VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     

Listado de videoteca por letra inicial

Los cronocrímenes
Escrito por Dr. Manhattan   
Viernes, 25 de Julio de 2008


Valoración espectadores: 6.91

Valoración de VaDeCine.es: 7

Póster de Los cronocrímenesTítulo original: Los cronocrímenes
Nacionalidad: España
Año: 2008 Duración: 88 minutos
Dirección: Nacho Vigalondo
Guión: Nacho Vigalondo
Fotografía: Flavio Martínez Labiano
Música: Eugenio Mira
Intérpretes: Karra Elejalde (Héctor), Candela Fernández (Clara), Bárbara Goenaga (chica), Nacho Vigalondo (chico), Juan Inciarte (Héctor ocasional)

Página web
Trailer


Película atípica en el cine español ésta que nos ocupa, por cuanto la extrañeza de su historia y los resultados de la misma, gratamente sorprendentes para ser el primer paso en el largo de un director bien considerado en el corto -al menos eso hemos de suponer al tener en cuenta que ha sido el segundo español, tras el tapado pero talentoso Juan Carlos Fresnadillo, en optar a un Oscar en esta categoría por su trabajo 7:35 de la mañana, lo cual no tiene por qué implicar un prestigio crítico sino más bien una fama que ya de por sí supone bastante en el escaso, por triste e injustamente desconocido, mundo del cortometraje español-.

Se trata de una película sobre el tiempo y su enredamiento, una suerte de simpático desbarajuste que le causa más de un problema a un pobre hombre caído en desgracia (Karra Elejalde) que, sin quererlo, se ve envuelto en una enrevesada e increíble trama en la que él mismo tomará parte activa para luchar contra su propio destino, un devenir alterado por el personaje interpretado por el propio Nacho Vigalondo (una paradoja nada extraña teniendo en cuenta sus anteriores trabajos), proyectándose de esta manera su alargada sombra tras las cámaras también en el reflejo de las mismas, algo en lo que sin duda se gusta y se sobra, siempre en su particular estilo.

Imagen de Los cronocrímenes

Una forma de hacer las cosas que juega a desorientar al espectador, a sorprenderle, a descolocarle como ya hiciera en el mencionado corto, donde de una situación aparentemente normal surge la anormalidad que él mismo promueve -delante y detrás de nosotros como antes decía-, adherida a ciertos parámetros que bien podrían lindar en el surrealismo; y como también impulsara en Choque, su siguiente trabajo de corta duración más conocido, donde el humor -siempre grueso, despojado de cualquier signo de sofisticación, que por otra parte nunca es pretendida por el autor- brotaba de una situación de lo más absurda, consecuencia directa de la peculiar forma de actuar de un personaje tonto. Todo ello se constata en su primer trabajo de larga duración, en la que la definición de los personajes es sencilla pero efectiva y consecuente con ese su universo tan particular, tan alocado y genuino al mismo tiempo; nos pueden parecer más o menos despabilados, mejor o peor interpretados (más dudas tengo a este respecto), pero me parece que en la pantalla son exactamente lo que Vigalondo quiere que sean, y eso es algo que no todo el mundo puede decir.

Pero no todo son perfiles mejor o peor avenidos. Existe un sentido del misterio bien conseguido, al menos hasta bien avanzada la película, que hace que el espectador permanezca incrédulo, modélicamente extrañado, sin saber muy bien ante qué clase de artefacto se encuentra y qué grado de extrañeza se le puede atesorar. Porque a pesar de la aparente complejidad de la trama -que en el fondo no lo es tanto, baste un poco de ojo para darse cuenta de ello una vez que se nos destapa el asunto-, de la poco convencional historia, el director sabe desenvolverse correctamente y la cierra de manera coherente, cuajando así un guión, como poco, inteligente y que sin duda sabe llevar a imágenes en consonancia con su enigmática línea. Falta la explicación fundacional del embrollo, su nacimiento, pero quizás hubiese sido algo que desentonase en el conjunto.

Compartir
Comentarios (3)
  • Rolo Tomasi

    Me dejó una sensación agridulce. Por un lado me pareció una historia magnífica, con un puntito sentimental (que siempre agradezco en una buena peli), pero me pareció que se le podría haber sacado más jugo a los actores.

    ¡Qué grande la canción de Blondie (y eso que el día de antes no los vi en el Summercase :P ) y, sobre todo, cómo está utilizada en la película!

  • barry lyndon

    Algunas ideas interesantes, pero no termina de cuajar. No entiendo la actitud de Hector 1, se pasa de curioso y toma decisiones muy muy raras para que avance el cotarro. Además, tiene evidentes problemas con el ritmo y las actuaciones me parecen muy flojas. Vigalondo no debería aparecer más en sus pelis, es director prometedor pero no es actor, y Karra Elejalde está más muerto que la muerte, si es que algún día estuvo vivo. Pero vamos, que se deja ver, sin pasarse, en mi opinión.

  • Dr. Manhattan

    Pues Karra Elejalde es al que recuerdo yo más espabilado de todos... Es que tiene una manera de actuar muy peculiar, y además yo creo que lo hace tal cual le indica Vigalondo, para reforzar el componente extraño que su personaje tiene adherido toda la película; no creo que esté mal.

    Y hombre, es un guión algo enrevesado, pero yo creo que funciona bastante bien más allá de que pueda tener algún fallo o inconsistencia puntual; me parece uno de los mayores alicientes de la peli. Y es arriesgado (sobre todo si lo comparamos con el rancio panorama español actual), cosa que a mí me parece que hay que aplaudir.

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Críticas