VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     

Listado de videoteca por letra inicial

Cinco Condiciones
Escrito por Error Humano   
Domingo, 23 de Agosto de 2009


Valoración espectadores: 5.50

Valoración de VaDeCine.es: 7

ImageTítulo original: De Fem Benspaend
Nacionalidad: Dinamarca, Suiza, Bélgica, Francia
Año: 2003 Duración: 90 min.
Dirección: Jorgen Leth, Lars von Trier
Guión: Jorgen Leth, Lars von Trier
Fotografía: Kim Hattesen, Dan Holmberg
Música: Varios
Intérpretes: Documental: Claus Nissen (The Perfect Man, 1967), Majken Algren Nielsen (The Perfect Woman, 1967), Jorgen Leth (él mismo, el Obstruido), Lars von Trier (él mismo, el Obstructor)
Trailer

 

Aquí, en nuestra querida España, no hace mucho que gozamos de cierta -la justa- libertad creativa. Apenas a la vuelta de la esquina de nuestra historia acechaba la temida censura, que, aunque para muchos incautos era aquel organismo que les obligaba a peregrinar más allá de los Pirineos para ver una teta, en realidad cumplía función de adoctrinamiento religioso y patriótico. En su conservación de la moral, buscaba impedir cualquier manifestación que escapase a los valores de su pensamiento único. Sin embargo, y para nuestra fortuna, realizadores plenos de ingenio, como Berlanga o Juan Antonio Bardem, esquivaban la tijera con agudos recursos y eufemismos. De esta época datan maravillas como Plácido, El Verdugo o Muerte de un Ciclista, portentos de la sátira y la denuncia enmascarados bien tras la comedia, bien tras el simbolismo. No deja de resultar curioso que, finiquitada la dictadura y eliminado así el filtro doctrinal, algunos de estos audaces autores firmasen obras, aun talentosas, menores con respecto a las anteriores. Era, acaso, la obstrucción, la falta de libertad, la que obligaba a artistas de todo ámbito al ejercicio de audacia y sutileza, guiándoles hasta la máxima expresión creativa.

A grandes rasgos, este ejemplo ilumina la razón de ser y el eje teórico de gran parte del cine de Lars von Trier, desde su empecinamiento por el Dogma hasta la perpetración del documental que nos ocupa, Cinco Condiciones. El fin no es otro que librarse del adormecimiento cultural que la industria del cine marca a golpe de tópicos y cánones narrativos. En este sentido, afirma el realizador danés que la restricción activa la mente y, afortunadamente hoy libres de represión externa en nuestra sociedad occidental, aboga por el voto de castidad para el artista como vehículo hacia el ingenio.

 

Image
El píxel digital sobre el Obstructor.

Así, en este experimento, el juguetón cineasta desempeña el rol del pérfido examinador que pone a prueba al veterano Jorgen Leth, codirector de la película. Trier planteará una serie de obstáculos, retando a Leth a rehacer, en base a las dificultades añadidas, un antiguo cortometraje propio, El ser humano perfecto (J. Leth, 1967), buscando maximizar su creatividad con cada nueva versión. Tras este telón, Trier aguarda una segunda intención que se irá desvelando progresivamente: llegar a descubrir al Leth persona, desnudarlo para conocer su verdadera condición. Así, a través de las zancadillas propuestas buscará guiarlo a un punto concreto. Aquél donde se pierde la perfección y surge la humanidad.

Aunque en el tira y afloja con Leth, el autoproclamado “Von” satisfará una vez más su exacerbado ego, sobre todo dará muestras de ser un buen jugador, dispuesto, como en su cine, a aceptar y respetar las reglas del juego hasta el final. Conoceremos aquí, y es éste uno de los puntos más atractivos del documental, a un von Trier distendido, maquiavélicamente simpático, adentrándonos un poco más en su particular sentido del humor, carácter más presente en su filmografía de lo que en un principio pudiera parecer.

Image
Jorgen Leth, hecho cartoon, afeita como puede las obstrucciones de Lars.

Sin restar un ápice de validez a la sugestiva indagación, para ser sincero, creo sería más osado explorar las consecuencias de las limitaciones a través de largometrajes al uso, pues se antoja poco representativo el formato corto, donde apenas un boceto interesante puede salvar los muebles sin llevar el ingenio al pretendido límite. Evidentemente, como ejercicio de síntesis, validamos los cinco cortometrajes propuestos para inferir ciertas conclusiones sobre la original e interesante reflexión, remitiendo, para un análisis más completo, a ejemplos reales: ya sean forzosos, como la mencionada El Vérdugo, o voluntarios, como Los Idiotas del propio Trier o Celebración de Vinterberg, pertenecientes ambas al restrictivo cine Dogma.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Críticas