VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     

Listado de videoteca por letra inicial

Sexo, Mentiras y Cintas de Video
Escrito por Error Humano   
Sábado, 06 de Diciembre de 2008


Valoración espectadores: 6.60

Valoración de VaDeCine.es: 7,4

ImageTítulo original: Sex, Lies, and Videotape
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 1989 Duración: 104 min.
Dirección: Steven Soderbergh
Guión: Steven Soderbergh
Fotografía: Walt Lloyd
Música: Cliff Martínez
Intérpretes: James Spader (Graham), Andie McDowell (Ann), Peter Gallagher (John), Laura San Giacomo (Cynthia)
Trailer

 


Suele resultar interesante explorar los comienzos de directores de cierto renombre. En el caso de Steven Soderbergh, un antiguo niño prodigio del cine independiente integrado actualmente en el engranaje de la industria, creador de Traffic, la saga de Ocean´s Eleven, o el díptico sobre el Che, la indagación en sus orígenes cobra mayor relevancia, pues no son muchas las ocasiones en que una ópera prima logra la repercusión que alcanzó su Sexo, Mentiras y Cintas de Video. No sólo se convirtió en una de esas películas de título reconocible aún sin haber sido vista, sino que, además, Cannes premió a un jovencísimo Soderbergh, nada menos que con la codiciada Palma de Oro por esta su primera incursión en el terreno del largometraje.

Image
Spader y McDowell en la consulta de un conocido futurólogo. Observen sus caras al conocer su porvenir cinematográfico.

 

La cuidada trama danza alrededor de una pareja de treintañeros en la cima de la vida: John y Ann. Él, abogado de éxito. Ella, perfecta mujer florero. En su órbita gravitan Graham, un antiguo amigo de juventud de él, al que la vida bohemia alejó del enriquecedor camino de su colega, y Cynthia, la descaradamente liberada hermana pequeña de ella, un auténtico contrapunto al medido carácter modélico de la mayor. En este intrincado juego de relaciones personales teje Soderbergh el elemento principal de la historia: la represión y la aceptación sexual, encarnada convenientemente en cada uno de los personajes mencionados y retratada de forma esquemática en el título de la película. El equilibrio psicológico de los cuatro está en juego y ninguno de ellos lo tiene asegurado. Sobre el tablero se extienden las encorsetadas reglas sociales, un particular “vouyerismo”, la superficialidad y el liberalismo moral.

Escrita en ocho días, rodada en un solo mes y montada en apenas otro, el film es toda una demostración de talento innato, buena planificación y madurez artística a pesar de su condición de primera obra. Sin embargo, como mayor defecto, se respira un aire demasiado estereotipado en los roles principales, amén de un condescendiente hedor a moraleja bienintencionada donde los mentirosos reciben su merecido. Aún con esto la cinta es destacable, muy apegada a su época, aquella de las cámaras de video contundentes y la cinta magnética como reina de los soportes de grabación. Para el recuerdo quedarán las cautivadoras secuencias vinculadas a estos audiovisuales elementos.

 

Image
Spader comprueba que el desodorante no le haya abandonado.


A pesar de la premiada actuación de Spader y de lanzar a la fama a Andie McDowell, la irregularidad afecta en momentos específicos a todo el reparto. No obstante, el resultado interpretativo final es correcto, elemento indispensable en una cinta ideada para sostenerse en sus cuatro protagonistas y apuntalada con talentosos detalles en la dirección.

Considerada obra clave en la generación Sundance, la película contribuyó al éxito del cine independiente en aquellos años. Sexo, mentiras y cintas de video es, en definitiva, una historia sobre modernas relaciones personales con elementos novedosos, trillados posteriormente por otros autores, lo cual otorga entidad a un film que demostró lo que Soderbergh era capaz de hacer: buenas películas con destellos puntuales, pero sin asentarse, en ningún caso, en la genialidad.

 

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Críticas