VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     

Listado de videoteca por letra inicial

Waterworld
Escrito por Agente Cooper   
Jueves, 13 de Diciembre de 2012


Valoración espectadores: 6.00

Valoración de VaDeCine.es: 6

Waterworld (Kevin Reynolds, 1995)Título original: Waterworld
Nacionalidad: USA
Año: 1995 Duración: 135 min.
Dirección: Kevin Reynolds
Guión: David Twohy, Peter Rader
Fotografía: Dean Semler
Música: James Newton Howard
Intérpretes: Kevin Costner (marino), Jeanne Tripplehorn (Helen), Dennis Hopper (Diácono), Tina Majorino (Enola), Michael Jeter (Gregor), Gerard Murphy (Nord)
Trailer



El auge y caída de Kevin Costner como cabeza del star system de Hollywood queda acotado por sus dos primeras obras como director. Bailando con Lobos (1990) triunfó en los Oscars de 1991 sobre títulos icónicos como Uno de los Nuestros o El Padrino III y elevó a Costner al estatus de estrella, un privilegio que supo mantener durante el lustro siguiente mezclando trabajos eminentemente comerciales como El Guardaespaldas (1992) o Robin Hood, Príncipe de los Ladrones (1991); con otros alabados por la crítica como JFK: Caso Abierto (1991) o la extraordinaria Un Mundo Perecto (1993). Es en plena cresta de la ola cuando, en una nueva colaboración con Kevin Reynolds, Costner se pone al frente de Waterworld. Su rotundo fracaso en el mercado doméstico tras ser promocionada a los cuatro vientos como la película más cara hasta la fecha (175 millones de dólares) marca el comienzo del declive de la estrella, un sino confirmado tres años más tarde con el descalabro de El Mensajero del Futuro, segundo largometraje de Costner tras la cámara y rúbrica de su paso a la segunda (o tercera) división del estrellato.

alt

Con la perspectiva que dan casi dos décadas, toca ahora barrer parte de la inquina amontonada sobre un film pulido visualmente y bastante mejor engranado que el 90% de las cintas de acción que nos ofrece la era de los efectos digitales. Definitivamente, estamos ante otro cine, ya anacrónico pero inspirador de cierta melancolía. Más allá de su obvia sumisión al estilo Mad Max cuando éste ya mostraba signos de agotamiento, y su francamente mejorable argumento, Waterworld conserva aún el encanto gracias a una trama postapocalíptica que demandaba una arriesgada -y carísima- puesta en escena. Costner podrá precisar al menos por qué sumidero se fue su dinero y el de el resto de productores de la película. Su mastodóntico presupuesto se gastó en un costoso diseño de producción con tonalidad retrofuturista y en complicadas coreografías de acción casi siempre concluidas con el atrezo saltando por los aires, no en las nóminas de programadores informáticos creadores de submundos casi siempre mucho menos creíbles.

El de Waterworld se presenta tal que así: los polos se han derretido y el mar hace tanto tiempo que lo inundó todo que la tierra firme es una leyenda. La mayoría se hacina en pequeños grupúsculos autárquicos para combatir el pillaje de quienes todavía poseen algo de petróleo. También hay marinos errantes, solitarios supervivientes gracias al trueque ocasional. Las plantas son pequeños tesoros y la tierra vale su peso en oro. La seriedad de tal escenario pronto se revelará aparente y comprobaremos que este largometraje busca la pirotecnia sin la menor pretensión trascendente (probablemente no haya un mejor ejemplo de su falta de ataduras que el esperpéntico uso de la figura del ínclito Joseph Hazelwood durante el metraje). 

alt

Dentro del aceptable nivel de entretenimiento, cabe destacar la secuencia del asalto al atolón artificial, que sirve también como presentación de un notable Dennis Hopper en el papel del Diácono, estrambótico villano y alma verdadera del largometraje dadas las limitaciones de Kevin Costner –siempre fue un actor, digamos, poco expresivo- como héroe de acción. Cazador enagenado y escurridiza presa consiguen fagocitar la infantil búsqueda de la tierra prometida y acunar al espectador con la sugerente melodía del exceso, lugar de atraque de esta injustamente vapuleada cinta; una nave que, en realidad, nunca estuvo cerca del hundimiento. Su presencia en la memoria colectiva así lo ratifica.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Críticas