VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     

Listado de videoteca por letra inicial

Primera Plana
Escrito por Agente Cooper   
Miércoles, 01 de Junio de 2011


Valoración espectadores: 7.00

Valoración de VaDeCine.es: 7.5

Primera Plana (Billy Wilder, 1974)Título original: The Front Page
Nacionalidad: USA
Año: 1974 Duración: 105 min.
Dirección: Billy Wilder
Guion: Billy Wilder, I.A.L. Diamond (Obra: Ben Hecht, Charles MacArthur)
Fotografía: Jordan Cronenweth
Música: Billy May
Intérpretes: Jack Lemmon (Hildy), Walter Matthau (Walter), Susan Sarandon (Peggy), Vincent Gardenia (Sheriff), David Wayne (Bensinger), Allen Garfield (Kruger), Austin Pendleton (Earl Williams), Charles Durning (Murphy), Herb Edelman (Schwartz), Martin Gabel (Dr. Eggelhofer)

En el tramo final de su carrera, todavía en plena forma –tras esta cinta realizaría una obra sobresaliente llamada Fedora-, Billy Wilder decidió revisar The Front Page, la obra teatral de Ben Hecht y Charles MacArthur que ya adaptaran al cine con anterioridad Lewis Millestone (Un Gran Reportaje, 1931) y Howard Hawks (Luna Nueva, 1940). Y como ya hiciera en En Bandeja de Plata, puso a los mandos del film a un seguro de vida como Jack Lemmon interpretando a un experimentado periodista a punto de dejar la profesión por amor, y a Walter Matthau encarnando al desalmado director del periódico que no permitirá bajo ningún concepto la deserción de su mejor redactor. Este simple tira y afloja entre jefe y empleado es el tronco argumental desde el que Wilder, con el colmillo más afilado que sus predecesores, nos ofrecerá un viaje por las cloacas del ser humano.

alt

Como pez en el agua en la sátira, el maestro de origen austriaco siempre supo que, inevitablemente, la fortaleza de la denuncia que un guión esconde es directamente proporcional a la farsa, a lo liviano de las conversaciones, a la superficialidad con la que se expone un hecho de lo más serio. El ridículo como elemento desenmascarador en definitiva.

Y en Primera Plana funciona a las mil maravillas. Una persona va a ser condenada a muerte sin la menor certeza de su culpabilidad y a nadie le importa un bledo. Simplemente ocurre porque un comisario arribista, inepto como él solo, debe contentar a un político corrupto en sus ansias de ganar unas elecciones. Alrededor de ello construye Wilder un 'screwball' de libro. Como en Un, Dos, Tres, agazapado tras las carcajadas inoculadas por este genio de la comedia en un guión vertiginoso, queda patente su mensaje, aún vigente: la sociedad es indiferente casi por naturaleza, egocéntrica hasta el mismo tuétano, compuesta por individuos incapaces de ver más allá de sus propios problemas, por una clase política cuyo único propósito es perpetuarse en el poder a costa de lo que sea y por unos medios de comunicación adictos a la carroña y dispuestos a deformar la realidad según sus intereses comerciales. Con Wilder casi siempre ocurre lo mismo. Tras el buen rato, un sabor amargo acude nuestro paladar cuando las luces se encienden.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Críticas