VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     

Listado de videoteca por letra inicial

Ayer no termina nunca
Escrito por Error Humano   
Viernes, 24 de Mayo de 2013


Valoración espectadores: 7.50

Valoración de VaDeCine.es: 5

Ayer no termina nunca (Isabel Coixet, 2013)Título original: Ayer no termina nunca
Nacionalidad: España
Año: 2013 Duración: 108 min.
Dirección: Isabel Coixet
Guión: Isabel Coixet
Fotografía: Jordi Azategui
Música: Alfonso Vilallonga
Intérpretes: Candela Peña, Javier Cámara


Trailer


EL MANIERISMO Y SUS EXCESOS

Isabel Coixet acabará devorada por su personaje, presumo. Aferrada a sus constantes, con sus virtudes y defectos, las críticas parecen refugiarla aún más en su postura, como necesitada de autoafirmación, pertrechada tras sus gafas de pasta. Habrá quien argumente que en eso consiste la autoría y el estilo, el sello propio. Pero esto mismo, en una cineasta tan joven, podría significar también la renuncia a toda evolución o aprendizaje. En cualquier caso, dado su terquedad en ser Coixet, al final, uno ya duda de si al talento innegable que demuestra en algunos de sus manierismos se llega indefectiblemente a través del exceso. Es decir, ¿para disfrutar de los elementos memorables en su cine, resultará imprescindible soportar toda la pompa y la pose?    

De estos claros y oscuros se encuentra repleta su imperfecta Ayer no termina nunca, un relato futurista (apenas una década más allá) que quiere decir tanto que acaba por decir muy poco. Coixet, decíamos, parece asimilar el concepto de madurez cinematográfica a revisitar todas sus filias y fobias en noventa minutos: la crisis, la ideología, la pareja, la muerte, el dolor, la política. Necesita hacernos ver, a un tiempo, que ella es quien realizó Mi vida sin mí y quien entrevistó al juez Baltasar Garzón. Demasiada mezcla en este cóctel.

Candela. Siempre Candela.

Máxime cuando el largometraje ya había conseguido una historia (la principal, de hecho) que tenía mucho de relevante: una pareja separada ante la tumba de su único hijo y los dos modos en que uno puede sobrellevar tamaña perdida: la huida hacia delante, el estancamiento en el dolor. Un argumento poderoso que, vehiculado en las soberbias interpretaciones de Javier Cámara y Candela Peña, debería haber sido suficiente para saciar el apetito de la realizadora catalana. Pero no, para ella resultaba imprescindible hablar sobre desempleo y rescates, denunciar recortes en sanidad y salpimentar el dolor de unos padres quebrados con líneas de diálogo cuya afectación roza el peor de los ridículos.

Cámara y Peña, portentosos. Ellos son quienes sostienen el libreto aún en esos momentos que en manos y rostros de otros actores habrían resultado esperpénticos. La naturalidad con la que se manejan y sus amplios registros acaban por rescatar una artificial propuesta que no profundiza en nada de lo que trata. A Coixet habrá que reconocerle la astucia de convertir el film en un duelo interpretativo entre una pareja que ya protagonizaron juntos aquella excelente rara avis que era Torremolinos 73 (Pablo Berger, 2003). Así, Ayer no termina nunca se establece como auténtico tour de force en el que no conoceremos más personajes y apenas un mismo escenario: una teatral puesta en escena de la que solo escaparemos en los fugaces momentos en que, en presuntuoso blanco y negro, conozcamos los pensamientos (más allá de las palabras pronunciadas) de los protagonistas, un recurso modernista ingenioso en un inicio y tremendamente sobreexplotado durante el metraje. Tal vez buen ejemplo de lo que apuntábamos al inicio: aquello del manierismo y el exceso. Isabel, al fin y al cabo.


Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Críticas