VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
VDC elige lo mejor de 2013
Escrito por Agente Cooper   
Miércoles, 01 de Enero de 2014


Valoración espectadores: 8.80
En VaDeCine.es repasamos el 2013 con la lista de películas que más nos han gustado, filmes que consideramos de imprescindible visionado, algunos todavía en cartelera. Desde la llegada a principios de Enero de Amor de Michael Haneke hasta Doce Años de Esclavitud, ya en este último mes, el 2013 contiene joyas de todo tipo.

alt

THE MASTER (Paul Thomas Anderson)
Paul Thomas Anderson no encuentra parangón en el panorama cinematográfico actual. Así de sencillo. Películas como The Master lo demuestran, conformando una filmografía envidiable a sus poco más de cuarenta años. Y es que éste su último largometraje, al igual que los anteriores, tiene una capacidad asombrosa para afectar al espectador, para dominar su psique y fijar conceptos e imágenes. En este caso, los de una construcción de la historia reciente de Norteamérica muy diferente a la habitual y luminosa visión de su posguerra mundial. USA salió victoriosa, reforzada en su posición de dominio geopolítico y económico. Pero en su interior se engendraron animales acorralados, retornados del frente de difícil encaje y factible domesticación para según qué fines. El film nos muestra el amaestramiento de Seymour Hoffman sobre Joaquin Phoenix (incontenibles ambos, sublimes) para hablarnos de una sociedad entera y, por extensión, de la psicología humana, de su propia condición. Por todo ello, y por la manera de mostrarlo, de narrarlo, la capacidad de fascinación e influencia de The Master asimilan a su director con el personaje que da título al film. Así, erigido en el verdadero maestro de su generación, Paul Thomas Anderson prosigue su andadura. ERROR HUMANO
Leer crítica de la película.


PRISIONEROS (Denis Villeneuve)
Con la religión y su capacidad para generar monstruos siempre presente en la composición de la trama, Denis Villeneuve decora el suspense de su quinto largo con un interesante estudio de personajes, convirtiendo así su obra en algo más que una mera búsqueda de los culpables de un truculento delito. Prisioneros es mordaz en el discurso, precisa en su desarrollo y extremadamente estimulante para el espectador. Agente Cooper
Leer crítica de la película.

MUD (Jeff Nichols)
Con solo tres películas en su filmografía, Jeff Nichols se ha ganado un puesto entre los cineastas imprescindibles del cine estadounidense reciente. En Mud confirma su talento para captar con lirismo la fina línea entre lo real y lo imaginario o, en este caso, lo recordado. Magnífica actuación del joven Tye Sheridan y, por supuesto, de Matthew McConaughey que representa con ambigüedad el héroe que todo adolescente desearía tener. Rolo Tomasi
Leer crítica de la película.


LA VIDA DE ADÈLE (Abdellatif Kekiche)
La Palma de Oro de 2013 es culta y compleja, pero sobre todo es pasional. En ella, Abdellatif Kekiche responde con maestría a los numerosos relatos indies americanos sobre relaciones condenadas al fracaso con una película luminosa, coloreada de azul de arte y ensayo. Contiene una escena de sexo de unos diez minutos de duración, de filmación hermosa y fisicidad arrebatadora. Todo un logro cinematográfico de difícil parangón en lo que respecta a la representación de un sentimiento trascendente. Imprescindible cima del cine europeo de esta década. Agente Cooper
Leer crítica de la película.


ANTES DEL ANOCHECER
(
Richard Linklater)
Se cierra el círculo. La sugerente trilogía de Linklater pone su broche de oro con Antes del anochecer, una tesis acerca de la fascinante  imperfección del amor. La evolución de la relación queda patente de forma exquisita. La idealización de los primeros encuentros deja paso a la rutina y a los reproches, pero también a la verdadera conexión, a la intimidad más profundas. Inmafun
Leer crítica de la película.

alt


SOLO DIOS PERDONA  (Nicolas Winding Refn)
El danés Winding Refn vuelve a imprimir violencia extrema a sus imágenes, pero retornando a la crudeza y a la cualidad descarnada de sus orígenes. Así, Only God Forgives sigue la corriente en extremo esteticista de Drive, pero con la salvable diferencia de la sublimación de la pose en pos de la indagación en el profundo trauma de carácter personal que afecta a ese completo extranjero de sí mismo al que fielmente reproduce, en su mecanización del modelo, Ryan Gosling. Imágenes, colores y planos subyugantes para conformar una cinta de puro y exquisito arrebato cinematográfico. Dr. Manhattan
Leer crítica de la película.


BLUE JASMINE (Woody Allen)
Parece increíble que Woody Allen, a su edad y con una filmografía tan extensa, siga regalando películas como ésta, que aún tenga cosas por decir, que todavía sea capaz de reinventar a su personaje arquetipo para desorientarlo y desubicarlo, para afectarlo por la crisis financiera y abandonarlo a su suerte en San Francisco, donde, recién aterrizada de Park Avenue, una portentosa Cate Blanchett se convertirá en remedo de Blanche DuBois. El mismo tranvía, el mismo descenso a la locura. Y, sin embargo, todo seguirá tamizado por el universo Allen. Cambiante y reconocible a un tiempo. Dentro de unos años, echaremos de menos no poder incluir en este tipo de listas nuestra cita anual con el genio neoyorquino. ERROR HUMANO
Leer crítica de la película.


WEEKEND (Andrew Haigh)
Realismo e intimidad se reúnen en este drama romántico ejemplar.  Etiquetada irremediablemente en la temática gay, la cinta escoge e incide en el derrotero más social, incluyendo cierto aire reivindicativo frente a la estúpida homofobia. Sin embargo, su historia de amor podría ser la de cualquier pareja, retratando de una manera impecable el resultado al rápido congenie entre dos jóvenes. Universalidad, compromiso y una estupenda construcción de personajes configuran, por tanto, un sólido trabajo que rebosa talento y huye de la torridez barata. Barry Lyndon
Leer crítica de la película.



STAR TREK: INTO DARKNESS
(J. J. Abrams
)
Tras crear una base sólida, Abrams, devuelve el esplendor que se merece a una saga que se ha avinagrado con el paso del tiempo. Moldeando una antigua historia y rescatando al más mítico de los villanos, Star Trek: En la oscuridad, se aleja de la pretenciosidad asentándose en los pilares que hicieron grande a la serie. Aventura, intriga, amistad y una buena trama subrayada de manera soberbia por unos efectos digitales que no cansan ni sobran. Ciencia ficción que ya no se hace. Para nostálgicos y neófitos, larga vida y prosperidad. Tyler Durden
Leer crítica de la película.


AMOR (Michael Haneke)
Michael Haneke ha conseguido su fama a base de diseccionar con precisión de cirujano cada tema que ha decidido tratar en sus películas. En Amor le llega el turno a la confrontación entre el amor y la inevitable decadencia física propia de la vejez. Acusado habitualmente de distante, sin que ello suponga necesariamente un defecto, en esta ocasión resulta difícil no conmoverse ante la historia de los dos ancianos interpretados con hiriente credibilidad por Jean-Louis Trintignant y Emmanuelle Riva. Haneke lleva hasta las últimas consecuencias un argumento que a todos nos traerá a la memoria un familiar o conocido. Habituados a que las historias románticas en pantalla grande estén protagonizadas por poco más que adolescentes, Amor supone un golpe bajo a aquellos que piensen que amar es solo sentir mariposas en el estómago. Rolo Tomasi
Leer crítica de la película.

alt

SEARCHING FOR SUGAR MAN (Malik Bendjelloul)
En un 2013 plagado de excelentes documentales, Searching for Sugar Man destaca como pocos. La vida de Sixto Rodríguez, un cantautor maldito de la decadente Detroit ignorante de su fama en Sudáfrica durante los años del Apartheid, es contada por Malik Bendjelloul como si de un intrigante policiaco se tratara. Y una vez resuelto el enigma de su figura, la emotividad de un alma pura inunda la pantalla. Agente Cooper
Leer crítica de la película.


TO THE WONDER
(Terrence Malick)
Hay muchas formas de filmar una relación. Infinitas reproducciones de la evolución de un enamoramiento. Incontables variantes a la hora de encarar la puesta en escena de una crisis, de una sencilla discución, o de un momento de éxtasis en la pareja. Terrence Malick es consciente de todas y cada una de ellas, y es por eso, por su profundo conocimiento de los sentimientos de los personajes que construye en particular, y de la vida y del mundo en general, por lo que su representación se antoja harto original e irreproducible. Sólo un director genial como él es capaz de cercar a sus criaturas de la manera que lo hace, como si la cámara fuera un intérprete más dentro del precioso vals cinematográfico que tiene a bien entregar al espectador con cada plano que filma. El resto son palabras y más palabras, algunas más certeras y justificadas, otras más futiles y con ánimo de verborrea, pero observado en su conjunto, no es de extrañar que su particular representación de la naturaleza humana que vuelve a entregarnos, esta vez en To the wonder, acabe alzándose en el podio de los vencedores. Dr Manhattan

RUSH (Ron Howard)
Sin duda para fans de la Fórmula 1. Ron Howard desentraña en Rush la temporada de 1976; expuesta como colisión entre dos pilotos antagónicos: John Hunt, guapo y mujeriego; y Niki Lauda, introvertido y arisco. Ambas personalidades se proyectan perfectamente en los excelentes trabajos de Daniel Brühl y Chris Hemsworth. Añadan a ello la trepidante dirección de Howard y el correcto guion de Chris Morgan; el resultado es una rareza, uno de esos escasos ejemplos en que se conjuga simbióticamente Cine y Deporte. Agente Cooper
Leer crítica de la película.

CANIBAL (Manuel Martín Cuenca)
Un ejercicio formal, minimalista, casi dogmático. Martín Cuenca provoca en el espectador ese estado de incomodidad constante propio de Haneke o Von Trier, jugando con la luz, el silencio y la imagen. De la Torre, que mantiene aquí una estricta dieta basada en bellas mujeres, ofrece otra muestra más de su infinito talento, presentando un vacío emocional abrumador, desprendido de toda su esencia y de todo lo exhibido hasta la fecha. Una perturbadora historia de amor. Y una muestra más de que la crisis del cine español es por “otra cosa”. Tyler Durden
Leer crítica de la película.


DJANGO DESENCADENADO
(Quentin Tarantino)
Desde el más profundo anacronismo y el más estimulante de los descaros, un Tarantino sin limitaciones nos adentra en su obsesivo placer culpable, el spaguetti -western. Creada a imagen y semejanza, Django crece desmesurada, hiperbólica y controvertida. Memorables actuaciones las de Waltz, Di Caprio y, especialmente, Samuel L. Jackson.  La explosiva trama, medra en violencia y descaro para alcanzar cotas insospechadas en su cénit.  El de Knoxville se libera de sus ataduras y se consagra a la diversión. Transgresión y gamberrismo sin complejos. Inmafun
Leer crítica de la película.

alt


UNA FAMILIA DE TOKYO (Yôji Yamada)
Actualización del clásico de Ozu, la cauta emotividad con que se desarrolla, la delicadeza en la exposición de su narrativa, hacen de este largometraje de Yôji Yamada uno de los más destacados del año. Porque hay historias que merece la pena que vuelvan a ser contadas. Y porque, de hacerlo, se deben abordar desde el respeto, la comprensión, el aprendizaje y la renovación de un mensaje universal: el de los lazos familiares que nos unen y la humanidad (o la falta de ella) de las personas relacionadas por ellos. ERROR HUMANO

DOCE AÑOS DE ESCLAVITUD  (Steve McQueen)
Uno de las grandísimas películas de la década. Necesaria y arrolladora, la obra de Steve McQueen pone ante nuestros ojos el atroz drama de la esclavitud, enésimo episodio repleto de infamia de unos Estados Unidos plagados de horror en la construcción de su joven historia. Magnífica factura y unas interpretaciones de vértigo solidifican una impresionante historia de crueldad que por momentos crees vivir en primera persona. Pedimos especial atención al trabajo de Michael Fassbender. Difícilmente puede personificarse la deshumanización de manera más brillante. Barry Lyndon
Leer crítica de la película



EL IMPOSTOR (Bart Layton)
Bart Layton consigue hacer memorable su incursión en la suplantación con este fascinante falso documental a cerca de un doppleganger que pasa de ladrón a victima de una familia con un oscuro pasado. El muchas veces manido “¿Qué va a pasar?” se aloja en la mente del espectador hasta la última línea de un guion adictivo, trazado con precisión matemática. Agente Cooper
Leer crítica de la película.


STOKER (Park Chan-Wook)
En su debut en Hollywood, Park Chan-Wook ofrece un alarde artístitco de primera magnitud, sin la menor traición a una carrera donde la violencia es la torre de marfil de donde todo parte y a donde todo llega. Volviendo sobre el tema de la venganza, el director de Oldboy filma con deleite formal una historia hilvanada con la precisión que únicamente los artesanos superdotados para el Cine pueden alcanzar. Agente Cooper
Leer crítica de la película.

alt

Tags: listas VDC  
Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Artículos