VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     

Listado de videoteca por letra inicial

8
Escrito por Dr. Manhattan   
Domingo, 27 de Mayo de 2012


Valoración espectadores: 9.40

Valoración de VaDeCine.es: 8

8 (Raúl Cerezo, 2011)Título original: 8 
Nacionalidad: España
Año: 201Duración: 13 min. (cortometraje)
Dirección: Raúl Cerezo
Guión: Raúl Cerezo
Fotografía: Ignacio Aguilar
Música: Voro García
Intérpretes: Carmen Ruiz, Segio Castellanos, Andrea Ros, Julio Vélez, Lola Cordón, Txema Blasco, Bruno Squarcia, Natalia Barceló, Aníbal Tártalo, Ares Tártalo, Rocío Picazo, Alicia Picazo, Sonia Ferrer 

Pagina web


El cortometraje es un mundo desconocido para muchos. Hay un evidente problema de mercado que tiene su razón de ser en la ignorancia del público para con el formato, lo que a su vez origina la cuasi clandestinidad de este tipo de producciones. Parece difícil de asimilar su concepto, su natural acepción: un corto no es más que una película de escasa duración. En efecto, resulta una obviedad, pero parece que a muchos se les escapa que en ese margen de filmación reducido, acotado por su propia definición, se pueden fabricar auténticas obras de arte; misiles de talento teledirigidos hacia el centro mismo del cine. La comparación con el largometraje es inevitable y sin embargo innecesaria, irrelevante toda vez los objetivos, los medios disponibles y el alcance de los trabajos no pueda entrar en disputa con un formato ya firmemente asimilado; se trata de otra cosa, que debería tener una distribución más justa para así poder establecer su valoración independiente, puesto que hay mucho y muy bien cine escondido en el olvido.

Una puerta de entrada

La figura de Raúl Cerezo es la de un luchador incorruptible ante tales adversidades. Baluarte del cortometraje español, este joven cineasta madrileño lleva bastantes años intentando situar el formato donde se merece, ya sea mediante la realización de trabajos en su marco (destacando sus dos últimas piezas, Escarnio y la que ahora nos ocupa, 8), bien por la organización de festivales y eventos que intentan rescatar lo mejor de cada hornada (en su día fue Escorto, y ahora son Córtate y Cortópolis), o sin ir más lejos, por el constante, apasionado y vivaz ruido que genera en los rincones pertinentes del ciberespacio. El hecho de que su producción cinematográfica no sea demasiado extensa y esté suficientemente espaciada en el tiempo viene a reflejar el grado de idealismo que siente para con el cortometraje: su perfeccionamiento es tal que sólo quiere regalarle lo mejor, y así justificar esa permanente búsqueda de su dignificación. Puro idilio por el séptimo arte.

Y la prueba última de su razón de ser es 8. El número de años que cumple un pequeño el día en el que su familia decide acabar con el mal destructor que la aqueja; la noche en la que ese niño despertará ante el teatro de la vida. Un film que denota profesionalidad a raudales en todos y cada uno de sus planos. No hay uno solo de ellos que no esté justificado, ni estudiado hasta un extremo rayano en lo enfermizo. Son trece minutos de tensión, de pura emoción ante lo desconocido, de inquietud malsana, propiciados por una espectacular planificación que indaga misteriosamente cada rincón de la casa en que tiene lugar la práctica totalidad de la acción; donde descubrimos, a través de letárgicos travellings y un crispante montaje, figuras, rostros, miradas y objetos de una concepción tétrica, que junto a una iluminación débil, levemente difuminada, de sensación casi quejumbrosa (en un gran trabajo fotográfico de Nacho Aguilar), y a la omnipresencia de un humo que bien podría ser el del más allá (impagable aportación del mítico Colin Arthur, creador de alguno de los efectos de maquillaje de 2001: Una odisea del espacio, Conan o La historia interminable), recrean una atmósfera de indisimulada naturaleza terrorífica, en donde reina una sensación de malditismo muy próxima a la que ya nos incomodó hasta cotas insospechadas en la inolvidable La semilla del diablo, o de donde surge la herejía que ya padecimos en El exorcista.

8 años

Se trata, sin lugar a dudas, de un trabajo harto arriesgado. Si ya de por sí poner el empeño y  la extrema dedicación que se denota aquí para tratarse de un cortometraje resulta extraño y ciertamente extraordinario, el hecho de decidir hacerlo sin la presencia de diálogo alguno es poco menos que un salto sin red. Pero sólo los valientes aciertan, y lo mejor de todo es que tras el visionado de 8 uno se da cuenta de que, en efecto, cualquier diálogo hubiera resultado artificial, así como habría restado impacto a la profunda impresión que sus imágenes marcan sobre el espectador. No es sino una muestra más de la pasión de Cerezo por la técnica, por la expresividad innata al medio cinematográfico, por su apuesta por un cine puro, depurado y sin adornos innecesarios. Habla también de su notable capacidad para expresar mediante la imagen... y el sonido. Porque su último corto, aparte de los consabidos efectos más o menos efectistas que toda cinta de género suele tener, se apoya indefectiblemente en el asombroso trabajo musical de Voro García. Un prodigio de la composición cuya sensibilidad encaja a la perfección con los fotogramas que recorren 8, y sin cuyo sustento éste definitivamente no sería el mismo. Cualquier satélite próximo al terror, al ocultismo o sencillamente al miedo está presente y es plenamente constatable en la acertada y extraña mixtura que se produce entre imagen y sonido.

Un misterioso grupo de 8 personas

Raúl Cerezo ha parido, con 8, una criatura enorme, vigorosa, profunda y sentida. Sin riesgo de exagerar, puede que resulte una de las cotas más altas en lo que a la producción del formato se refiere, ejemplo firme de las inimaginables posibilidades del mismo, fruto del trabajo incansable, de una pasión desmedida (e imprescindible) y, sobre todo, de un amor loco por el cine. He ahí su capital importancia, más allá de su incuestionable calidad artística: su referencialidad por y para el cine, que permanecerá indeleble con el paso de los años. Atentos a este nombre; puede proporcionaros muchas alegrías cinéfilas en un futuro próximo.

Y una figura en la sombra

Compartir
Comentarios (2)
  • maniac  - 8ita

    Dr. Manhattan. Has realizado un artículo sucinto pero imprescindible para entender 8. Me encanta la introducción que has hecho sobre el estado del cortometraje y su distribución en este país, que sólo se preocupa de las propuestas más comerciales, y luego la mención a la música, que igual que tú,creo que es imprescindible; los diálogos hubieran sobrado.

  • Dr. Manhattan

    Muchas gracias, mi querido maniac.

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Críticas