediciones el gesto era más de indiferencia. Aún así, creo que Escorto tiene aún muchas vallas que saltar: más asistencia, hacerse internacional, proyectar al aire libre, más días y un largo etcétera.

- RM: La verdad es que es un festival con muchas limitaciones y hacerlo evolucionar resulta complicado a nivel estructural y económico. Por otro lado, apostamos por mantener el mismo rigor que en ediciones pasadas, la misma idea original, un festival íntimo y singular. 

- DL: La verdad es que es un festival que no podrá evolucionar mucho con el planteamiento actual, ya que a nivel estructural y económico estamos muy limitados. Intentaremos dar algún giro organizativo al mismo para poder evolucionar como nos gustaría.


- VDC: ¿Qué momento del festival recordáis con más cariño a lo largo de su existencia?

- RC: Nunca olvidaré la gala del primer año, con la gente VOLCADA.

- RM: Quizás el momento en el que todo comienza y sobre todo cuando termina. Realmente quienes hacemos esto, pocos momentos tenemos para disfrutar, pues siempre estamos en tensión para que funcione.

- DL: En las tres ediciones hay momentos que se te quedan marcados. Sobre todo destacaría los momentos de preselección de los cortos y preproducción, ya que se viven con una ilusión especial cada año. Es un trabajo bonito y enriquecedor.


- VDC: En España existen decenas de festivales de cortometrajes, ¿qué es lo que distingue a ESCORTO de los demás? ¿Y qué otros festivales en este formato os resultan de referencia en nuestro país?

- RC: Escorto se diferencia de muchos debido a su lema: “por cortometrajistas, para cortometrajistas”. Y luego el resto.” Festivales referenciales hay muchos, pero mejor no citar a nadie, que luego se arma.

- RM: El entusiasmo y la entrega, el trabajo, la diferente visión de quienes lo hacen posible y en consecuencia la selección de cortometrajes, su nivel de debates, su siempre actualizada web. En definitiva el que sea un festival de cortos hecho por gente que hace cortos. Otros festivales, Cerezo sabe más de eso...

- DL: Esta es una respuesta que deberían dar todos aquellos que asisten a Escorto y que están acostumbrados a ir a festivales. Yo destacaría sobre todo el cariño y entusiasmo con que trabajamos. No tomamos como referencia ningún otro festival, trabajamos según nuestras convicciones.


- VDC: El año en blanco, ¿sirvió como reflexión, como motivación, o simplemente supuso un descanso? ¿Por qué existió ese hueco?

- RC: Te juro que a día de hoy yo también me lo sigo preguntando. ¿Por qué?

- RM: No siempre es posible y ese año, el pasado, el acuerdo entre nosotros y el Ayuntamiento no se dio.

- DL: No siempre es posible hacer lo que uno quiere y el año pasado no pudo realizarse por motivos económicos.

Raúl Mendez
Raúl Méndez

- VDC: ¿Qué retos ha supuesto esta última edición? ¿Ha llevado más trabajo que las anteriores? ¿Cuáles han sido las principales diferencias a la hora de encarar este último certamen?

- RC: Esta nueva edición ya ha tenido sus guiones, su trabajo más centrado, su difusión más concreta y, sobre todo, su carácter del todo profesional. Creo que esta edición empieza a mostrar un poquito de madurez. Pero queda tanto...

- RM: Fundamentalmente la diferencia está en la falta de tiempo y dinero.

- DL: El reto principal ha sido organizar Escorto en cuatro meses, a diferencia de los nueve meses de trabajo de las dos primeras ediciones, y en este sentido estoy muy satisfecho con el trabajo realizado por parte de todas aquellas personas que configuran el equipo del festival. 


- VDC: El tener menos gente alrededor, en todos los ámbitos, ¿es una ventaja o un inconveniente? ¿A qué lo achacáis?

- RC: Falta de presupuesto total y absoluta. Y de tiempo.

- RM: Este año queríamos simplificar el trabajo, organizarlo de forma distinta, más eficaz, y tratamos de ceñirnos a lo que consideramos imprescindible… Visto ahora no nos hubiesen venido mal unas cuantas manos más. 

- DL: El poco tiempo del que disponíamos para organizar el festival nos hizo tomar la decisión de simplificar para poder ofrecer algo serio y profesional.


- VDC: Esta tercera edición, ¿ha resultado como esperábais en cuanto a público, nivel de los cortos y participación?

- RC: Participación sí, ha sido un récord. Proyecciones y asistencia de directores, también. La gala se llenó, pero yo reconozco que esperaba overbooking. Supongo que lo hicimos bien con la invitación y todo quedó en su sitio, pero a mí ver gentes por el suelo me pone.

- RM: El publico siempre responde, hemos mantenido la línea de pasadas ediciones. Respecto a la participación no hay más que echarle un vistazo a los cortos recibidos, 450; otra cosa es el nivel de las obras, esto es lo único que cada año baja.

- DL: Hemos batido el récord de cortos recibidos, cerca de 450 trabajos. En cuanto a público hemos mantenido la línea de pasadas ediciones.


- VDC: Desde el punto de vista de la organización, ¿qué destacaríais como lo mejor y lo peor de Escorto'09?

- RC: Lo mejor es sin duda su programación, staff y programación. Lo peor es su falta de presupuesto, tiempo e infraestructuras.

- RM: La precipitación de última hora hizo que cometiéramos errores técnicos, siempre lamentables; por otro lado los datos anteriormente señalados ilustran lo mejor del festival. Añadiremos el disfrute de los presentes en la mesa debate, la incorporación de los propios directores presentando sus obras y la ambición de quines queremos hacerlo cada año superior al pasado.  

- DL: Lo mejor de Escorto es su alegría, su sinceridad, su entusiasmo, su ilusión… Lo peor, no hay nada malo, ¿o sí? El público y los cortometrajistas tienen la palabra.

Diego López
Diego López Cotillo

- VDC: Como organizadores del evento, ¿cómo valoráis que en un acto carente de una exhibición artística en sí misma, como es la gala de clausura, se complete el aforo de la sala, mientras que en los días anteriores, cuando de verdad se puede ver el estado del cortometraje español, apenas se complete una cuarta parte de la misma? ¿Por qué es esto así?

- RC: La respuesta es fácil: en la gala muchos asistentes son nominados o premiados..., y no son pocos. Los días anteriores, sólo van los que les interesa. Y, desgraciadamente, ocurre en casi todos los eventos al respecto. Ya os dije antes: el cortometraje hay que quererlo como lo que es.  Ahí radica su encanto y su carencia.

- RM: En este país prevalece el espectáculo por encima de lo que realmente es esencial. El corto en sí mismo no importa demasiado, son sus periferias lo que llama la atención: los premios, el reconocimiento, la imagen que se deriva de ello.

- DL: Es algo que yo también me pregunto  una y otra vez y que no puedo responderte por falta de argumentos. En la gala el aforo está completo ya que asisten todos los seleccionados y nominados, eso es lógico, pero el resto de los días, ¿qué hacen los vecinos de la Villa de El Escorial que prácticamente ninguno de ellos asiste a las proyecciones? ¿A nadie de cerca de 12000 habitantes del pueblo le puede interesar los cortometrajes? Esto es lo que no es lógico y a lo que no sé responder. Una incógnita.


- VDC: ¿Con ganas de una cuarta edición? ¿Qué podemos esperar del futuro ESCORTO?

- RC: Yo quisiera más pasta, hacerlo al aire libre para petarlo, internacionalizarlo y muchas otras cosas. Pero...

- RM: Ya veremos, habrá que sacar conclusiones y sobre todo descansar, creo que nos lo tenemos merecido...

- DL: El futuro hablará por sí mismo.


- VDC: Para terminar, y generalizando, ¿qué futuro le auguráis al cortometraje?

- RC: Ahora mismo está que se sale.  500 producciones al año y más de 20 obras destacables anuales. Si sigue así, le auguro ser la única manifestación artística pura, en lo que se refiere a este paisanaje.

- RM: Sinceramente negro...

- DL: Me gustaría decir que bueno, pero no creo que lo sea…


Muchas gracias a los tres de parte de VaDeCine.es. Esperamos poder estar de nuevo junto a vosotros el año próximo.

Entrevista por Dr. Manhattan, Rolo Tomasi, Mr. Sandman y Agente Cooper.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Entrevistas