VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     

Listado de videoteca por letra inicial

Enterrado
Escrito por Dr. Manhattan   
Sábado, 02 de Octubre de 2010


Valoración espectadores: 6.11

Valoración de VaDeCine.es: 8

Buried (Rodrigo Cortés, 2010)Título original: Buried
Nacionalidad: España
Año: 2010 Duración: 94 min.
Dirección: Rodrigo Cortés
Guión: Chris Sparling
Fotografía: Eduard Grau
Música: Víctor Reyes
Intérpretes: Ryan Reynolds (Paul Conroy)

Página web
Trailer


Evaluemos la palabra “riesgo” confrontándola a “comercialidad”. ¿Es posible la unión de ambas, o suponen conceptos antitéticos? Posiblemente, y para sorpresa de algunos, no se trate de una disyuntiva del tipo blanco/negro, y puede que el siempre minusvalorado gris haga acto de presencia para clarear la nada desdeñable cuestión.

Sirva la anterior afirmación para establecer un primer acercamiento a una propuesta cinematográfica tan radical como Buried (segunda película de Rodrigo Cortés tras Concursante). Porque si algo sorprende en primera instancia de este film es su improbable punto de partida: un hombre despierta encerrado y amordazado en el interior de un atáud, enterrado vivo. ¿De verdad será capaz el joven realizador español de sostener la trama que gira en torno a sus vicisitudes en ese lugar durante los 94 minutos que dura aquél? La respuesta es SÍ, y en la notable manera que tiene de resolver el profundo dilema entre mantener firme su nada convencional mirada personal y lograr un producto finalmente entretenido y apto para el gran público, radica gran parte de la importancia de este trabajo.

Ryan Reynolds busca escapatoria

Partiendo de un libreto de Chris Sparling conciso, directo y efectivo, Cortés realiza todo un ejercicio de estilo que se pone a su perfecto servicio, limando las asperezas allí donde las hubiera y ensalzando las partes más relevantes con una maestría que diríase que se trata de un director veterano y bien reconocido. En una cinta de estas características, acreedora de una historia mínima (siempre en apariencia, ya que precisamente de su inusitada explotación derivará el interés), el sentido del ritmo es de vital importancia, y resulta muy meritorio alcanzar que éste no decaiga en ningún momento; más al contrario, que la tensión recreada en un espacio tan exiguo y agobiante como el del interior de la caja sea verdaderamente apremiante y, por supuesto, emocionante (e incluso divierta por momentos, ya que del propio horror y obligado patetismo de la situación se deriva un nada complaciente humor negro, premeditadamente hiriente).

No queda un solo recoveco del único decorado empleado que no sea filmado. La cámara se mueve en su interior cual serpiente al acecho del protagonista -y la comparación no es casual-, reptando por las tablas de madera de manera prácticamente imposible con el único objetivo de retratar cada estadio que vive el mismo; el miedo, la frustración, la desesperación, la rabia, la desesperanza... sensaciones que quedan definidas a la perfección, contagiándose inevitablemente el espectador del sufrimiento reflejado en pantalla. Hay un soberbio sentido de la planificación que se traslada en una rica variabilidad de distancias, que van del plano detalle que se obceca en el sudor y la sangre que emana de la carne del individuo a la prolongación más allá de los límites físicos del habitáculo, en un acompañamiento de lento travelling en retroceso que aísla al capturado en un agujero infinito -tanto como lo es su extrema soledad-. Una conseguida filmación que no sería posible sin el extraordinario trabajo de iluminación que hay detrás (en base a un mechero, unas luces artificiales y la pantalla de un teléfono móvil que encuentra el personaje), logrando extraer una incómoda pero necesaria y portentosamente suficiente fotografía; incluso cuando “no la hay” y la pantalla se funde a negro, Cortés aprovecha para inquietar con el sonido (y en general con su banda sonora, rellena de sugerentes temas instrumentales).

Localiza hallazgos

Por último, es de recibo suscribir la interpretación que ejerce Ryan Reynolds. Él es lo que quiere el director en pantalla, y en un caso tan extremo como el que nos ocupa -pocas veces un único actor físico debe hacer frente a la cámara durante absolutamente toda la duración del minutaje-, el peso más llamativo de la narración visual recae de su lado, y lógicamente sin una eficiente caracterización por su parte, la película perdería muchos puntos. La humanización de su personaje y el grado de empatía que forzosamente debe establecer con el espectador están plenamente conseguidos.

Podrían decirse muchas cosas más de Enterrado, que mirasen hacia objetivos metafóricos e incluso metafísicos, y de hecho resulta evidente su visita poco amigable al terreno diplomático/militar, pero ante todo supone una visión nihilista del ser humano en relación al mundo que le rodea, absolutamente ajeno al sufrimiento particular, desentendido de la terrible historia de supervivencia de un hombre. Y ello desde los páramos de un buen thriller. ¿O era terror? ¿No será en realidad más que una desmedida comedia negra? Sinceramente, no lo sé; tan sólo sé que es una gran lección de cine.

Y encuentra el vacío


Compartir
Comentarios (10)
  • barry lyndon

    Ganas de verla aumentando!

  • El fantasma de la guionista

    Sí, señor sí. Es, en mi opinión, de lo mejor que he visto en mucho tiempo. Una lección de buenhacer.
    Una historia que dura mucho más de 96 minutos.
    Un saludo

  • manueldavid ácrata

    Oh yeah, buena peli, lo mejor el final, me dejó con la boca abierta, le puse un 8.

    Saludos.

  • Carmelo, el del Cádiz CF

    Sigo sin verla y preguntándome cómo demonios lo harán para sostener la arriesgada propuesta de rodar todo en un ataúd.

  • Carmelo, el del Cádiz CF

    Totalmente cierto. La intensidad del relato no sólo se sostiene sino que se incrementa notablemente con cada minuto que pasamos enterrados junto a Reynolds. Conseguidísima.

  • vadecinedj

    Así, a día de hoy, ¿Cuántas películas hay mejores que ésta?
    Una pasada. Un sufrimiento. Una pasada.

  • C. Lisbon

    Muy buena, sí señor... quizá no de las mejores. Sin embargo, no me gusta tanto la película en sí como la propuesta. Por fín algo diferente, viniendo de la mano española se agradece bastante. Es necesario innovar y creo que por eso el público está tan contento con ella.
    Mantiene además una buena acción de comunicación, a lo "Juan Palomo", puesto que los propios productores la dieron mucha promoción.
    Frikez del día: en una entrevista el director dijo algo así como "el pobre Ryan llegaba a casa co heridas hechas por estar en la caja... y su mujer le curada", pensé, que maja la Scarlett dándole agua oxigenada en las heriditas... (L)

  • Carlos

    qué morbazo no? la escarlata de enfermera.. tengo pendiente esta peli.

  • barry lyndon

    Efectivamente, muy conseguida y bastante consecuente con sus premisas y restricciones. Es a esto a lo que me refería en la crítica de 127 horas. Atreverse a quedarse ahí, inmovilizado, requiere de gran atrevimiento y talento. Cortés ha demostrado muchas cosas en esta cinta. Cierto es que el teléfono ya da la posibilidad diálogos, que no es poco; pero más allá de esto, la peli funciona a varios niveles..tensión, humor negro, corrosiva crítica...¡¡incluso acción!! Me ha gustado. Notable alto.

  • Sr.Bean

    La vi la semana pasada y me ha encantado. Un solo actor, un solo escenario...espectacular .

    Aunque previsible, poco importa. En mi opinión está realizada de forma excepcional y aunque me suelo regir por la norma de no ver películas de miedo/terror o angustiosas...al final caigo alguna vez. Y aunque pasé todo el metraje tranquilo, los últimos 3 minutos sabiendo que va a pasar exactamente, casi se me sale el corazón por la boca. Me dejó chof.

    Un saludo.

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Críticas