VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     

Listado de videoteca por letra inicial

Vals con Bashir
Escrito por Agente Cooper   
Viernes, 20 de Febrero de 2009


Valoración espectadores: 8.38

Valoración de VaDeCine.es: 8.5

ImageTítulo original: Vals Im Bashir
Nacionalidad: Israel
Año: 2008 Duración: 84 min
Dirección: Ari Folman
Guión: Ari Folman
Música: Max Richter


Página web
Trailer



El género “animación” vive un momento comercial inigualable. Sus películas son auténticos seguros de vida para las productoras, y con esta expansión parece más sencillo impulsar la exploración de sus posibilidades creativas y artísticas. Como resultado de ello, ya cuesta encontrar una cosecha anual donde no hallemos entre lo más granado algún título perteneciente a este gran cajón de sastre. El Viaje de Chihiro, Buscando a Nemo, Shrek, Persépolis o Wall-E aparecieron con regularidad en las listas de sus respectivos años. Este 2009 (aunque la película sea de 2008, tendrá gran parte de su carrera comercial este año) no será diferente. El Vals de Bashir es, a todos los efectos, una obra mayúscula, profunda y madura en el contenido e intrépida en su plasmación.


A medio camino entre Persépolis y Waking Life, este largometraje, dirigido y producido en Israel, se enfrenta al trauma de Sabra y Chatila. 30 horas de terror para aquella Histortia Universal de la Infamia de la que Borges sólo extrajo un infinitesimal pasaje. Un genocidio auspiciado por el ejército judío, y ejecutado por la milicia falangista libanesa con la misma frialdad que los nazis mutilaron el futuro de toda una generación.


Image


Ari Folman, su director,  personifica la necesaria introspección de quienes tomaron parte en la masacre otorgándose el papel protagonista. Una conversación con un compañero del ejército, en la que éste le revela una insistente pesadilla relacionada con aquellos días, abre muchos años después la ventana de su conciencia, hasta entonces sepultada bajo toneladas de pretextos que le impiden recordar algo de los convulsos días posteriores al asesinato del líder libanés Bashir Gemayel.

Esta falta de memoria, elemento aleccionador del ser humano que previene contra errores pretéritos, sirve de excelente vehículo metafórico para un viaje expiatorio hacia el sinsentido que para un pueblo con semejante pasado supone reconocerse al otro lado, pasar de víctima a espectador consciente, impasible y cómplice de las atrocidades otrora padecidas. Un camino angosto, difícil de culminar pues la meta espera inexorablemente en un lugar tan alejado de los límites de la moralidad como el que ocupan quienes fueron sus verdugos directos.


Image


Si bien la película se mueve en el terreno casi documental, El Vals de Bashir apuntala su feroz alegato humanitario y político en el plano estético. La magistral partitura de Max Richter imbuye de una emoción sobrecogedora determinadas secuencias. Sin embargo, sabe retirarse a tiempo para dejar paso a piezas de pop-rock que contextualizan aquella época, o bien para ceder protagonismo al doloroso silencio de la muerte. Además, su estilizada animación, que combina 3-D y animación clásica con plausible esmero, acierta casi siempre en la elección del encuadre y la luz de cada una de las tomas. Cuatro años de trabajo que han conseguido plasmar con todo detalle la locura de la guerra. De cualquier guerra. Las pasadas y las presentes. Un viaje al mismísimo infierno, al corazón de las tinieblas. Sin Wagner, sin olor a NAPALM, sin el Coronel Kurtz. Sí. Pero en esencia, idéntico.

Su última secuencia nos recuerda innecesariamente que, aunque la animación ha servido como perfecto instrumento de evocación, lo que allí tuvo lugar fue real. Tan real como lo que este trabajo modestamente pretende evitar y sin embargo desgraciadamente ocurrió hace unas semanas en este pertinaz enfrentamiento entre seres humanos.

 

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Críticas