Me estoy muriendo de la risa ahora mismo tras leer la crítica.