VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     

Listado de videoteca por letra inicial

El caballero oscuro: la leyenda renace
Escrito por Barry Lyndon   
Sábado, 21 de Julio de 2012


Valoración espectadores: 8.92

Valoración de VaDeCine.es: 9

Título original: The Dark Knight Rises
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 2012 Duración: 164 min.
Dirección: Christopher Nolan
Guión: Christopher Nolan, Jonathan Nolan (Historia: Christopher Nolan, David S. Goyer. Personajes: Bob Kane)
Fotografía: Wally Pfister
Música: Hans Zimmer
Intérpretes: Christian Bale (Batman/Bruce Wayne), Michael Caine (Alfred), Morgan Freeman (Fox), Anne Hathaway (Selina), Marion Cotillard (Miranda), Tom Hardy (Bane), Joseph Gordon-Levitt (Blake)

Página Web
Trailer

Consagrada la mitificación absoluta de El caballero oscuro (2008), uno siente la certeza de que en esta ocasión a Nolan le sería complicado convencer a todos hiciera lo que hiciera. Pongamos la situación en perspectiva. El director británico ha creado un universo extremadamente potente y sólido durante las dos primeras entregas de su trilogía sobre el murciélago. Antes de su Batman Begins (2005), el de los superhéroes populares era terreno cinematográfico estéril para cualquier pretensión más a allá de la pura, y casi nunca dura, evasión. La primera parte nos hizo creer en algo más; en la capacidad del género para desarrollar historias adultas en un marco de realismo improbable pero posible. Una vez sentadas las bases, la espectacular continuación satisfizo razonablemente a cuantos imaginábamos como viable un thriller glorioso. Un joker en la manga elevó su categoría a la de clásico moderno, y con razón. Nolan demostró su talento para traspasar fronteras y olvidar complejos. No era perfecta, pero como todo mito crecería con el tiempo.


Ahora, tras cuatro años de digestión y ya sin lugar para rememorar las taras de El caballero oscuro, llega el cierre y las expectativas están por las nubes. Estamos pidiendo algo así como “La mejor película de…”, y lo dejaremos ahí porque no me atrevo ni a escribirlo. Esta exigencia ya es un éxito en sí. Recordaremos durante décadas que este director ha llegado a tal circunstancia partiendo de un material del que los intelectuales del cine huían como de la peste. La vulgar pregunta que planea es si ha superado el listón que él mismo fijó. Mi respuesta no será una evasiva, sino la concreción del espíritu del nuevo proyecto: sentencio que es radicalmente diferente. Y lo acepto. Es más, celebro el atrevimiento del joven realizador por replantear el juego a todos los niveles, por no tomar el camino más fácil construyendo una suerte de TDK2, opción confortable para público y equipo de producción, pero entiendo que condenada al olvido. Quizás preparado el cineasta para ser fusilado en cualquier caso, tengo la impresión de que ha preferido romper aquel molde de sofisticación nocturna y que las críticas no le lleguen por acomodado, sino por esta áspera y ambiciosa reformulación. La idea es seguir el curso de esta gran historia de tres tramos complementarios, distintos y apasionantes. Convertir a su Batman en algo más: en una leyenda. El reposo de los años certificará que lo ha conseguido. Incluso los habituales de la impostura hincarán la rodilla.


El arriesgado planteamiento es brutal y desasosegante. ¿Menos realista que sus antecesoras? Eso quisiéramos creer. La conexión con nuestro presente sociopolítico se adivina más íntima de lo sospechado. El clima prebélico de un sistema a punto de estallar no nos es desconocido por desgracia. Esa rabia e indignación contemporánea se infiltran paulatinamente en la película mientras Batman es un auténtico ajeno. Resulta excitante que Nolan tenga la osadía de cuestionar el soporte -hoy pedestal- épico de su anterior obra. La paz de Gotham se cimentaba sobre un suelo de mentiras que ahora se decide a dinamitar. Sus dudas sobre la tarea de Batman (y de Bruce Wayne) se vuelven intensas hasta descolocarnos. Las consecuencias de las mejores intenciones también pueden ser terroríficas.   

En esta atmósfera subyugante y significativa, la apuesta del británico sube la temperatura a la espera de la gran tormenta que se avecina. La hipérbole -¿o no tanto?- se apodera de una propuesta turbadora que nos conduce a un plano insólitamente salvaje por insospechado e incómodo. Ciertamente sufrimos por y con un murciélago impotente. El bestial Bane (Tom Hardy, perfecto para el papel) es un castigador que ha llegado para acaudillar y manipular el odio de una ciudad/civilización quebrada en su decadencia. No puede ser desacertado un villano que arrastrará a Batman hasta cotas máximas de dolor y agresividad. El torrente revolucionario inunda y deja aislada a una urbe perdida y deconstruida hasta los límites de la cordura. Bane ofrece una extremista esperanza que camufla sus confesadas intenciones. Cabe el actual debate anti-sistema. Nolan recoge diversas perspectivas ante el fuego purgador. Finalmente, en un guiño razonadamente conservador, rechaza la desproporción y radicalidad de ello. Batman por supuesto estará siempre donde debe: entre las fuerzas destructoras y los ciudadanos de Gotham, aspirando a mejorar el sistema desde dentro y acorde a sus peculiaridades como héroe de noche y de día.   


La precisión de un montaje inspiradísimo sostiene la angustia in crescendo de esta ópera del horror catastrofista en la que la acción deriva en sensacional ferocidad y arrebato. Apenas habrá lugar para el humor y las situaciones distendidas de antaño. El panorama es terrible mientras el thriller cede paso a un verdadero bélico. Su sorprendente y siniestro desarrollo llega como consecuencia de un complejo argumento de amenaza clásica en el que sobresale la habilidad para añadir y encajar nuevos personajes del cómic original sin perder veracidad ni interés, sino todo contrario, como demuestra el reservado para un sobresaliente Gordon-Levitt. La meta es redondear todas las tramas como película singular al igual que como conjunto de tres, imponiendo una gravedad convenientemente atronadora como preparación de la épica que definitivamente suelta las correas de la megalomanía. La aceptación de su naturaleza grandilocuente es cuestión de gustos. Yo llegué hasta aquí para esto; para sentir todas las emociones que el cine sea capaz de despertar en un espectador entregado al que esta trilogía siempre ha respetado. Gracias Chris. Puedes dejar paso con orgullo.


Compartir
Comentarios (11)
  • Dialoguista

    Que preciosa reseña!!! Cada vez escribís más lindo, o será que acá se nota la pasión que provoca que una peli te guste con ganas ;)
    No dijiste nada de Catwoman :( (me escatiman la información eh jajaja).
    Espero salir del cine con la misma sensación de placer que saliste vos. Saludos!!!

  • barry lyndon

    Muchas gracias! "habilidad para añadir y encajar nuevos personajes del cómic original sin perder veracidad ni interés" con eso me refiero a Catwoman. Te confieso que recibí la noticia de su inclusión en la trilogía con cierta preocupación. El personaje y Anne cumplen, pero son condimento; podríamos pasar sin ella.. De todos modos creo que te gustará el tratamiento que le han concedido.

  • Carmelo, el del Cádiz CF

    Buen cierre para la trilogía de Nolan, a la que en conjunto hay que felicitar del mismo modo que tú haces en tu estupenda reseña.
    Sin embargo creo que, aunque ayer disfruté viendo este desenlace, la absoluta cima del Batman de Nolan se encuentra en TDK, muy por encima de las otras dos. Tal vez, como dices, este enorme nivel de exigencia es injusto para Nolan, pero, objetivamente y sin animo de desmerecer esta última entrega, TDK proyecta una sombra abrumadora.
    Aun me aterra pensar en el Joker sacando la cabeza por la ventanilla de un coche en aquella escena de un silencio ensordecedor. Libertad y caos.

  • Mr. Sandman

    Más homogénea aunque sin poder alcanzar los brillantes momentos de TDK, da conclusión perfecta a la trilogía convirtiéndola en eso, ya que TDK y BB no lo parecían demasiado.

    No sobra nada y necesita de más visionados para darse cuenta de lo bien hilada que está, temas políticos y demás aparte.

    No creo que algo basado en superhéroes pueda ser mejor que esta trilogía. La otra vía, la Vía Avengers, es escapismo sin más, como lo era Indiana Jones, no tiene por qué ser malo, pero Nolan aquí consigue que además tenga otros temas que tratar más profundos. Eso no quita para que haya tiempo para la fanfarria y la espectacularidad.

    Conseguir que vayan a verla cinéfilos de tan distinto pelaje ya es un éxito, contentar a todos, imposible (o casi).

  • barry lyndon

    Ojo, no me quiero olvidar de la maravillosa rareza infravalorada que supone El Protegido.. fundamentalmente por ella acoto lo de "superhéroes populares" en mi primer párrafo referido a terreno estéril para pretensiones.

  • Carmelo, el del Cádiz CF

    No digo que sobre nada (aunque a mi no me gustó nunca, tampoco en comics, esa relación extraña con Catwoman). Casi diría lo contrario. Se me hizo corta, porque Nolan sabe mucho de esto de hacer cine, pero veo algo atropellado el mensaje, el desarrollo en sí.
    Los puntos fuertes de la historia (lo que apunta Lyndon de nuestro presente sociopolítico, el poder juzgado y condenado por el pueblo, así como el siempre enorme Alfred) podrían haber sido más explotados. Me hubiera gustado tirar de ese hilo, hurgar en la herida de nuestro sistema.
    Creo, en ese sentido, que la atronadora búsqueda de la épica le desfavorece, porque, tomando más tiempo para el calado del mensaje (como en TDK, sin ir más lejos), la épica llega por sí sola. Basta una sencilla explicación de un padre a un hijo, sin estatuas, sin redención ni gloria.

  • Mr. Sandman

    Ah, y los que dicen que en algún momento no saben si están viendo Batman o transformers es que claramente no han visto Transformers.

  • Sr.Bean

    Muy buena crítica si señor.

    Para mi la mejor de las 3 simple y llanamente porque en esta ocasión, Batman SI es el absoluto protagonista de la cinta. No hay un Jocker o Dos caras, pero hay un Bane que lo peta de lo bruto que es (muy bueno Hardy dando esas gestualidad tan difícil a través de una máscara).

    Se saca un par de ases de la manga para el guión, pero para mi es la más completa y redonda de todas. He salido profundamente complacido del cine, habiendo disfrutado como un enano. Casi 3 horas que han pasado volando gracias a un montaje del copón.

    Solo pienso y me da la risa, en aquel que en un futuro ponga sus manos en la marca Batman, arroz pegado!!!!

    Un saludo.

  • barry lyndon

    Gracias Sr. Bean, esperaba tu opinión!! Lo que comenta Mr. Sandman de Transformers es una realidad. La comparación es ofensiva. Respecto a lo difícil que es agradar a todos, os diré que he visto cómo se acusa a Nolan de oportunista para mal por apuntar ese panorama de crisis actual...y Carmelo pedía tirar más de ahí! En fin.. Y sí, el final épico de TDK es de un nivel asombroso, con ese padre e hijo. Si es que son todas muy buenas!

  • Rüstu

    Merece mucho la pena(la pasta mejor dicho) el segundo visionado!

  • Dialoguista

    Acá volví a decir que me encantó!!! Y otra vez leí tu reseña con ganas :)
    El guión por momento puede verse simplista pero no lo es, y como vos decís, esta bueno que no haya sido una copia de la segunda parte pero con diferente villano. Así es como mejor termina una trilogía, terminando ;)))

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Críticas