La verdad es que Antichrist no tuvo mala acogida en España gracias (y no es coña) a los chanantes. Lo que pasó es que no muchos de estos esperaban encontrarse con un falo del tamaño del pimentero de Karlos Arguiñano a los 20 segundos de peli. A ver esta que tal, de momento a MJ se le ve mas de lo que Peter Parker pudo verle jamás.