Lo bueno es que la Verdú volverá a la gala. Ay Maribel... perrón impertérrito.