VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     

Listado de videoteca por letra inicial

El Príncipe de Egipto
Escrito por Barry Lyndon   
Domingo, 27 de Julio de 2008


Valoración espectadores: 7.71

Valoración de VaDeCine.es: 8

ImageTítulo original: The Prince of Egypt
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 1998 Duración: 99 min.
Dirección: Simon Wells, Steve Hickner, Brenda Chapman
Guión: Kelly Asbury & Lorna Cook
Fotografía: Animación
Música: Hans Zimmer
Intérpretes: Val Kilmer (Moisés), Ralph Fiennes (Ramses), Patrick Stewart (Faraón Seti), Sandra Bullock (Miriam)

Trailer


Hubo una época en la que Disney era el dueño y señor (comercialmente hablando) del cine de animación; en la que ningún otro producto de dibujos animados asomaba la cabeza exceptuando al japonés, que en nuestro país sobre todo consumíamos en formato serie, con notable éxito, eso sí, pero que aún no había calado profundamente como el género de culto que hoy en día es el anime. Aquel reinado empezó a tambalearse cuando emergió en el mercado Dreamworks, con películas como su elaborada y novedosa  El Príncipe de Egipto en 1998. El salto evolutivo generado por ordenador que proponían cintas como la sujeto de esta crítica o Antz , hacía temblar los cimientos de la soberanía de Walt Disney, que llevaba años facturando productos muy seguros en taquilla pero incapaces de conquistar los corazones del espectador (con agradables excepciones como Toy Story y la asociación con Pixar).

El nuevo gallo en el corral estaba abanderado por el rey Midas Spielberg, y eso siempre es mucho decir. La película era valiente, más diseñada para adultos que para niños, y contenía una historia violenta y cruda basada en el Éxodo de los judíos de Egipto, liderado por Moisés, protagonista de la obra.

Image

La animación resulta muy realista y llamó poderosamente la atención del público que veía al fin un film de dibujos animados menos infantil. No renuncia al musical tan relacionado al género, pero sí se apreciaba la diferencia con las habituales bandas sonoras Disney, contando con Hans Zimmer (aclamado un par de años después por Gladiator) como compositor.

El Príncipe de Egipto diseña su libre adaptación de este pasaje de la Biblia para hacerlo funcionar como film, y realmente lo consigue porque fundamentalmente traza muy bien a los dos personajes principales y su dramática relación: Ramsés, presionado heredero al trono, y Moisés, judío rescatado de las aguas por la familia del Faraón y educado como hermano del primero sin conocimiento de su origen. Ambos en su juventud gozan de la vida y los privilegios de su estatus, disfrutando, jugando y creando una relación de afecto fraternal, en apariencia inquebrantable. Pero todo cambia cuando Moisés conoce la verdad de su naturaleza hebrea y comprende la atrocidad de la esclavitud de un pueblo que, ahora sí, entiende como el suyo. Tras un incidente cuando Moisés intenta frenar los latigazos propinados a un esclavo, el joven huye al desierto y allí encuentra una nueva vida entre los nómadas.

La segunda parte de la historia se desarrollará años después. Mientras Moisés ejerce como pastor en su nueva vida, Dios se le revela para que apoyado por poderes divinos libere al fin al pueblo judío de su tormento entre las pirámides. Es entonces cuando la historia y el dramatismo cobran fuerza en la cinta, pues a su vuelta a la corte, Moisés encuentra a su querido hermano Ramsés convertido en Faraón y nuevo  tirano de sus congéneres. La frase "las cosas no pueden ser como antes", pronunciada por el libertador, y la inflexibilidad de un joven Faraón, quien no desea "ser el eslabón débil" de su saga, marcan la dolorosa lucha que ambos sostienen hasta la completa liberación de los judíos tras el azote de Dios con sus famosas plagas sobre Egipto.

Image

Sin duda, este enfrenamiento entre dos hermanos que se aman y el hacer comprender los motivos que mueven a cada uno de ellos en su lucha desde el inicio de la trama, es el gran acierto y la base de la emotividad de una película que no sólo destaca por su técnica de animación, sino también por un eficaz guión capaz de mantener el drama in crescendo.

El Príncipe de Egipto, debido a su dureza para el público más joven y al difícil acceso que tiene cualquier film de dibujos animados entre los adultos, quedó ligeramente en tierra de nadie en cuanto a aceptación por edades. No obstante, su éxito fue palpable y se ha ganado un sitio de privilegio en el género, lo cual es digno de elogio y admiración.


Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Críticas