VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Cannes: Orígenes del Festival
Escrito por Error Humano   
Sábado, 22 de Noviembre de 2008


Valoración espectadores: 9.77

Cannes: Orígenes del Festival

Intelectual. Pretencioso. Experimental. Arriesgado. Excluyente. Artístico. En definitiva: Europeo. Ése, guste o no, es el carácter principal del Festival Internacional de Cine de Cannes. Pues si algo representa, si algún elemento aparece ligado irremediablemente al evento, es su acusada naturaleza europea.

Ya desde su idea primigenia, justo antes de la Segunda Guerra Mundial, el certamen tuvo un espíritu reivindicativo y libre, pues la historia de su creación, no puede estar más asociada con el viejo continente y la lucha por la libertad en el mismo.

En aquella época, Venecia reinaba como festival y, cómo no, con Mussolini al frente de Italia, se convirtió en un escaparte propagandístico en el que primó el cine italo-germano por encima del resto. El desencadenante de la creación de Cannes se produjo en 1938, cuando todo el mundo daba por hecho que Renoir se alzaría con la entonces llamada Coppa Mussolini gracias al film La Grande Illusion y, sin embargo, en consonancia con el pensamiento político latente en cierta parte de Europa, resultaron vencedoras ex-aequo la alemana Olympia de Leni Riefenstahl y Luciano Serra Pilota del italiano Goffredo Alessandrini. Indignados por que la política invadiese el mundo del arte, un grupo de intelectuales franceses encabezados por Robert Favre Le Bret, que más tarde sería director de Cannes durante largo tiempo, Philippe Erlanger y Louis Lumière, uno de los padres del invento, presionaron al gobierno francés para que financiara la creación de un festival paralelo, independiente y con libertad creativa. A pesar de las reticencias iniciales, se aceptó el proyecto, peleando finalmente por erigirse como sedes dos localidades anexas al mar: Biarritz, en el Atlántico y Cannes, en la Costa Azul mediterránea. Resulto decisivo en la elección la firme intención de la localidad del sur de Francia de aportar al proyecto la construcción de un espectacular local para la celebración del evento. En 1939 el Ministro de Artes Jean Zay anunció orgulloso la elección de Cannes por su “soleado y encantador emplazamiento”.

Image
Cannes a vista de pájaro. En esas fechas no faltan pájaros por allí, desde luego.

Desgraciadamente, el festival sufrió su primera interrupción al día siguiente de su presentación en el 39. La cruenta Guerra Mundial paralizó Europa y la cultura cinematográfica no pudo ver la luz hasta el 20 de septiembre de 1946, cuando se inauguró la que, definitivamente, se considera primera edición del Festival Internacional de Cine de Cannes, el primer y principal evento cultural europeo de la postguerra. En el fondo, un intento de continuar con la vida, de retornar a la ilusión y olvidar el horrible pasado. Se celebró en el edificio del Casino, pues debido al conflicto bélico, Cannes no pudo cumplir su promesa de establecer sede propia hasta 1949, año en que se construyó el Palais Croisette, su hogar hasta 1983, cuando quedó pequeño y fue demolido para levantar el faraónico Palais du Festivals.

El certamen sufrió nuevos reveses y parones, como los de 1948 o 1950 por falta de financiación tras el gasto en el Croisette, o el muy sonado de 1968, debido al Mayo del 68 francés, en el que un grupo de cineastas encabezados por Truffaut y Godard clamaron por la cancelación del festival ese año en solidaridad con las protestas.

Image
Unión Fenosa se frota las manos. Verás tú que factura más rica.

En un comienzo, su idílica situación y el halo de glamour francés marcaron el devenir del festival, que pronto atrajo al star-system mundial. Más aún, cuando modificó sus fechas, pasando a celebrarse durante la preciosa primavera francesa. Pero, según fue ganando prestigio, Cannes se convirtió en algo más, siempre sin perder su encanto y sensualidad. Su compromiso ideológico y la calidad de sus premiadas, alejadas del cine comercial, se convirtieron en el sello del festival, cuyo mayor golpe de efecto se produjo con la introducción en 1954 del que se convertiría en símbolo de Cannes en todo el mundo: la escultora parisina Suzanne Lazon concibió la Palma de Oro como máximo galardón. Desde entonces, miles de películas luchan por el preciado premio, siendo pocas la elegidas para entrar en la sección oficial de Cannes, un codiciado logotipo para la distribución de películas que se ha convertido, gracias a una acertada selección, en marca de calidad, o al menos, de interés.

Image
Jessica Rabbit sobre la alfombra roja.

Aún con los errores y desacuerdos propios de toda competición cinematográfica, para nada exentos de polémica, siempre podremos concluir que, cuando menos, Cannes es un festival diferente, europeo, innovador y con personalidad propia, en ocasiones alejado del gran público, pero que a cierto tipo de espectador resulta especialmente atractivo.

Igualmente, siempre seguirá caracterizado por el glamour, la sensualidad y sus noches de poco cine y mucho desenfreno, parte indisociable de la leyenda del evento.


Image
DiCaprio lo peta en la calle. Él está ahí.

Desde VaDeCine.es les invitamos a descubrir, en línea gruesa, década a década, a través de nuestra discriminatoria selección de títulos, curiosidades, acontecimientos, estrellas, directores, y como no, sus cuidadosamente elegidas Palmas de Oro. En definitiva, parte de la historia del festival. Una experiencia enriquecedora para todo apasionado del cine que, confiamos, sea de su agrado.


Tags: cannes  palma de oro  
Compartir
Comentarios (2)
  • barry lyndon

    Desde luego con esta iniciativa de "error humano" de darnos a conocer el festival de cannes vamos a descubrir grandísimas películas relativamente poco conocidas. Les animo a seguir el recorrido década a década en los próximos meses.

  • error huano

    En realidad, muchas de ellas se encuadran en esa extraña categoría de películas de título conocido pero que nunca se anima uno a ver.
    Una vez vistas, podrán comprobar porque la película tenía cierta fama: suelen ser de calidad.

    PD/ Ya se encuentra en preproducción una breve retrospectiva sobre los años 80.

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Artículos