La elegancia de El Jardinero Fiel debería estar en ese fantástico e interminable monólogo de Berto que incluye a Pep Guardiola y George Clooney.
Si Rachel Weisz no enamoró al 95% de los hombres que vieron la película, este mundo no tiene sentido.