VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     

Listado de videoteca por letra inicial

La delgada línea roja
Escrito por Dr. Manhattan   
Lunes, 19 de Septiembre de 2011


Valoración espectadores: 6.75

Valoración de VaDeCine.es: 9

La delgada línea roja (Terrence Malick, 1998)Título original: The thin red line
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 1998 Duración: 163 min.
Dirección: Terrence Malick
Guión: Terrence Malick
Fotografía: John Toll
Música: Hans Zimmer
Intérpretes: James Caviezel (Witt), Sean Penn (Edward Welsh), Nick Nolte (Coronel Gordon Tall), Elias Koteas (James Bugger Staros), John Cusack (John Gaff), Adrien Brody (Fife), Woody Harrelson (Keck), John C. Reilly (Storm), Ben Chaplin (Bell), George Clooney (Charles Bosche), John Travolta (General Quintard)


Trailer

Tuvieron que pasar veinte años desde la realización de su segundo film, Días del cielo, para que Terrence Malick estrenara su nueva y, como casi siempre, esperada película: La delgada línea roja. Durante toda su carrera no ha abandonado ese particular rasgo distintivo que le hace separar en grandes lapsos de tiempo sus producciones, que absolutamente siempre resultan de un gran interés artístico; de ahí que se haya generado todo un halo de misterio a su alrededor, y que su caso nos recuerde al de nuestro realizador Víctor Erice, quien con tan sólo tres producciones en su haber, y espaciadas treinta años en el tiempo, ha conseguido ser reconocido como uno de los mejores directores españoles de la historia. Una suerte de solitario intimismo, personal y artístico, curiosamente cruzado.

Compañeros hasta la muerte

La delgada línea roja es una de las mejores películas bélicas recientes, y junto a Senderos de gloria, del maestro Kubrick, forma uno de los más memorables duetos de films antibélicos de toda la historia del cine. Lejos de lo que pudiera parecer, la particular delicadeza de la que hace gala Malick en sus anteriores trabajos encaja casi a la perfección en esta cinta, donde muy por encima de las logradas explosiones que la conforman prima el interés hacia las alienadas sensaciones que los protagonistas sufren a lo largo de las casi tres horas de su excelso metraje. La toma de una colina estratégica para el avance de un escuadrón americano en su lucha contra los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial es la excusa que aprovecha el realizador para dar rienda suelta a su exquisito muestrario técnico, en virtud del cual logra elevar la bandera de la humanidad en el mismo centro de la inhumanidad, hecha batalla entre habitantes de un mismo mundo producto de su irracionalidad como seres humanos.

Para reforzar su compromiso humano y concluir su mensaje, Malick se apodera  de la profunda belleza de la naturaleza, que precisamente es involuntaria víctima de la guerra. Recorre con su cámara cada palmo de terreno, cada saliente de la colina, cada hierba que allí ha crecido, con la necesaria pausa para sonsacar la tensión a la escena, que lentamente avanza hacia su impredecible, y probablemente violenta, conclusión; es su particular homenaje al lugar puro que se ve corrompido por la acción del hombre, un acto de justicia y reconocimiento, de amor por lo que nos rodea y no sabemos valorar. Supone, también, el perfecto emplazamiento para la calma que precede a la tempestad, para observar el miedo reflejado en el inseguro rostro de los antihéroes que allí se han dado cita, impulsados más que convencidos, cuando la muerte acecha y uno no sabe en qué dirección le va a venir.

La belleza del paisaje, destruida

Uno de los recursos más usados es la voz en off, muy presente a lo largo de la narración. No pertenece, además, a un único personaje, sino que son varios los que nos transmiten su aborrecimiento, sus miedos más profundos, a través de ella. Por este motivo, se puede considerar a La delgada línea roja como un film-reflexión sobre el tema que aborda, la guerra -cualquier guerra-, en un modo íntimo pero a la vez colectivo que no atañe a nadie en particular sino a TODOS, y que por supuesto impele directamente al espectador, ya que aun sin estar nada seguros de nuestro sentido dentro del conflicto, sin duda alguna jugamos un papel importante, sobre todo cara al futuro. Cintas como ésta dejan abierta la vía hacia un mundo mejor, justamente por contraste a la extrema negrura que la invade; simplemente, baste con un poco de cordura en mitad del caos que nos gobierna.


Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Críticas