VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     

Listado de videoteca por letra inicial

Dersu Uzala
Escrito por Barry Lyndon   
Jueves, 23 de Septiembre de 2010


Valoración espectadores: 8.33

Valoración de VaDeCine.es: 9

Dersu Uzala (Akira Kurosawa, 1975)Título original: Dersu Uzala
Nacionalidad: Unión Soviética
Año: 1975 Duración: 141 min.
Dirección: Akira Kurosawa
Guión: Akira Kurosawa y Yuri Nagibin
Fotografía: Asakadzu Nakai, Youri Gantoman, Fedor Dobronrabov
Música: Isaac Schwartz
Intérpretes: Maksim Munzuk (Dersu Uzala), Yuri Solomin (Capitán Arseniev), Svetlana Danilchenko (Señora Arseniev)

Trailer


Dersu Uzala, cazador siberiano que diera título al relato autobiográfico de su amigo Vladimir Arseniev, así como a esta película inspirada en él, jamás creería que su forma de vida tuviese nada de especial. De igual modo, tan entrañable personaje no sería capaz de darse ningún tipo de importancia o mérito digno de ser rememorado por las artes. Y sin embargo, su particular esencia, tan necesaria en este mundo, pura armonía primitiva con la Naturaleza, resulta actualmente una admirable rareza en esta especie animal, la nuestra, hoy ofuscada en anteponerse e intimidar a la Madre Tierra y a todos sus habitantes. Una civilización que sólo parece entender el atropello, el abuso y la escasa consideración con el resto de organismos, incluidos los propios congéneres, como único modo de existencia y superación.

Pero no todos fuimos ni seremos siempre así. En un planeta en evolución resultan gratos e inspiradores seres tan puros como Dersu. Un adorable y patizambo siberiano, forzosamente nómada, animista y sagaz cazador, que, lejos de las garras del más agresivo progreso, es capaz de pensar más allá de su propio pellejo. De emanar sincera amistad, máxima demostración de respeto y amor por un prójimo, en este caso hacia el propio Arseniev y su compañía, además de contar con una profunda conciencia de acción/repercusión para con su entorno, sabedor de que sus actuaciones presentes afectarán a otras criaturas en el futuro. Todo un zorro del bosque que, magníficamente construido por el creíble Maksim Munzuk, devora realmente la pantalla. 

De excursión con el bisabuelo de Talant Dujshebaev

Rodada en impresionantes parajes naturales, el maestro Kurosawa supo sacar partido a la belleza y fuerza de una tierra dura e inclemente. Así, el mítico cineasta japonés dedica mimo y talento para presentar la remota taiga siberiana en todo su esplendor y violencia, en su cruda inmensidad, en su potencial terror, regalando una hermosísima fotografía que engalana su pausado ritmo y virtuosa narración dedicada a venerarla. En ella pronto comprobamos cómo el hombre moderno es apenas un niño perdido. Sin embargo, guiados por la pericia del veterano y astuto cazador, el destacamento del capitán Arseniev durante meses de exploración cartográfica aprenderá a respetar cada uno de los elementos naturales, así como al carismático Dersu y al resto de compañeros. Tanto es así, tal es su influencia, que llegado el momento el educado capitán no dudará en ofrecer al nuevo amigo la posibilidad de adaptarse a la moderna ciudad durante su inevitable y triste decrepitud. Un intento por devolver tantos favores y cariño que, en cualquier caso, bien sabe Arseniev que difícilmente podrá pasar de eso, de honrado propósito. Y es que aunque todos aceleren, Dersu y su anacrónico espíritu sólo pertenecen a la salvaje pero noble taiga, pese a quedar a merced de ella en su natural vejez. Claro, que quizás sea ésta mucho menos peligrosa que un nuevo mundo en el que la inocencia y pureza del anciano no son sino una desventaja.

Aunque resulta evidente y tenaz el loable alegato ecologista, el marcado carácter humanista de Kurosawa acaba por imponerse en un relato definitivamente inundado por el sincero y puro sentimiento de amistad entre dos hombres auténticos. De esta manera, es este afecto, encarnado en sus dos personajes principales, el verdadero eje de esta cinta tan hermosa como sugestiva. Así mismo, con tan rico material literario, el cineasta no puede resistirse a construir una deliciosa aventura -una de las especialidades de la casa- repleta de peripecias, emoción y múltiples peligros, constituyendo un valioso referente para el género. Una obra maestra capaz de reivindicar, aunque tuvo que ser lejos de sus fronteras, a un Kurosawa incomprensible e injustamente tildado de autor en decadencia por aquel entonces. A un genio cinematográfico sólo a la altura de los más grandes, bien reconocido en éste, su regreso, con el merecido Oscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa en 1975. Un gigante al que, como todos hoy sabemos, aún le quedaba mucha magia en su tarro de las esencias.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Críticas