VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     

Listado de videoteca por letra inicial

La Piel que Habito
Escrito por Agente Cooper   
Martes, 06 de Septiembre de 2011


Valoración espectadores: 6.75

Valoración de VaDeCine.es: 8

La Piel que Habito (Pedro Almodovar, 2011)Título original: La Piel que Habito
Nacionalidad: España
Año: 2011 Duración: 117 min
Dirección: Pedro Almodóvar
Guion: Pedro Almodóvar (Novela: Thierry Jonquet)
Fotografía: José Luis Alcaine
Música: Alberto Iglesias
Intérpretes: Antonio Banderas (Robert Ledgard), Elena Anaya (Vera), Marisa Paredes (Marilia), Jan Cornet (Vicente), Roberto Álamo (Zeca), Blanca Suárez (Norma).
Página web

Trailer


El Cine que soñaban Truffaut, Godard, Rohmer, Resnais o Chabrol en los años 60, el que lleva grabada a fuego la palabra ‘auteur’ en su alma, parece en preocupante declive. Gracias a productores siempre dispuestos al mínimo riesgo, cada vez son menos los directores que merecen el radical diezmo del espectador, ése que estamos dispuestos a pagar a pies juntillas, sin importar lo que la crítica o aquellos a quienes usualmente damos criterio de autoridad nos digan sobre su nuevo trabajo. Sus carreras merecen nuestra fe ciega porque, más allá de triunfos o descalabros, su visión jamás se ha plegado a otras consideraciones fuera de sus propias inquietudes. Y lo cierto es que, quizá también conscientes de su privilegiada posición, han decidido que el CINE no morirá de tedio, que el arte que les ha dado fama anda necesitado de agitación, que el espectador puede confiar en ellos para volver a ser sorprendido en medio del páramo en que las películas se han enfangado. Algunos de ellos se han lanzado a dirigir los filmes más arriesgados de sus carreras. Así lo han sido lo últimos trabajos estrenados de David Lynch (Inland Empire), Jim Jarmusch (Los Límites del Control) o Lars Von Trier (Anticristo). Pedro Almodóvar también abraza el vértigo con La Piel Que Habito, para bien o para mal una piedra angular en su filmografía por lo que de ruptura con su propia carrera -que no con su estilo- supone este trabajo. Y esto, de entrada, ya me parece plausible.

alt

Pero es que además la considero una película excelente. La Piel que Habito debería resultar enormemente saludable en la carrera de Almodóvar, un director que había resbalado alguna que otra vez a la hora de oscurecer su universo hacia el 'noir'. Por fin un ‘thriller’ de principio a fin, sin amagos, con tintes de terror, buena atmósfera, cabal y truculento. El director encontró hace unos años un texto –Tarántula, de Thierry Jonquet- que le permitía el salto al vacío sin abandonar por completo su mundo. De hecho, la trama podría pasar por uno de sus guiones originales. Exigido significativamente más que en Carne Trémula –su única adaptación anterior-, moldea la historia hasta acunarla en su propio regazo. Con algún defecto de forma, la ambigüedad sexual, la familia, el deseo y la pasión, o el humor negro, se ponen el traje de melodrama: el de un cirujano plástico en pos de una venganza casi poética en manos de Almodóvar. Es cierto que exagera la extravagancia de alguno de sus pasajes (soy un disfraz de tigre, soy-un-dis-fraz-de-ti-gre), que alguno de sus modismos están introducidos de una manera mucho menos lúcida (la actuación de Concha Buika, por ejemplo; o el sempiterno monólogo esclarecedor de la trama), o que -y en esto dudo de su condición de error- la película resulte algo previsible. Convengamos pues en la imperfección de la construcción del argumento, única mácula que acierto a ver en una cinta en todo caso subyugante de principio a fin.

La Piel que Habito, a pesar de su asepsis, no entierra en absoluto un estilo narrativo y visual perfilado en las 18 peliculas dirigidas por nuestro artista mas reconocido, cada vez más consciente de los recursos inherentes a todo producto audiovisual más allá del guion que lo sustenta, lugar desde donde comenzó su exploración cinematográfica en los años 70. Aquí, la terna Almodóvar-Alcaine-Iglesias muta su epidermis pero vuelve a convencer. La fotografía del filme y, en especial, el novedoso aporte de Alberto Iglesias con una partitura de corte moderno, alejada de sus anteriores trabajos, completan un trabajo integral de puesta en escena a todas luces sublime.

Almodóvar también acierta en la elección y adoctrinamineto de su casting principal. Paredes y Banderas -alejados de su habitual histrionismo por indicación del director-, el joven Jan Cornet -por fin un jovencito a la altura de las circunstancias- y una extraordinaria Elena Anaya interpretan con credibilidad los excesivos personajes que componen una historia plagada de vuelcos emocionales.  

alt

El tiempo, y quizá la perseverancia del propio director, dirá si el terror filtrado a través de la cámara de Pedro Almodóvar queda en la retina de los espectadores. Yo tengo la sensación de que la cinta será ensombrecida en el futuro por trabajos aún mas refinados. Almodóvar ahora sabe que no hay límites, que su mirada puede fagocitar géneros sin el menor problema. Será cuestion de tiempo volver a toparnos con una nueva obra maestra. De lo que estoy seguro es de que seguiremos disfrutando, y mucho, durante la travesía. 

Compartir
Comentarios (3)
  • HECTOR  - pedro

    SOS UNA PERSONA MARAVILLOSA EN TODO LO QUE HACES TE ADMIRO UN MONTON VIVO CADA UNA DE TES PELICULAS DE UNA MANERA INCREIBLE , ME FASCINAN , ME TRANSPORTAN , ME HABREN LA CABEZA ......

  • Jose Garcia Martinez  - La venganza de la novia de Frankestein

    Los largometrajes de Almodóvar, no es que me entusiasmen, la verdad, voy a verlos más por curiosidad que por agrado, tampoco es que haya mucho donde elegir en la cartelera.
    Pedro Almodóvar es como Woody Allen en español, sale a una producción anual y en ellas suele incluir sus tics, sus manías y sus desvaríos. Hacen largometrajes personales, que o te gustan o detestas. Tienen sus seguidores, que les aplauden aunque hagan una mierda (siempre será una mierda de Allen, o de Almodóvar), y sus detractores que siempre le sacaran pegas aunque esta vez hayan realizado una obra maestra.
    Este largometraje es la historia de una venganza y sus consecuencias. No se le puede considerar una película de terror, sino más bien un drama psicológico. Pues todos los protagonistas se nos presentan como seres delirantes y enfermizos que causan más lástima que miedo.
    En lo que se refiere a las interpretaciones, Elena Anaya consigue destacar dentro del equipo actoral. En el equipo técnico, la fotografía y la música, están bastantes conseguidos.

  • barry lyndon

    ufff

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Críticas