jajaja este Tyler sigue en forma, me ha encantado el epílogo.