Completamente de acuerdo.
Es una de sus pelis más conseguidas sobre ecología. Y una de mis preferidas en general, quizás la que más exceptuando esas dos maravillas que son La Princesa Mononoke y El Viaje de Chihiro. Se nota, como bien dices, que es su primer largo serio y tiene alguna rémora. Pero su maravilloso imaginario y el gran Hisaishi ya está ahí para apuntalar bien el conjunto.
Imprescindible Miyazaki.