VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     

Listado de videoteca por letra inicial

Prometheus
Escrito por Dr. Manhattan   
Miércoles, 01 de Agosto de 2012


Valoración espectadores: 5.80

Valoración de VaDeCine.es: 7

Título original: Prometheus
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 2012 Duración: 123 min.
Dirección: Ridley Scott
Guión: Damon Lindelof, John Spaihts
Fotografía: Dariusz Wolski
Música: Marc Streitenfeld
Intérpretes: Noomi Rapace (Elizabeth Shaw), Michael Fassbender (David), Charlize Theron (Mederith), Idris Elba (Janek), Guy Pearce (Peter)

Página Web
Trailer

Preestreno organizado por Sensacine

UN ALIEN DEL SIGLO XXI

Las expectativas. Demasiadas, sin duda, ante una nueva obra de Ridley Scott, más aún cuando éste se atreve a retomar a la criatura que más famoso le hizo: Alien. Rumorología, pseudo-información, información acerca de ésta, publicidad, campañas virales... Todo vale para agrandar el hype, rebasado ya de antemano ante un producto de estas características. Irrelevancias. Nada de lo anterior sienta un precedente a la hora de valorar el nuevo film, por más que Prometheus se plantee como precuela de aquél, toda vez imbuidos dentro de su apasionante universo descubramos que en realidad se trate de la misma cosa pero asistida por las capas de revestimiento inherentes al siglo XXI, esto es, una mayor aparatosidad en la producción, que se ve necesariamente despojada de la sutileza y la depuración narrativa de la original; lastres que beben directamente de las imposiciones de una major que se ve obligada a vender uno de sus productos más preciados al gran público más de 30 años después, sea o no fan de la famosa saga de xenomorfos. Coartadas en la libre creación, que imposibilitan la concreción de la emergente figura demiúrgica que representa Scott; quizás un caprichoso revés del destino, revelador de su falta de parentesco primigenio con respecto al primer Alien (recordemos que el proyecto le vino dado tras pasar por unas cuantas cabezas pensantes, siendo una de las más visibles la de Dan O’Bannon).

Y es que la historia que hay detrás de Prometheus está muy relacionada con esto último, ya que nos habla acerca de los orígenes de la humanidad y sus creadores, y de cómo estos pecaron con los mismos errores que siempre han perjudicado al hombre, acaso dañándose a sí mismo; y sobre la ansiada y permanente búsqueda de esos orígenes por nuestra especie, aun fuera de nuestras fronteras, inmersos en lo desconocido. En este marco cuasi teológico, de clara raíz mitológica desde el mismo nombre de la cinta -el mismo que el de la nave de la expedición y que alude a Prometeo, el titán que robó el fuego a los dioses para entregárselo a los seres humanos; gestos, ambos, de una valentía suicida- se desarrolla una trama prácticamente idéntica en su esqueleto narrativo con respecto a Alien, el octavo pasajero: un grupo de investigadores y especialistas se desplaza a otro planeta movido por una corporación multimillonaria en el ámbito del estudio científico; allí realiza un terrorífico descubrimiento (soterrado bajo el paso de los siglos); éste le perseguirá como una maldición, afectando a todos los tripulantes de la nave.

Si bien los parámetros de la historia nos suenan familiares, no lo es así el significado último de la misma, y es que los guionistas Damon Lindelof y John Spaihts han tomado acertadamente las bases del film original para conformar en Prometheus un nuevo misterio que encaja a la perfección en el incómodo universo que aquél planteaba, manteniendo la visión nihilista de la especie humana y sus ínfulas de conocimiento pero, no obstante, dejando completamente abierto el elemento de la suposición, despreciando respuestas, otorgando inquietantes interrogantes que quizás sean resueltos en posibles nuevas cintas de la saga. Todo un acierto -en beneficio del sano ejercicio del pensamiento, en añadido al del mero disfrute conceptual- que incomodará sobremanera a los amantes de la sobreexplicación, un mal endémico que corroe a nuestra sociedad.

Entretanto queda un film apabullante en lo visual, habitual marca de estilo de Ridley Scott, gracias a una fotografía de marcado tono tenebroso y oscurantista, que resalta los pliegues, viscosidades, y las extrañas formas incrustadas en las paredes de unos decorados sencillamente espectaculares, obra de Arthur Max pero con el inconfundible alma presente de ese genio absoluto del horror concebido llamado H.R. Giger. Un ensamblaje malsano de claros aires lovecraftianos que conforma un fondo temático muy particular pero habitualmente difícil de plasmar en imágenes, y que aquí aparece dignamente representado: el horror cósmico. 

A pesar de unas pobres actuaciones (excepción hecha del glorioso Michael Fassbender, un auténtico camaleón de la pantalla -tanto como para emparentarse corporal y figurativamente al Peter O’Toole de Lawrence de Arabia-, cuyo papel como androide justifica por sí solo el visionado de la cinta), quizás provocado por la mala definición de los respectivos personajes -en su mayoría meros clichés carentes de entusiasmo, cuando no de comprensible presencia en el film-, y de algunos giros de guión accesorios y de cara a la galería, Scott sabe mantener la tensión e incluso, por momentos, ofrece el miedo a lo desconocido que tan sobresalientemente y con mucho menos a su disposición nos brindó en Alien. Amén de no abusar de secuencias espectaculares (como la de la tormenta) que convirtieran su cinta en otro blockbuster más, sostiene la inquietud y la desasosegante sensación de constante amenaza en las tomas que se prestan a ello, y explosiona el relato en muy contadas ocasiones a través de una asquerosa y brutal representación en imágenes de lo amorfo, variando el estilo de dicha representación, sin caer en la repetición.

La atmósfera y discurrir de Prometheus apuntan más a ésta como una digna continuación del film original que como precuela, por más que la cronología y el arco argumental indiquen lo contrario. Scott ha sabido retomar el opresivo universo que ya creó, dándole una pequeña vuelta de tuerca en lo referente a su génesis pero manteniendo su esencia, sin por ello caer en la obviedad, aunque bordeándola desde el momento en que la superproducción que aborda debe ofrecer lo que el cine de la segunda década del nuevo milenio acostumbra a dar. Algo muy distinto y limitado, tanto en forma como en alcance cognoscitivo, respecto a lo anterior.

Compartir
Comentarios (11)
  • maniac  - horror cósmico

    Diossss no existe, estamos jodidos, sólo los seres y dioses primigenios, nuestros hacedores y demiurgos ¿y que pinta entonces esa cruz en el cuello de la protagonista? Ya se dará cuenta ella de que no hay nadie a quién rezar, todos somos el alimento de esos dioses oscuros y de esas criaturas fungosas.

    La condición de blockbuster de la película se acrecienta a medida que pasan los días, esperemos que la precuela vaya por mejor camino.

    Mira mi crítica EVIL!!! http://fiebredecabina.co m/2012/08/02/prometheus/

  • Dr. Manhattan

    Sí, con las críticas y los comentarios tan "agradables" que está teniendo de la gente va a ser un blockbuster... ¡ja!

    Si hicieran nueva peli, me conformaría con que saliera algo tan interesante como esto, pero tengo la certera impresión de que no irán por ahí los derroteros...

    Saludos, mi maniaco cósmico preferido.

  • Alfredo  - Evil

    EVIL....eres el representante del horror, Diossss ¿dónde estás? ¿acaso no eres tú mi creador? ¿o soy el producto de un ADN contaminado?

  • Dr. House  - Injusta ... ahí va la re-crítica

    Me parece una crítica injusta, por varios motivos:

    1 - Aunque se diga que no, en el fondo se está comparando con Alien. Es inevitable, pero 'Prometheus' no tiene nada que ver, ni siquiera en estructura:
    1.1 - Recordemos que la 'Nostromo' era una nave comercial de regreso a la tierra, y la 'Prometheus' es una nave con una misión concreta y científica, en un planeta remoto.
    1.2 - El escenario final de Alien es mucho más pequeño, es la 'Nostromo'. Mientras que en 'Prometheus' es un planeta.
    1.3 - Ripley no tiene nada que ver con la Doctora Elizabeth Shaw (Noomi Rapace). Ripley es una chica difícil, probablemente re-educada en un barrio conflictivo y marginal, de alguna gran ciudad, y posteriormente reintegrada a la sociedad, que sólo busca sobrevivir en el interior de una nave. Mientras que la Doctora Elizabeth, es una personaje más complejo, más noble en muchos sentidos, cuyo fines son otros más complejos, mezclados a su vez con la misma necesidad forzosa de supervivencia de la que hizo gala Ripley. Por cierto creo que no se hace justicia, en esta crítica, al papel de la actriz Noomi Rapace, que interpreta, con notable, tan complejo papel. Resaltar el momento en el que todos los valores de la doctora están a punto de venirse abajo, ya que todo el argumento de la película quizás gire en torno a ese momento, en el que ella se mira al espejo, ya sin el colgante la cruz en el pecho.

    En conclusión, Alien/s es una película de supervivencia, y Prometheus es una película de investigación sobre nuestros orígenes, en la que se ponen en tela de juicio los valores de una sociedad como la nuestra frente a lo desconocido. Básicamente consiste en contrastar los valores de cada personaje, con una brutal facción alienígena ansiosa de re-conquista, y de sangre.

    En cuanto al resto del reparto, resaltar por supuesto el papel del actor Michael Fassbender, es una auténtica máquina interpretativa, capaz de matizar a la perfección su papel en cada momento de la película, se nota que el actor disfrutó haciéndolo. Y a una Charlize Theron, en un digno papel muy secundario, haciendo de niña mimada.

    Un abrazo.
    Dr. House.

  • Dr. Manhattan

    Muchas gracias por tu extenso y detallado comentario, Dr. House.

    Lo cierto es que es inevitable compararla con Alien por mucho que no queramos hacerlo, y sigo creyendo que tanto la historia como la ambientación de Prometheus recuerdan, y mucho, a aquélla. Es obvio que el punto de partida no es exactamente el mismo, como tampoco el rol que desempeñan los personajes (allí hablaban mucho menos, y sin embargo lo hacían para decir cosas más interesantes que estos), pero en cualquier caso son similares y, sobre todo, el esquema que los conforma, el esqueleto narrativo, sí que lo es; de ahí mi comentario.

    E insisto en que los mayores valores de la cinta se encuentran en lo formal y no en lo argumental, porque no se puede hablar demasiado de las motivaciones de los personajes cuando estos no rayan a la altura; es cierto que el de Noomi Rapace es de los que más conflictos plantean, y que la interpretación de la chica no es mala, pero en todo caso queda eclipsada por Fassbender, y por eso me parecía adecuado resaltarlo a él.

    Por lo demás, espero que haya disfrutado de la cinta, que a mí me pareció muy entretenida.

    Un saludo.

  • Sr.Bean

    Cuidadin!!! Contiene Spoilers!!!!

    Es normal que se compare con Alien, más cuando esta película paso de ser en un principio una peli en el mundo de Alien pero cosa aparte y sin relcción alguna, a una precuela para llamar a las masas, eso es claro clarinete.

    Después de esto decir que a mi me ha gustado ampliamente, aunque con peros.
    No me voy a extender porue creo que la crítica es bastante acertada.

    Como aciertos es apabullante visualmente y bueno que Scott no es un cualquiera, como dice el Dr. la similitud estructural con alien es más que evidente y eso, es un acierto.Parte del reparto con Rapace, Fassbender (hasta en la puta sopa!!!)e incluyo al tio Idris que me chifla y tiene el personaje plano pero con carisma del film. Saber más de esos, antaño fascinantes, Space Jockers. y sobre todo ver el origen, no de los humanos, si no de los Xenomorfos.


    Peeeeero, sacarse de las chistera todo el temita de la intrahistoria Space Jockeys-Humanos...me chirría hasta el infinito, personajes que no se que coños pintan (el 70%) que mismamente en Alien, tenía su caracter y estaban integrados del copón. Mederith, el personaje más absurdo del film, no hace ni sirbe apra nada y la muerte que tiene casi me ahce levantarme e irme de la sala. Las motibaciones de David apra liarla parda que espero queden resueltas en la secuela que ya está confirmada.
    Y sobre todo, no hay tensión no tragedia. Yo veo las dos primeras de Alien y me cago por la pata abajo, con esa tensión mascandose la tragedia...aquí ni fu ni fa. Y eso pasa por cambiar de tercio como digo al principio, para vender más.

    Pero vamos que me ha gustado ehhhh jajajaja.

    Un saludo.

    P.D: un detalle final, las pollas rompe brazos...no coment. Y hubiese sido más elegante en la secuencia final, cortar cuando va saliendo la cabeza del primer Xeno de las tripas del SJ, el Alien completo que pega un chillido es una full de Estambul.

  • Dr. Manhattan

    jajaja, qué grande Bean! Lo que me he reído con tu comentario...

    Totalmente de acuerdo en lo último que comentas, pero... ¡cuidado que eso es un SPOILERAZOOOO! Eso se avisa antes, hombre. ;)

  • Dr. House  - Bueno, donde estén las buenas historias ...

    Como esta, a ver quien no se acuerda:

    http://youtu.be/Lh1eh UqqNOE

    jeje

  • Rüstu

    Caca

  • Mr. Sandman

    A mi tampoco me gustó. Muy bien hecha y tal, pero es como Alien otra vez y no avanza nada en la trama.

  • Anónimo

    bueno, bueno, bien hecha tp nos pasemos...muy digitales esos pollos ingenieros...y no sé por qué sale Gay Pearce maquillado cutremente de viejo,....que cojan a un actor anciano..y un personaje dice que van a tirar el darwinismo por tierra en un momento, y ya no se trata más el tema,,..cuando no se puede esquivar así.. Me parece un argumento chorra,con momentos chorra, que termina metiendo escenas de acción por acción..y que no aporta nada en absoluto. Un mojón.

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Críticas